A PEROXA, DE LA RIBEIRA A OS CHAOS

El Miño

A Peroxa es un municipio nacido en la plenillanura periférica ourensana que busca el Miño descendiendo por paisajes de sucalcos y lo encuentra en el lugar mágico de Os Peares, allá donde recibe el agua del Sil. Es aquí, en este punto, donde se inicia la Ribeira Sacra.

Esta es tierra de gente con iniciativa, de artesanos de la tierra y del vino, cuyo cultivo recibe todos los mimos necesarios para obtener una excepcional cosecha.

Pero si el paisaje de lomas desgastadas por la erosión con los ríos al fondo es su gran valor natural, A Peroxa pertenece también a los singulares aplanamientos ourensanos conocidos como “chaos”, en el que se asientan pueblos hermosos como Gueral, Vilarrubín o la propia capital del ayuntamiento.

Y buscando la parte más alta del territorio, la baja montaña, se asciende por pueblos como Celagüantes, Armental, Toubes, Mirallos y O Souto, que protagonizan el día a día de la vida rural de A Peroxa.

Aquí tiene sus orígenes el cantante Julio Iglesias, porque esta es la “terra do seu pai” de su “Canto a Galicia”;  y el actual presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, pasó su infancia en Os Peares,  de donde es también Germán Varela, el piloto que consiguió el record de horas de vuelo en España.

Pero, pese a su gente famosa y a distar solo quince kilómetros de Ourense capital no es de los municipios más conocidos de Galicia.

Os Peares

El Miño es el Río Sagrado porque en sus ribeiras se alzan prioratos, iglesias parroquiales y ermitas que suponen una de las más abundantes muestras del románico en España.

El Sil es también sacro porque en sus márgenes se asentaron los principales  monasterios medievales.

Miño y Sil  son Ribeira Sacra y configuran uno de los más bellos espacios naturales de la Galicia interior.

Ambos ríos se juntan en Os Peares, que es la parroquia más popular y conocida del ayuntamiento de A Peroxa y en donde se inician las rutas fluviales más bellas de España.

El embalse de Os Peares es precisamente el que convierte al Miño en un mar interior en la zona más visitada, la de los famosos meandros que se pueden admirar caminando por entre los sucalcos característicos de esta zona.

Para admirar el paisaje del Sil, sin embargo, habrá que superar el embalse de San Pedro bordeando la carretera de ribera que conduce hasta los miradores del gran cañón o ascendiendo el río en catamarán.

De cualquier forma, Os Peares es la puerta de Ribeira Sacra y merecerá la pena acceder a este pueblo por Oira, desde Ourense, pasando por Barra de Miño y contemplando como el gran río es el espejo de un paisaje idílico.

Pero ya saben que en Os Peares solo pisaremos un trocito de A Peroxa, puesto que también pertenece a Nogueira de Ramuín, a Coles y a Pantón, lo que significa que es territorio de dos provincias y también de dos obispados.

Lo que más sorprenderá al viajero de Os Peares será su vieja estación de ferrocarril, sus puentes y el ascenso entre viñedos y entre sucalcos hacia los chaos.

Para los amantes de la aventura os diré que hay varias rutas de senderismo marcadas y la empresa Galitur Sport eligió este territorio como escenario de una variada gama de deportes de aventura que harán las delicias de cualquiera:  Escalada, puenting, paint-ball o barranquismo son algunas de las ofertas que realiza.

Os Chaos

Os Chaos nacieron de la depresión del Miño, desde Gueral, por O Souto y Vilarrubín, hasta A Peroxa, la capital de este municipio ourensano de 55 kilómetros cuadrados y al que le quedan unos tres mil habitantes.

A esta zona podemos acceder desde Gustei, tomando un desvío directo de la nacional 525, la vieja carretera Ourense-Santiago.

Esta es una franja con todas las condiciones para convertirse en residencial de Ourense, pero la realidad socioeconómica nos habla de pensiones, de población envejecida y de un declive demográfico que condiciona su futuro.

Y esto tanto en la plenillanura del municipio como en las parroquias que buscan la fertilidad de los ríos y arroyos que bajan de la media montaña.

Agricultura, ganadería y explotaciones forestales son básicas en la economía de A Peroxa.

En la parroquias de Armental y Mirallos, dos pueblos de postal, aún predomina la ganadería minifundista, mientras que en los pueblos de las “ribeiras” el vino es básico. En Graíces o Carracedo, por ejemplo, quedan aún cultivos artesanales y bodegas pequeñas, muy especializadas.

A Peroxa es un ayuntamiento de 15 parroquias, de ahí que la base agropecuaria resulte muy importante, pero también podemos encontrar pequeñas industrias de muebles artesanales de gran calidad.

De cualquier modo, merece la pena pasear el municipio y conocer a algunos de sus artesanos, probar la gastronomía de la zona y dormir en una de las mejores casas de turismo rural de la provincia, el Pazo de Turbisquedo.

Pazo de Trubisquedo

A Peroxa tuvo gobernador y castillo en la Edad Media. De él se conservan las ruinas y también se cuenta que perteneció a los Sarmiento, los condes de Ribadavia. Estas ruinas son uno de los símbolos monumentales del ayuntamiento.

Tuvo el territorio cierta importancia histórica en la Galicia dieciochesca,  a juzgar por la gran cantidad de pazos que nos encontramos en las diferentes parroquias:

La casa hidalga de A Torre, en Graíces. Las casas señoriales de Souto y Cinco Nogueiras; y los Pazos de Redondelle, en San Xés; Ansaríz, en Armental; y los de Turbisquedo –dedicado al turismo rural, como te contaba- y Láncara.

Hay que ver la iglesia de San Xés, que tiene torre barroca con doble balconada; y en San Vicente de Graíces, el retablo obra del maestro ourensano del siglo XVI Alonso López.

La vía romana Aquas Flavias-Lucus, pasaba cerca del concello, posibilitò la formación de los núcleos de población a lo largo de las diferentes épocas.

También tiene este ayuntamiento numerosos elementos etnográficos como cruceiros, y petos de ánimas.

Claro que no son todo monumentos. A lo largo del año hay 28 fiestas parroquiales, más que meses tiene el año y compiten en la contratación de las mejores orquestas.

Coincidiendo con el tercer domingo de septiembre, se celebra una de las más afamadas romerías de Ourense, que reúne cada año a unas cinco mil personas. Tiene lugar en el monte San Nicolás, alrededor de una ermita y en honor de la Virgen de la Salud.

Aquí acuden a rezar a la santa para curar los males del cuerpo; y el stress seguro que se cura porque las vistas panorámicas son excepcionales.

Aunque en A Peroxa lo que sobran son miradores y belleza paisajística.

(3) Comentarios

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

  2. en esta pagina se dice que Os Peares pertenece , además de A Peroxa, aNogueira de Ramuín, Pantón y Coles. Noes correcto; a Coles no, pertenece a Carballedo( son dos ayuntamientos de Orense y dos de Lugo ) Son los tres ríos que confluyen -Miño, Sil y Búbal- en en peares los que determinan los cuatro ayuntamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *