ABEL CABALLERO, ESE ALCALDE

OJALÁ EN TODA GALICIA TUVIÉRAMOS ALCALDES TAN IMAGINATIVOS

Aunque no lo creas, siento verdadera admiración por algunos personajes de la política. Del pasado y del presente. Entre ellos y como líder indiscutible de la actualidad sitúo a Abel Caballero Álvarez, alcalde de Vigo y uno de los rostros más populares de España.

Admiro su experiencia política, su excelente gestión, su trayectoria personal, su lealtad al socialismo moderado y  la cercanía que transmite a los ciudadanos de la primera ciudad de Galicia que, no solo le adoran, también le votan y ya ves, le acaban de renovar este año el poder absoluto.

Abel Caballero es un crack; culto y muy inteligente; además, como decíamos en Cudeiro, es listo; es decir, supera con creces los coeficientes que se exigen a quienes se dedican a la vida pública.

Su currículo apabulla al noventa por ciento de los líderes actuales: Economista por la Universidad de Cambridge y uno de los más valorados catedráticos de la Universidad de Vigo que, además, pasa por ser el mejor ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones que tuvo hasta ahora la España de la Democracia. 

Aunque yo lo que más valoro de él es su paciencia. Esta es virtud indispensable para triunfar en política. Verás.

Hubo un momento en que, desde la calle del Príncipe, veías como volaban las navajas en la sede local del PSdeG-PSOE. Los «Infantes» habían tejido una red para proteger su liderazgo y no permitían a nadie que sugiriese reforma alguna en la agrupación socialista más importante de Galicia.

Abel Caballero también estaba allí pero no entró en la guerra. Supo agazaparse para que no le salpicase la sangre y así llegó a ver como la ambición mal entendida iba arrojando los cadáveres de sus rivales por las ventanas de la sede.

El alcalde más popular de España proviene de las filas del PSP que presidía inolvidable Tierno Galván. Seguramente su ejemplo le ha guiado por los difíciles vericuetos de la política. Desde luego Abel Caballero Álvarez sí que pasará a la historia de la ciudad de Vigo y por supuesto del municipalismo español.

Si te cuento todo esto no es porque Abel Caballero necesite que un periodista jubilado ensalce su biografía, no. Hablo de él en serio porque parece que todo el mundo, fuera de Galicia, lo toma a broma. Ignoran algunos simpáticos humoristas y otros avezados periodistas que todo lo que hace este alcalde lo medita antes con su equipo, gente preparada, algunos con muchas horas de vuelo en el municipalismo.

Si el alumbrado navideño de Vigo no lo adereza el alcalde con sus retos a sus colegas del resto del mundo es probable que pasase desapercibido en el resto de España. Como ocurre siempre, ya sabes que, para los medios de comunicación capitalinos, a Galicia se viene a comer percebes y solo hay que hablar de este país cuando aparece un narcosubmarino en nuestras aguas territoriales.

Por eso Abel Caballero se hace el parvo: para que lo imiten y hablen de él aunque sea bien. Así, actuando como un showman y no como un alcalde soso, logra ocupar más horas en los programas de moda que los anuncios de la Lotería.

Luego está lo de las luces, el casi un millón de euros que se gastó el ayuntamiento en montar la mayor atracción turística navideña que te puedas imaginar y su repercusión en la economía local. Abel justifica:

—- Tiene un retorno de alrededor de los cincuenta millones de euros.

No sé si tanto, pero todos mis amigos que viven en Vigo me hablaron de que es una pasada: pese a los avisos amarillos por viento y lluvia, la ciudad estuvo a tope toda esta semana. La gente de media Galicia e incluso de fuera quiso ver lo que el alcalde llama…

—- La Navidad más Top.

Se calcula que unas doscientas mil personas han visitado Vigo estos días para ver los diez millones de leds repartidos en un árbol altísimo, la bola gigante, enormes cajas de regalos, todo tipo de símbolos navideños iluminados y las casi cincuenta calles del centro de la ciudad con los colgantes más bellos. ¡Ah! Y la meganoria.

Como anuncian que a partir del lunes vuelve el sol y calma el viento, en casa ya estamos preparando la excursión.

¿Sabes lo que te digo? Ojalá en toda Galicia tuviéramos alcaldes tan imaginativos como Abel Caballero Álvarez.   

Por cierto. En ese mar de curiosidades que es Internet he descubierto esta semana a un especialista en marketing que, a lo largo de 12 minutos, te explica los secretos del éxito de Caballero y como se convirtió en líder. Merece la pena que lo escuches, porque no deja de tener importancia para mejor comprender como un alcalde es capaz de hacerse el parvo en beneficio de la ciudad que dirige.

¡Dale al play!

(3) Comentarios

  1. No tenía dudas de que era el mejor alcalde que tuvo Vigo en su historia pero con la explicación sobre el marketing creo que es el político mas inteligente que tenemos hoy en Galicia. ¡Viva el alcalde!

  2. Sin duda el mejor alcalde de España. Pido para él el Premio Nobel de Economía por lo bien que echa las cuentas. A él le salen las que no le salen a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *