Accesibilidad

La velocidad abrevia al trayecto

Vuelan los nuevos caminos sobre la ruta xacobea, en dirección a O Cebreiro.

Hoy parece olvidada la histórica inaccesibilidad de esta esquina atlántica ibérica, a la que, hasta hace bien poco, había que venir por serpenteantes carreteras que mas bien recordaban las vetustas vías romanas, los caminos reales o las entrañables corredoiras que conducían a la aldea del abuelo.

La Galicia del siglo XXI conserva el cuadro de nuestras raíces, pero hizo mas corto el trayecto, incluso para el caminante peregrino que descubre paso a paso la modernidad del Xacobeo.

Ahora resulta fácil el recorrido, aunque la historia pase mas velozmente insertada en el paisaje, en forma de castro, de castillo, de pazo, de viejo monasterio o de románica iglesia parroquial.

Y pese al vértigo de la velocidad que abrevia el trayecto, al cruzar los viaductos de los nuevos caminos, Galicia pinta los verdes de siempre en el lienzo de la montaña; los brillos de agua clara en el lecho del río; y azules sobre otros azules en el mar que se deshace en la arena de la playa.

Los nuevos caminos provocan, acortando distancias, la metamorfosis del paisaje. Pero no lo alteran. Simplemente nos sitúan más rápido en los nuevos escenarios del progreso…

Un Comentario

  1. Pingback: CRÓNICAS [Las cosas sencillas]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *