ACTUALIDAD –SEMANA 353–DOMINGO 14-1-2018

Domingo plomizo en la aldea de Carreira, que la lluvia dejó paso a la niebla y el sol, si viene, ya llega tarde. Así que mis montes se han quedado esta mañana sin perfil y solo los árboles próximos yerguen orgullosos sus copas. Con esta humedad las ovejas y su pastor se han quedado en casa y yo me puse a escuchar la radio. Sonaba a hueca, que estaban hablando los oyentes de desayunos pantagruélicos y uno es parco en el comer, sobre todo de mañana.

Me río yo de los ingleses después de oír lo que se metía un paisano mío, justificándose…

—- E que eu madrugo moito e por iso como moito: cozo duas patacas grandes con dous chourizos e un par de ovos, métolle unha taza de caldo do de onte e para espabiliar un café…

Yo heredé el desayuno de las prisas urbanas: un café rápido y acaso dos galletas de esas con cereales. Nunca pude tomármelo con calma, ni siquiera en domingo, ni aún a partir de ese momento en el que me jubilaron y no supe que hacer a la mañana siguiente.

El caso es que, cuando me levanto sin prisas, me pongo un vinilo o un CD para relajarme.

Hoy me salió del alma una vieja canción de esas tristonas, pero que supone la esencia del galleguismo cultural, porque es uno de los mejores poemas de Curros Enríquez, que musicalizó y cantó Luís Emilio Batallán.  Se trata de aquel “Ahí ven o maio”.

Descubrí un video en YouTube en el que Batallán cuenta con la ayuda de Pablo Milanés. Juntos consiguen en 2’20” que yo reviva la historia de mi niñez…

Tanto Pablo como Luis Emilio son amigos míos y me precio de ser su fan. Por eso no me perderé el próximo concierto en el que tendremos la oportunidad de escucharlos juntos. Cantarán, seguro, algunos temas de esos que te trasladan de Cuba a Galicia y viceversa.

La cita es el 16 de febrero en el Teatro Colón de A Coruña.

Ese día recordaré aquella noche en casa de Pablo, en La Habana, cuando el sol nos dijo que había llegado el amanecer y que ya era hora de parar la música. Fue la última vez que escuché en directo la trompeta de Arturo Sandoval y que tuve el gustazo de escuchar a Milanés, a mi lado, compartiendo un ronsito a la roca.  

  

Ahora que asoma el sol tímido es momento para dar una vuelta al ruedo, que hay que estirar las piernas antes de tomarse en serio esta afición de escribir cosas nuevas todos los días. Así que allá me fui para encontrarme con Asunción y su hija, que son de las que madrugan según vaya el día…

—- ¿E ti crees que nos quitarán a pensión?

La gente que ve la tele anda tan asustada con esto de las pensiones que a su mente afloran los recuerdos de aquellos tiempos de hambre de postguerra, tal es el efecto que consiguen los economistas cuando se suben al púlpito televisivo para ofrecernos sus sentencias sobre el futuro.

¡Debiera estar prohibido! Digo que en televisión no se debería permitir la especulación y el pronóstico sobre tema tan serio, que no hay derecho a que tras más de cuarenta años en el duro trabajo campesino y otros tantos de cotización a la Seguridad Social alguien ponga en duda que la gente como Asunción tenga o no derecho a percibir su subsidio.

Para las pensiones habrá que sacar el dinero bajo las piedras, aunque sea debajo de las piedras de los palacios, que ahí sí que se dan los gastos suntuarios.

Noto hoy cierto cabreo con los sueldos de los alcaldes, que a mí me parecen muy normalitos. Por ejemplo, Lores, el de Pontevedra, es el que encabeza el ranking con 70.000 euros anuales, cantidad en la que se mueven los ediles de Ourense, Lugo y Vigo. El de Santiago, se conforma con 50.000 y los que menos perciben son los de Ferrol y A Coruña, solo 40.000 euros anuales. No me paro a contarte los salarios de los ediles de otros concellos porque te marearías.

En lo que nos deberíamos fijar más es en las otras prebendas que reciben sus excelencias, porque esas “comiditas de trabajo” en restaurantes de postín salen caras. El tener pagados coche con chófer, teléfono, Internet supone una pasta. Y ya no digamos esos viajes por medio mundo con la disculpa de promocionar las ciudades. Por esas minucias, los alcaldes de Galicia nos cuestan mucho más de lo que deberían…

Un caso real. La frase de un alcalde cuyo nombre y concello me reservo…

—- A ver cuando vienes por aquí, hombre, que ya estamos en tiempo de angulas.

Es una insinuante invitación a degustar juntos el plato más caro de la carta de cualquier restaurante gallego, a razón de 250 euros los 100 gramos a pié de río. Obviamente, a mí no se me pierde nada por allí.

De todas formas lo de la angula, desde que la compran los japoneses para dejarlas crecer como anguilas, es un desmadre. Las últimas que me comí, hace veinte año, las pescaran mis amigos Mauro y Fernando en Tabagón, en el Miño. Pero de aquellas ponías la red en el sitio adecuado y caía medio kilo. Ahora caen de diez en diez…

—- ¿Kilos?

—- No ejemplares.

No te extrañes que el furtivismo haya llegado a esta especie. Cuenta el Seprona que ha tenido que aumentar la vigilancia en las desembocaduras de los ríos, especialmente en O Ézaro, Cedeira y Foz, donde se está generando un mercado clandestino entre particulares.  

   

Carles Puigdemont, sabes, se las arregló para estar siempre en el candelero. Él se fue para Bruselas convencido de que iba a ser el auténtico protagonista de las elecciones y del futuro gobierno de Cataluña. Y ahí lo tienes, mientras algunos de sus compañeros siguen en la cárcel, él se propone regresar a lo Tarradellas, como un héroe.

Y si no progresa el plasma como medio para que le invistan presidente no hay problema, el se inventa otra cosa. La última, gobernar mediante persona “interpuesta”.

—- ¿Y eso cómo se come?

Simplemente se elige a su “representante” President y Puigdemont le da las órdenes desde el exilio… Aunque no es legal, resulta factible si su partido y el de sus socios se prestan. ¡A ver quien demuestra que el que manda es Puigdemont!

Otra cosa. Dicen que Donald Trump le ha pagado 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels para que mantenga su boca cerrada y no hable más de las relaciones sexuales que mantuvo con el presidente, lo que ya es público y notorio.  

—- ¡Cómo si a la gente le importara eso!

Sí, es que, además de que por lo visto los pormenores tienen mucho morbo, el affaire sucedió cuando llevaba un año casado con Melania.

—- Pero… ¿A alguien le extraña que un tipo tan machista y burdo como Trump resulte ser un tipo infiel?

No, pero es que de Stormy Daniels o Stephanie Clifford como se llama en realidad dicen que es un “pasamanos”, por decirlo fino.

Los nuestros de primera y segunda división ya jugaron con suerte distinta. El Deportivo perdió ante el Valencia, 1-2 y el Celta le ganó al Levante a domicilio por 1 a 0, mismo resultado obtenido por el Lugo en Reus.

El Lugo verde te ofrece paisajes de ensueño. Humedales, caneiros, lagos, la Ribeira Sacra, las sierras… todo ese conjunto natural que le ha hecho merecer el título de Reserva de la Biosfera,  procrea increíbles espacios que cobran especial valor en la estación húmeda invernal, cuando los ríos bajan llenos desde las montañas.

Este es el color del invierno. Deberías de aprovechar el domingo para vivir intensamente estos panoramas… ¡Hasta mañana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *