ACTUALIDAD –SEMANA 352–JUEVES 11-1-2018

El invierno empieza a resultarme plomizo, sobre todo por esa niebla húmeda que todo lo empapa. Esta mañana no veía a Manuel haciéndome señas desde su casa para emprender juntos la aventura de atravesar este paisaje gris envolvente. Te digo que mi cuerpo se resistía a andar el camino, mientras mi mente me aconsejaba…

—- ¿Qué pintas tú un día así entre los agros? Mejor quédate, que tienes calefacción, así estarás calentito y seco.

Pero a mí me tira la Naturaleza y sus misterios. La niebla siempre me devuelve alguna leyenda en el trayecto y Manuel tiene cuentos de esos nunca contados.

Hoy me recordó la de don Bertrán de Castro, conde de Lemos, que se fue a matar moros en nombre de un rey sabio. Antes de la partida encomendó el cuidado de su hija Elvira al abad don Ramiro…

—- Os ruego miréis por ella, abad, en vos pongo toda mi confianza.

Por lo visto, al regresar de aquella cruzada, el conde, nada mas avistar el castillo gritó en medio de un horrible presentimiento…

—- ¡Elviraaaa! ¿Dónde está la luz de mis ojos?

A lo que Lope, el alcaide, contestó…

—- Elvira ha muerto, señor.

La investigación señaló como culpable al abad don Ramiro. Varela, un viejo judío que componía brebajes y medicinas, confesó que el abad, que sentía una pasión insensata por la hidalguita, no logrando ver satisfechas sus ansias, acudió a él para pedirle un bebedizo con veneno.

La leyenda cuenta que don Bertrán, al conocer los pormenores, convocó a toda la corte en Palacio. El sonido de las trompetas llenó la sala y, mientras entraban algunos hombres de armas, pasaron dos criados que portaban una gran bandeja en la cual refulgía una mitra de hierro ardiente.

Don Bertrán dijo entonces:

—- Abad don Ramiro: vuestro proceder me ha movido a premiaros cual merecéis, haciéndoos regalo de esta mitra.

Y entre tanto unos sujetaban el abad despavorido, otros cogieron con grandes tenazas la ardiente mitra de hierro y se la pusieron en la cabeza.

Como veis, la violencia de género ya se daba como la peste en la Edad Media y muchos de los clérigos eran los autores de grandes fechorías contra las mujeres…

Manuel dice que esta herencia nos la dejaron aquellos curas tan piadosos.

Pero esa es leyenda que se cuenta en Monforte. Noticias son algunas novedades del caso Diana Quer, porque ya se conoce en parte el resultado de la autopsia realizada por el acreditado forense Fernando Serrulla. El primer documento concluye que la joven madrileña fue estrangulada aunque no se puede concretar si el asesino confeso, José Enrique Abuín Gey “El Chicle”, lo hizo con una cuerda o con sus propias manos. Esta rotunda afirmación tira por tierra la declaración inicial de Abuín que hablaba de un atropello involuntario.

Por otra parte, Serrulla afirma que aún se ha de completar el trabajo para concretar si se certifican los presagios del juez instructor, en su auto del pasado día 3:

—– Existen igualmente indicios respecto a la posible comisión frente a la misma de delitos contra su libertad sexual…

Hay más: la acusación particular pide que se impute de nuevo a la mujer de “El Chicle”, Rosario Rodríguez, porque “se han apreciado indicios de encubrimiento en su actitud” aunque el juez instructor estima que esos indicios no son punibles penalmente por su condición de cónyuge. Bueno.

Lo que resulta hoy más escalofriante es el relato de la cuñada de El Chicle a la que este depredador sexual violó supuestamente cuando tenía trece años… una denuncia que no prosperó pero que podía reactivarse ahora tras el caso Diana Quer.

Vanesa Rodríguez lo cuenta así:

—– Estaba delante de mi casa esperando al autobús (…). Se acercó mi cuñado en su coche y me dijo que le acompañara al banco a sacar dinero y después me acercaba al instituto. Sacó un cuchillo, tendría unos 20 centímetros de hoja con un mango negro (…). En el coche, sin bajar, me dijo que contaba hasta diez para que me quitase la ropa al tiempo que me amenazaba con el cuchillo. Después de violarme me hizo ponerme un camisón azul que llevaba. Me rozó con el cuchillo por el pecho desde la garganta hasta el ombligo. Mientras me vestía me decía que si se lo contaba a alguien mataba a mi hermana, a mi sobrina y luego me mataría a mí.

A pesar del miedo, Vanesa relató lo ocurrido a su hermana Rosario y esta le respondió…

—– ¡Seguro que a culpa é túa, seguro que te metiches na cama con il, que sempre che gustou!

Te recuerdo: Vanesa tenía entonces 13 años…

He visto en la tele a la hermana de “El Chicle”, María Abuín. Estaba avergonzada por lo que hizo su hermano pero también se manifestó muy preocupada “por tantas malas miradas de sus vecinos” y las amenazas que recibe en Facebook.

Contó que hacía cinco años que no hablaba con él, que no sabía nada de él. Que cada vez que iba antes a su casa era para pedirle dinero a su marido y que este se hartó un buen día y se negó a darle más.

Entonces “El Chicle” denunció al marido de su hermana por malos tratos. Cuenta María…

—- Mi marido ha echado una noche en el calabozo hasta que yo tuve que ir a declarar para ponerlo en libertad.

Pero María Abuín si acudió a la televisión fue porque quedaría dejar claro este extremo…

—- Yo no soy la asesina, ni mi familia. El asesino es “El Chicle”, mi hermano, no somos nosotros.

Es que para colmo María Abuín ha perdido su trabajo en un bar del municipio de Rianxo. Cuando la echaron le dieron este motivo:

—- No ha superado el período de prueba.

El día que llegaron las cámaras al bar, el dueño, ya se lo había anticipado:

—- Lo siento. No es por cosas personales pero estás despedida.

Quieras que no, un hermano así siempre te salpica…

Al volver a casa y sentir ese calor de hogar del que tanto se preocupa Gloria, no me preguntes por qué, me he puesto a toser hasta que mi rostro enrojeció. Fue por eso por lo que me acordé de la gripe, que el que más y el que menos tienen algún familiar o amigo en cama con tan molesta compañera.

Dicen que no hay pandemia pero lo cierto es que la gripe se ha llevado al otro barrio a 66 personas y ha elevado estos días la ocupación hospitalaria al cien por cien en los grandes hospitales como el “Alvaro Cunqueiro”, de Vigo, que ha registrado 631 ingresos en los últimos ocho días.

Así que cuidaros bien, que si le hago caso a mi cuñada Joaqui lo peor aún está por llegar.

Mi amigo Juan Vives me ha traído un par de bogavantes a precio, de esos de los que él pesca en la ría de Noia y que sirven para hacer un salpicón digno. El caso es que esta mañana fueron a la cazuela y me dio la impresión de que tuvieron una muerte terrible, hasta el punto de que me pareció escuchar sus gritos de socorro. Puede que, como estoy medio sordo ya, los gritos proviniesen de fuera de casa. No sé, no sé.

Andaba yo hace unos instantes con estas disquisiciones cuando leo una noticia de agencia en la que se nos comunica que “Suiza ha prohibido la práctica culinaria común de tirar langostas vivas en agua hirviendo. Es parte de una revisión de su legislación en materia de protección animal”.

La normativa aprobada ayer miércoles por el gobierno, que entrará en vigor en marzo, dice que…

—- Los crustáceos vivos, incluida la langosta, no podrán ser transportados sobre hielo o agua helada. Las especies acuáticas deben mantenerse en su entorno natural. Desde ahora los crustáceos deben ser aturdidos antes de matarlos.

Pues a lo peor es verdad que escuché los postreros lamentos de mis bogavantes. Prometo no hacerlo jamás, imitaré a los suizos.  

APPLE CONTRA LA ADICCIÓN

 Por J.J. García Pena

Me encantará saber cómo harán para lograrlo. Y si lo conseguirán. Debieron pensarlo antes de abrir, sin ponderar los riesgos, la Cibercaja de Pandora. Si a los padres los hipnotizó, era de esperar que a los niños les sorbiera el seso. Y hoy cualquier párvulo tiene más dominio del ciberchuche que el padre más avezado.

Descifrar el candoroso Parental Control, es otro motivo de excitante diversión para ellos. Creo que el control original que pudieron tener sus creadores  se les fue al carajo. 

Antes el maestro le pegaba al niño. Muy mal hecho. Hoy el niño le pega al maestro. Y posiblemente  al padre, si te descuidás. Muy mal hecho, también.

Una vez que descubrieron el tarro de miel… ¿Serás tan ingenuo de creer que no lo hallarán, aunque lo guardes bajo siete llaves? El suponerlo equivale a  desconocer el funcionamiento del alma humana.

Muchos parecen no haberse percatado de que estamos en 2018, no en 1918. La composición familiar es solo un desvaído recuerdo sepia de los viejos.Los niños y jóvenes de hoy recuerdan en colores… si es que  recuerdan. Porque no necesitan recordar. De eso se encarga La Nube. No necesitan a nadie humano como banco de datos – experiencias. 

Saben bien que en su iPhone -nueva bíblia-  está todo lo útil para la vida. 

Es y será su vida, no la nuestra. Les tocó ser los pioneros exploradores de un mundo tal vez mejor. ¿Quién lo sabe? No lo harán peor que nosotros, seguro.

Después de todo, el viejo y conocido tampoco fue, ni es, muy amigable, que digamos.

Así que…

 ¡Deseémosles buena suerte y confiemos en su inteligencia, que, en definitiva, es la nuestra!

Leo que mi viejo amigo César Sánchez Ballesteros se propone una reforma total del más antiguo cuatro estrellas de Vigo, el Hotel Bahía. En su día, la construcción de su torre, fue controvertida, muy controvertida, porque vino a romper la belleza del casco antiguo descendiendo hacia el mar.

César, que además preside la hostelería provincial, guardó celosamente un millón y pico de euros para remodelar este hotel coincidiendo con sus bodas de oro, dentro de un año y pico. Lo que yo espero es que ese cambio estético no rompa aún más el paisaje urbano del viejo Vigo.

Hay una gran diferencia entre el ex ministro Rato y el ex ministro Solbes: el primero, como ya te dije, echó las culpas de la crisis a los demás, con mentiras y chulería; y el socialista entonó su propio mea culpa, lo que le supuso no solo la positiva valoración política de la Comisión del Congreso de los Diputados que estudia los pormenores de aquellos males económicos… también lo alabaron los comentaristas políticos que podemos considerar independientes.

Es que en política quedan pocos tipos como Pedro Solbes, aquel vicepresidente económico del gobierno Zapatero.

Me quedo hoy en Compostela, la venerable anciana monumental que sobrevive al paso del tiempo escondiendo sus poderes tras los muros. Detrás de su estética principal, la fachada catedralicia que da a la Plaza del Obradoiro, hay una experiencia religiosa de tal belleza interior que despierta,  incluso, la espiritualidad laica. Es el Pórtico de la Gloria, que nos recibe desde el año 1188, seamos peregrino o turista, para invitarnos a gozar del cósmico placer de encontrarnos más cerca de lo divino que de lo humano.

Buenas tardes, mis amigos. Mañana será otro día.

Un Comentario

  1. Es un crimen horroroso el de Diana. Pero tampoco debemos culpar a la hermana y al restos de la familia de las salvajadas de semejante demonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *