A CORUÑA DE CRISTAL

La mítica Torre de Hércules, el Faro Patrimonio de la Humanidad.

   “…Lo que algunos quieren llamar y decir, es que había aquí un gran espejo donde se aparecían las naves que en alta mar y más lejos navegaban… y que por engaño, los ingleses lo hurtaron para tomar la Ciudad. Pero este es cuento viejo.  Porque lo que había en la Torre, era una luz o lumbre que se hacía para guiar al puerto a las naos que de noche venían.  Llamábase la Torre del Faro, por el farol o señal que tenía.Y esta Torre, de tan grande altura y antigüedad,  junto a la ciudad a la orilla del mar…  ¡Es cosa maravillosa…!”

(Bartolomé Sagrario de Molina. Año 1549)

LA CIUDAD DE LA LUZ

      La luz crea aquí la belleza esencial  del paisaje marino. Espejos de oro y estrellas de plata dibujan los horizontes de una ciudad rodeada de mar. Y es la luz quien proyecta sobre las olas la pasión de sus habitantes.

     El mar es Atlántico.  Playa céntrica de salitre y aguas sanas, bien yodadas. También puerto. Faro de leyendas… Y legendarias “furnas” donde  habitan las sirenas.

     La Ciudad de la Luz recibe también la luz de cristal de sus galerías románticas en la hora de la calma, que es tiempo de paseo contemplando cómo se mece la tarde sobre el océano…

     Al final,  la misma tarde permite que las serpientes de colores conquisten el espacio para que comience a escucharse el latido de la noche.

     Brilla la magia urbana en forma de bombilla. Se iluminan los nuevos símbolos… 

    Y A CoruñaCiudad de la Luz,  se torna cervecera, apasionada, y divertida.

Ninfa

    “Las grutas costeras tienen prestigio mágico. Es casi inimaginable su existencia sin un elemento maravilloso. Extraños corredores al lado del mar o cuevas rocosas, conducen a los dominios del misterio. En la costa de Coruña, inmediata a la playa de Pelamios, existe una “furna” que tiene leyenda:  Una sirena atraía con su canto a los navegantes. Dejaba oir sus melodías desde la gruta. Y los marinos encaminaban sus embarcaciones hacia la tentación irresistible. Y allí, por fatal hechizo, perecían los barcos estrellados.  La “furna” tomó el nombre de “La Sirenita”.

(Miguel G. Garcés)

LUZ DE MAR

El paseo romántico frente a sus galerías....

      A Coruña no se concibe sin su mar. Tiene vocación de isla y lo sería si la ciudad prescindiese de uno solo de sus cuatro costados.  Además, penetra en el océano enfilando la “proa” hacia el infinito Atlántico.

     Por eso Wenceslao Fernández Florez la definió como la ciudad-barco.

     Y es la luz de este mar la que ilumina sus mejores paisajes y sus principales atractivos:

    Su faro, sus parques a pié de mar, sus paseos marítimos, sus playas y sus puertos.

    El mar refleja su más bella historia en el entorno de la Torre que llaman de Hércules.

     Al lado del mar se crearon espectaculares lugares para el ocio y paseos de salud para el disfrute de los ciudadanos, que conducen a las mejores playas urbanas, principal atractivo para el turismo de veraneo.

     Desde el mar crecieron los puertos: además del Pesquero, el Puerto Comercial… El gran Muelle Trasatlántico… Las Dársenas Deportivas

…  Y en el límite entre la costa coruñesa y el inicio de la Costa de la Muerte, en Punta Langosteira,  el Puerto Exterior se abre al futuro para ser el gran puerto-refugio que evite tragedias ecológicas como la del “Prestige” o la del “Mar Egeo” y permita liberar espacios para uso público en el actual recinto.

Playa de Riazor de noche

LUZ DE FARO

         Tres torres miran al cielo desde la Ciudad de la Luz. Son tres símbolos de la historia y de la modernidad de A Coruña. Las tres se asientan junto al mar:

         La Torre de Hércules. Construida por los romanos en el siglo II después de Cristo como faro de navegación, reconvertida en fortificación en la Edad Media y restaurada por el arquitecto Amaro Antune en el 1692, es el más popular de los símbolos coruñeses, que mereció, como te decía, ser nombrada Patrimonio de la Humanidad.

        La Torre de Control Marítimo y Centro de Coordinación de Salvamento es el nuevo “gran faro” de los nuevos tiempos, el que evita tragedias y vigila que todo vaya bien en toda la costa gallega.

        Y la “Torre del Milenio”,  el símbolo del nuevo siglo, es la Torre del Arte en la que se ve representada una ciudad culta.

Torre Millenium  Torre de control marítimo

Torre de Hercules antigua.

        A Coruña es también la Ciudad de los Museos y en ellos se reflejan también pasado y presente.

         Frente a la Torre, el Museo Arqueológico nos permite también un viaje al pasado.

        En el Orzán, la Domus o Casa del Hombre es el primer museo interactivo del mundo que trata de forma global y monográfica el ser humano.

        Y en el punto más alto de la Ciudad de la Luz, el Planetario y la Casa de las Ciencias ofrecen múltiples y permanentes actividades para la educación científica. En el Planetario, puede reproducirse el cielo tal como se ve desde cualquier punto de la Tierra, y también las posiciones de los planetas en cualquier fecha del siglo.

       Tres símbolos y tres grandes centros museísticos que definen pasado y presente de esta Ciudad de la Luz.

La Casa de las Ciencias de A Coruña.

     Es Alfonso X quien atribuye a Hércules la fundación de A Coruña. Para el Rey Sabio, “Hércules es un héroe de la libertad y enemigo de la opresión. Un semidiós justo que va por el mundo ayudando a los débiles. Un mito que vence a las tinieblas, al mal y a la muerte.” Así describe a Hércules en su “Crónica General”, aceptándolo incluso como verdad histórica, que no como leyenda…Por esto la Ciudad de la Luz es también la ciudad herculina”.

 

LA LUZ DEL HOMBRE

Se enciende la luz del hombre en el Orzán.

     El mediodía y el atardecer invitan a terracear. A Coruña tiene sus más tradicionales terrazas en la zona de A Marina, bajo los soportales. Aunque la modernidad las reparte por toda la ciudad y por sus jardines.

     Están aquí, bajo las galerías, las más antiguas. Son baretos, cafés, pubs, lugares de encuentro y tertulia. Y bares-restaurantes de tapeo fácil y sabroso, los más concurridos por los turistas de a pié, en verano, que es cuando se terracea.

     Los coruñeses se quejan del euro, que ha subido los precios del café y hasta de la cerveza elaborada en la propia Ciudad de La Luz. Los hosteleros también se quejan por la crisis. Y los visitantes –sobre todo los de otros países europeos- dicen que terracear aquí es mucho más barato que en París, Londres o Berlín.

     Además, en estas terrazas nuestras, siempre se acompaña el vino o el refresco con algo muy sabroso que llevarse a la boca.

Llegan los barcos a puerto...

       Porque el pequeño pesquero acaba de llegar de la mar. Trae a bordo pescado y marisco sabroso que va a ser subastado en una de las más importantes lonjas. Será donde lo compren los mayoristas para distribuirlo a las plazas de abastos de toda España, a supermercados y grandes superficies.

      Al final terminará siempre en la mesa de un buen restaurante. En A Coruña y su área metropolitana hay medio millar para elegir.

Cigalas en la Lonja

LUZ DE CRISTAL

Para botón de muestra, un edificio en La Marina.

      A Coruña es también la “Ciudad de Cristal”. Lo es, primordialmente, por sus galerías modernistas, el mejor mirador urbano de su espacio portuario y atlántico.

      Estas sus hermosas galerías están todas relacionadas con el mar, porque fueron los “carpinteiros de ribeira” de los pequeños astilleros coruñeses, los primeros en hacer tales construcciones delante de las fachadas de los edificios, descubriendo ellos esa peculiar arquitectura de madera y cristal.

      Fueron construidas  para recibir la especial luz atlántica, el sol refulgente de la primavera y el otoño, y el menos intenso de los inviernos. Y para evitar que la humedad penetrase  en las más nobles dependencias de los edificios.

     Claro que en la nueva arquitectura de A Coruña aparecen nuevos elementos de cristal, que ya no galerías de madera modernistas… Pero siguen teniendo el carácter propio de una ciudad que busca aprovechar esa luz de mar que la hace aún más hermosa.

    La Luz de Cristal es otra característica urbana de A Coruña. Viejas y nuevas edificaciones siguen rivalizando en las zonas más bellas de su fachada marinera.

Otro buen ejemplo del arte de los maestros carpinteros.

     “Había ya en la Coruña medieval, para hombres,…  sastres y tejedores. Y ya eran diferentes los sastres que hacían los mantos,  de los que confeccionaban los vestidos. Y estos últimos, de los que se conocían por remendones.  Los vestidos femeninos eran de lino, lana y seda. También era muy apreciada una mezcla de hilo y algodón llamada fustán o bombasí. La seda era el tejido preferido por las grandes damas…  Se conocían ya entonces, en el siglo XII, el moaré, el tafetán y el brocado… La tradición textil de Coruña viene pues de muy antiguo…”

(Wenceslao Fernández Flórez)

LUZ DE VANGUARDIA

       Es Coruña ciudad de moda con luces vanguardistas en los sectores empresariales más creativos y en el mundo de la cultura.

       En esta capital late el corazón de la iniciativa empresarial más importante del sector textil. Nombres como Inditex, Caramelo, Kina Fernández, Olga Ríos, etc. han proporcionado muchos días de gloria a Galicia en las pasarelas internacionales, en el mundo de la moda.

      Es también ciudad de encuentro para la nueva cultura: para las artes plásticas, la música o las letras. Con iniciativas únicas como el Salón del Comic, festivales de gran  importancia como el Mozart y una gran actividad cultural permanente.

      La coruñesa, es una sociedad de vanguardia… incluso cuando el país está en recesión.

LUCES DE PASIÓN

Una cervecita, por favor...Salon del Comic

    Como te decía, los coruñeses son cerveceros sobre todo  cuando las sombras de la noche asoman sobre la Ciudad de la Luz.

     Debe de ser porque, según escribió Gonzalo de Berceo-, “la cerveza es una invención celta que fabricaban las mujeres desde muy antiguo, de gran uso también entre los germanos”.

     Aunque otra leyenda dice que fue Santa Brígida, reina de Suecia, quien convirtió el agua en cerveza; todo un milagro.

     Celta o sueca, la cerveza es elemento indispensable del paisaje urbano de A Coruña… Como en otras ciudades gallegas lo es el vino de la tarde.

     Por eso la cerveza que aquí se elabora, tiene hoy fama en toda España.

              El lusco fusco.

     A Coruña es una ciudad que apasiona y los coruñeses son gente apasionada. Llevan los símbolos en el alma y viven intensamente cuanto aquí se celebra. Ya sea un acto cultural, una corrida de toros o un partido de fútbol.

     El futbol es el deporte que hace vibrar a la masa y el Depor despierta más pasiones que nadie… En los momentos dulces y en los amargos… En las victorias y en las derrotas, como la sufrida esta temporada.

    Y el segundo deporte es el hockey a patines, que convoca a varios miles de aficionados también apasionados. El Liceo es el equipo y sus éxitos le han llevado a la elite mundial. Este año es campeón de la liga española.

    Hay coruñeses que también despiertan pasiones:

    Como Arsenio Iglesias, aquel entrenador del SuperDepor. Rosa Cedrón, la nueva musa del folk. O como Xoel, cantautor pop muy conocido más allá de Galicia.

    Dicen que A Coruña es ciudad con flema británica desde que el general John Moore, enterrado en el Jardín de San Carlos, protagonizó la batalla de Elviña, en la que no hubo ni vencedores ni vencidos. Moore es uno de los ídolos históricos de la Ciudad de la Luz.

    Y también despierta pasión histórica María Pita, la heroína que desde el Castillo de San Antón rechazó la invasión del pirata Drake.

    Como Breogán, caudillo victorioso en todos los combates. O Hércules, legendario fundador de la ciudad.

    Pero lo que más conmueve de esta capital es sin duda la luz atlántica del atardecer, cuando sol y luna se apasionan sobre el mar. Porque…

Nocturno en San Andrés

     Son cómplices las luciérnagas que nadan sobre la bahía y la sombra de los barcos en el puerto, para disfrutar de la hora del glamour.

    Una cena íntima en el restaurante con balcón al mar supone un repaso a la mejor gastronomía tópica que es la más típica.

    Un paseo buscando la colaboración del paisaje marinero… despertará nuevos deseos. Y la última copa de madrugada apagará tu sed junto a la gente más divertida.

    Por fin, las luces se apagarán y la ciudad dormirá. Pero solo hasta mañana.

LUZ DE COSTA

Lusco fusco en la playa de Nemiña, Costa da Morte.

          Las costas de A Coruña provincia comprenden el litoral que se extiende desde el el Cabo Fisterra hasta la Estaca de Bares. Es una tierra de leyendas acerca de ciudades sepultadas, de curanderos que obran milagros, de supersticiones y grandes devociones.
          Es un territorio salpicado de iglesias románicas, pazos, castillos y monumentos megalíticos rodeados de una naturaleza generosa. Estás en el confín de Europa, donde el mar golpea un paisaje de acantilados abruptos, islotes y peñascos inmensos que sirven de protección natural a una tierra codiciada por su riqueza.  La saquearon, a lo largo de los siglos, vikingos y piratas; las escuadras inglesa y francesa. También fue escenario de naufragios y hundimientos, pero hoy por hoy es símbolo de vida.
         El mar de A Coruña baña una tierra poblada desde la antigüedad por gente esforzada y generosa que ha sabido extraer lo mejor que le ofrecía una naturaleza exigente y ha desarrollado una cultura, en torno a ella, que le hace vivir con intensidad un tiempo que se desgrana lentamente.

LUCES DE INTERIOR

         Te invito a cubrir conmigo el trayecto final de esta semana en A Coruña provincia, para que conozcas cuatro lugares de su interior que son mis favoritos entre los favoritos. Mojados por la lluvia de primavera, cuando apenas hace unas horas que entró el verano, su belleza cobra un brillo especial.

La ninfa de mi bosque encantado.

        Seguramente tú te reconocerás en ellos y revivirás cuentos de niño en ese lugar fulgurante en el que nace el agua que da origen al río, ese mismo que los santos bendicen porque son sus aguas quienes regarán los campos sementados.

        En esos ríos donde las meigas de nuestros sueños infantiles peinan sus cabellos. Ellas harán posible que la morriña abandone esta vez la piel verde de la Tierra.

LUZ DE FRAGA

La Fraga

      Mi bosque es la Fraga del Eume la que nos cautiva y el curso fluvial que seguimos para llegar a ella, lo que nos entusiasma.

      Es uno de los más emblemáticos bosques atlánticos europeos, con nueve mil hectáreas de naturaleza viva.

      Desde el embalse, en su descenso, encajonado entre la frondosidad de la flora, provoca el Eume mil contrastes. Los hallarás a medida que nuestros pasos busquen el monasterio de Caaveiro, testigo del tiempo pasado y mítico lugar sagrado que fue benedictino. El viejo monasterio aún se ve envuelto en la magia del entorno…

      Aquí solo se escucha el silencio, el canto del agua, conversaciones de pájaros, y el murmullo del viento hablándole a los árboles y a los helechos, que tiene esta fraga la más variada gama de toda Europa. Crecen entre carballos, sauces, alisos, avellanos, loureiros…

LUZ DE RÍO

Chelo-espacio-protegido

     Desde A Coruña se llega en nada a Chelo, que es espacio natural y coto de pesca del municipio de Coirós, próximo a Betanzos.

     Chelo es el más interesante itinerario fluvial creado por el río Mandeo. Aquí provoca un valle  encajado a continuación de A Espenuca, un macizo de rocas muy singular, por donde el Mandeo se abrió paso salvando un considerable desnivel.

      Los bosques de ribera forman en Chelo un pasillo verde que sigue el trayecto del río, en el que nadan los árboles y el hombre disfruta de áreas recreativas, aula de naturaleza y espacios para pescar.

      Es una excursión fácil desde donde quiera que te encuentres en Galicia.

LUZ ESPIRITUAL

La-fantástica-fachada-de-la-Iglesia-del-Monasterio-de-Sobrado

       Por los caminos del norte llegaron peregrinos al lugar donde los monjes fundaron el monasterio más poderoso de la Galicia rural.  Sobrado, el municipio coruñés de los cien pueblos y las diez parroquias, se apellida por eso dos Monxes.

      Cuando el caminante llega a Sobrado dos Monxes, aún en el tercer milenio, se siente impresionado por la belleza y la espléndida monumentalidad de su cenobio.

      Por eso detiene aquí sus prisas por llegar a Compostela y procura admirar con calma este edificio con más de mil años de edad.

      Este es el lugar ideal para perseguir la calma de los días de meditación, como hacen los benedictinos, sus actuales moradores, empeñados en devolverle el esplendor que tuvo cuando administraba nada menos que cincuenta y un prioratos.

LAS LUCES DE LOS NUEVOS LAGOS

El Lago artificial de Meirama.

         En Cerceda, los ríos conforman lugares bellísimos; el Viduido, el Paradela o el Lengüelle son auténticos paraísos para los pescadores y dan origen a dos embalses: el de Vilagudín, al sur del municipio, que es un coto de pesca permanente; y el de San Cosmade , un espacio natural de bellas estampas.

      Pero el gran complejo turístico del futuro, será la antigua mina a cielo abierto de Meirama: se trata de un gran lago artificial y en cuyos entornos se construirán un campo de golf, un puerto deportivo y otras opciones de ocio.

Lago de As Pontes

        As Pontes ya se conoce como la villa del lago,  puesto que  ya hace tiempo que ha terminado de llenarse.

       Un lago artificial pero extenso, el más grande de la península Ibérica. El agua procedente del Eume y de la lluvia tardó cuatro años en llenar el hueco de la mina,  de 800 hectáreas de superficie. El nuevo lago tiene casi 18 kilómetros de perímetro, 5 kilómetros de largo y 205 metros de profundidad.

    Las orillas están protegidas con una  escollera, pues en el lago pueden formarse olas de hasta dos metros de altura. Además se ha creado una playa artificial con arena procedente de una cantera próxima.

     El lago de As Pontes es el proyecto de regeneración ambiental más ambicioso llevado a cabo en Galicia.

salida

.

(43) Comentarios

  1. La Coruña es muy hermosa como ciudad y a la provincia le bastan esas costas da morte, ártabra y cantábrica para competir en paisaje con cualquier lugar del mundo.

  2. Mi padre era de Coirós y yo no conozco ese pueblo de Coruña aunque sí conozco Chelo por vosotros… Un saludo desde Rivadavia de Argentina.

  3. Desde Chile felicitaciones para quienes viven en esos paraísos coruñeses que se ven en la imagen y que nos describe la magistral palabra del amigo Xerardo.

  4. La verdad que me pierdo entre tanta belleza… Ourense, Lugo, Pontevedra y ahora Coruña… Tendré que ir a pasar unas largas vacaciones. Saludos desde Bahía, Brasil, de esta gallega de Vigo emigrada hace 14 años.

  5. La Coruña es una de las ciudades mas bonitas de España. Le hacéis justicia con este reportaje, cosa que no le hacen las televisiones, por ejemplo.

  6. Al ver tan hermosas fotos y leer textos tan bonitos me siento muy orgullosa de haber nacido en A Coruña, aunque ahora viva en sus antípodas, en Australia. Gracias por este recuerdo.

  7. Dicen que aquí nadie es forastero porque somos gente acogedora. Vivo en A Coruña desde hace un año y me han acogido a las mil maravillas. Así que algo mas que añadir a este estupendo reportaje.

  8. Uno de los lugares que me he prometido conocer, A Coruña. Me encanta lo que he visto en Internet, especialmente lo de esta “Galicia Única”.

  9. Xerardo, estimado amigo: Siempre anda la poesía entre tu prosa. has hecho un juego de luces incomparable y aquí me dejas con las ganas de visitaros.Feliz de leer tu revista cada semana.
    Graciñas.

  10. Una ciudad maravillosa con gente estupenda e ideal para pasar un verano diferente, de fiesta en fiesta, que no todo es sol (aunque aquí también lo hay).

  11. Si quereis pasar una noche de San Xoan diferente acudid a Riazor. Esa foto de la playa lo dice todo… ¡Imaginaosla iluminada por cientos de hogueras! ¡Es una maravilla!

  12. J.Javier García Pena de Sada-Uruguay - Responder

    Solo existe una cosa que puede embellecer, más aún, los lugares o seres ya de por sí hermosos del planeta : el amor con que se hable de ellos.
    Gracias por embellecer, aún más, nuestra querida tierra gallega, Xerardo.
    J. J. García Pena

  13. Os esperamos mañana, que es San Xoan. Fiesta hasta el amanecer en Riazor. Sardiñada y sobre todo fuego purificador para que te perdonen esos pecados de la carne…

  14. De esta ciudad partió mucha gente cara al exilio o a la emigración en un tiempo que no debemos olvidar, porque parece que vuelven las vacas flacas para nuestra mejor gente, como entonces.

  15. Os faltan algunas cosas por describir como los parques, sobre todo Bens que te pone el Atlántico en los ojos… pero está muy bien este trabajo.

  16. Coruña es la ciudad de la luz, del cristal, de los mil colores, de la gente guapa y de la diversión a tope. No te quedes sin conocerla.

  17. No se como será en realidad la ciudad, pero tal como la pinta este reportaje debe de ser muy hermosa. A ver si algún día la puedo conocer. Desde Miami, bicos, como decís.

  18. A Coruña es un barco, efectivamente. Es la única ciudad que conozco donde puedes navegar a través de ese gran mar que es el de la ilusión. Por eso somos tan optimistas y tenemos tanta luz.

  19. Es verdad, yo no me había fijado nunca en los matices que la luz, muy diferente según el día y la hora, proporciona a esta ciudad antigua, generosa, noble y divertida.

  20. Me encanta esta manera que teneis de contar como son las ciudades… Es pura imaginación literaria y arte fotográfico, fáciles de leer y de ver. El mejor spot de A Coruña. Enhorabuena.

  21. Como coruñesa me siento muy feliz de que haya gente que nos vea de otra manera y que le de la vuelta a nuestros tópicos, que son bonitos, pero están muy gastados.

  22. Viva Cruña, viva Lugo, viva Ourense e Pontevedra… Nas últimas semanas demostrachedes o que qué é a Galicia urbana, sempre tan despreciada a non ser Santiago. Grazas polo esforzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *