15 RÍAS, UN ECOSISTEMA ÚNICO

Míralo… Llega como siempre con timidez pero hermoso. Con su estética y su cálida atmósfera marina. Ya ves. Cuando las olas devuelven a la tierra su paz de playa, aparece doblando la última hoja primaveral del calendario. 

Se acerca el verano y una semana de sol espléndido se asomó desde el cielo limpio, invitándonos a mirar al mar en busca de los sueños perdidos.

Así que hemos de subir a los miradores atlánticos y cantábricos para que aprecies como la sal de la vida de nuestros dos mares se funde con el agua clara de los mil ríos, creando el mayor patrimonio biológico de la Europa marinera.

Las Rías de Galicia son de placentero navegar entre bateas e islas sobre un sinfín de tesoros ocultos. He aquí un ecosistema diferente que también espera ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

AL NORTE

Las Rías del Norte ofrecen al viajero una estampa de agua mansa deslizándose suavemente sobre la arena blanca de una gran playa o el espejo de plata por donde navega la gamela marinera a flor de agua. Es la estampa tópica. Pero además se asientan junto a ellas espacios únicos,  puertos, fortalezas y enclaves naturales que dan lugar al eterno debate entre la historia y la leyenda.

Las Rías del Norte son antes ríos de ilimitada hermosura,  porque generan el espacio protegido: El estuario de juncos, la fraga, la cascada… Lugares intensamente verdes entre el agua clara que nos invitan a disfrutar de los placeres de la calma.

Todas ellas conforman diferentes ecosistemas, convertidos en espacios naturales protegidos, al margen de la riqueza que aportan sus aguas y sus fondos marinos.

El mar de horizontes perdidos en su propia inmensidad y el que se queda para descansar en la playa abierta de verdiazules olas sobre el ocre de la arena… o para onstruir catedrales.

Es la diversidad de ecosistemas únicos en el mundo que, insisto, merecen ser Patrimonio de la Humanidad.

EN LA COSTA DA MORTE

Ya sabes que la llaman Costa da Morte por su vinculación a las muchas tragedias que tuvieron lugar entre Las Sisargas y Fisterra, donde el Atlántico protagoniza sus días de furia y crea al mismo tiempo el escenario natural más bello de los dos mares gallegos.

Muchos naufragios perviven en la memoria de los viejos mariñeiros de puertos como Corme, Camariñas, Muxía o Fisterra; y es abundante la bibliografía que recoge tanto siniestro marítimo en tan pocos kilómetros de litoral.

La belleza del paisaje y el misterio de lo trágico merecieron tan bellas palabras como las que escribió Cesar Antonio Molina:

Ir a la Costa da Morte es un viaje elegíaco al territorio del mito”.

Pero en la Costa da Morte desembocan tres rías de especial interés ecológico que nunca pasarán desapercibidas al viajero curioso, porque son las que generan los tres grandes estuarios, magníficos por su ecosistema y por la belleza de su paisaje…

El Río Anllóns crea la Ría de Ponteceso por la que paseaba el bardo Pondal, autor de nuestro himno. El río Grande da origen a la Ría de Camariñas y Muxía, con hermosas playas como a de O Muiño, que busca refugio de los vientos del norte. Y el Río Lires es el creador de la pequeña ría de su nombre, que cuando llega al Atlántico descubre a su derecha una de las mejores playas de este grandioso lugar, el arenal de Nemiña.

LAS RÍAS BAIXAS

Dicen que en las Rías Baixas se construyó el Paraíso, por eso es la zona más turística de Galicia. Para conocerlo hay que navegar en busca de los espacios protegidos, donde las islas dibujan su dorado horizonte.

Frente a ellas, el mar besa una y otra vez la interminable costa de playas de agua limpia, que esperan la llegada del cálido verano, de marea en marea.

Hay también un mar de arena en el parque natural, fruto del misterioso amor entre la tierra y el viento en la playa bonita de Punta Carreirón, el espacio protegido; y faros que envían estrellas hacia el sol para contarle que aquí encontrará la vida.

Entre la costa de Vigo y el Monte Louro hay cuatro rías que preservar y que piden a gritos ser declaradas Patrimonio de la Humidad.

Porque además, dicen que fue la mano de Dios quien las creó al apoyarla sobre esta tierra… La ría de Muros-Noia… La Ría de Arousa… La Ría de Pontevedra… Y la Ría de Vigo.

UN ECOSISTEMA IRREPETIBLE

Se escucharon voces universitarias para definir la importancia de las rías gallegas como ecosistema único en el mundo. Desde la Facultad de Ciencias del Mar –donde trabajan los investigadores marinos de mayor prestigio en Europa- se dice que…

—- Las condiciones de las Rías de Galicia son irrepetibles en cualquiera otra parte del planeta.

Tanto los investigadores de la UVI como la sociedad en general, aspiran a que el uso social y económico de los recursos se desarrollen de forma armónica y su sistema de desarrollo convierta ese ecosistema en Patrimonio de la Humanidad.

Porque se trata no solo de las Rías, sino de un sinfín de estuarios, playas arenosas, cordones dunares, marismas y llanuras de marea que suman casi mil kilómetros de ambiente costero.

Estos lugares son refugio de una importante fauna y ofrecen la posibilidad de descubrir las claves ecológicas y geomorfológicas que operan en estos medios.

Además, las Rías y los enclaves que encierran en sí mismas constituyen el paisaje gallego de más valor, tanto desde el punto de vista científico como económico.

(11) Comentarios

  1. Un trabajo bien hecho. Las rías de Galicia no solo son paisaje y playas, son un ecosistema como no hai otro en el mundo que merece protección especial y eso se consigue si las declaran Patrimonio de la Humanidad. Enhorabuena porque la web esta cada día mejor.

  2. Las rías de Galicia son palabras mayores. Por los frutos que nos dan y porque son pequeños paraísos creados por la propia mano de Dios, de ahí que no haya nada igual.

  3. Son de Baralla, ven o interior, pero teño que recoñecer que as Rías ben merecen que as nomeen Patrimonio da Humanidade porque cumpren todolos requisitos.

  4. Nuestras rías son la vida. El lugar de nuestro reposo y al mismo tiempo la riqueza de un amplio sector de nuestra pesca. Son una maravilla y me alegro de que se refleje tan bien aquí su importancia.

  5. Y eso sin tener en cuenta que el turismo escaralló zonas preciosas de las Rías Baixas, como por ejemplo Panxón y Playa América, con cientos de segundas viviendas en el litoral y una superpoblación en el verano que acaba con todo.

  6. Aún quedan lugares y rías maravillosas que conservan su ecosistema intacto, como por ejemplo la ría de Lira y en general todas las de la Costa da Morte. Son mis preferidas.

  7. La ría mas recomendable es la de Arousa. Playas bellísimas, calmosa para navegar incluso los «intrépidos». Luz… especial. Pulpo, almejas y mejillones sabrosos. Centolla, nécora, camarón, santiaguiño. Islas de ensueño para romper la monotonía del agua… Bueno, los que no hayáis ido no sabéis lo que es perdéis.

  8. Cuidado con tanto decir que el turismo es básico en Galicia. Las Rías Baixas pueden reventar este verano y la pandemia sigue activa y con fuerza en todo centro peninsular. Como caigan por aquí todos vamos de cráneo. Un rebrote del coronavirus haría retroceder a los demás sectores económicos. Quiero llamar vuestra atención sobre un hecho importante: los hosteleros daban por perdida la temporada y se conformaban con las ayudas; el domingo las reservas en hoteles españoles aumentaron un 141%. Me encanta que vendáis tan bien el país, pero estos días hay que andar con la mosca detrás de la oreja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *