A LA RICA MIEL DE GALICIA

Si las abejas desapareciesen, el hombre desaparecería en pocos años… (Einstein)

 

Eisntein ya lo advirtió. Las abejas son indispensables para la polinización de las plantas. Durante su recorrido de flor en flor en busca del polen o del néctar, se convierten en un elemento primordial de la cadena interactiva del ecosistema. Sin abejas no habría reproducción, desaparecerían determinadas especies vegetales, y por lo tanto diversas especies animales.

Y sin ellas tampoco habría miel. La miel es el producto al que recurren con más frecuencia nuestras madres para remediar cualquier mal. Porque es un producto natural y fresco y que aquí en Galicia se produce de forma artesanal desde hace cientos de años. Nuestro país goza de un clima muy propicio para su producción. Un suelo granítico y la influencia de los vientos y los aires marinos engendran una flora rica y variada, que permite tanto la producción de miel monofloral como la de un abanico de miel de milflores.

España es el primer productor europeo de miel. Aquí 40 empresas envasan Mel de Galicia y 410 son los apicultores registrados en el consejo regulador de esta Indicación Geográfica Protegida.

Uno de ellos es mi amigo Isidro. Empujado por la tradición familiar decidió crear en Arzúa un Museo dedicado exclusivamente a este producto. Además, todo lo que sabe Isidro es absorbido por un pequeño apicultor: su nieto Juan.

Juan ya sabe cuál es la reina y da gusto comprobar, en su museo dedicado a la miel, cómo se organiza un enjambre, una mini civilización en la que cada uno tiene su papel.

En Galicia las abejas se han ido reuniendo en colmenas, en alacenas propias de Pazos o casa señoriales y también en cortizos. Los colmenares gallegos son pequeños y se dejan mimar con esmero por el apicultor, quien consigue así máxima calidad en los procesos de extracción y envasado del producto. Cinco son los principales tipos de miel gallega, Mil Flores, de Eucalipto, de Castiñeiro, de Silva y de Queiruga.

Dicen que el consumo de miel aumenta un 10 por ciento cada año. Los gallegos consumimos mucha más de la que elaboramos. Y no me extraña, la miel es un alimento completo que proporciona resistencia en caso de cansancio, mejora las afecciones respiratorias y digestivas, y sus propiedades antisépticas y sedativas cicatrizan mejor las heridas y la regeneración de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *