ACTUALIDAD –SEMANA 357–MARTES 13/2/2018

Hoy, martes y 13, no te puedes perder el Entroido urbano que nos trae de calle y nos da licencia para casi todo…

Para montarnos una comparsa colorista y bailar por las rúas, desenfrenadamente. Para esconder nuestras vergüenzas bajo un antifaz y llamar a la puerta de la vecinita de enfrente. Para la risa, para el ligue. Esta locura urbana no tiene frenos. Es vitalista y sexual. Divertida y libertaria. De machotes y drackqueens.

No tiene límites.

Te asomas a la ventana y hueles a placer. ¡Hasta que el cuerpo aguante! El cuerpo, ya se sabe, acabará perdido entre la carne. Comiendo, bebiendo, bailando…

Hoy martes hay un momento muy especial en todas las ciudades gallegas y es cuando los bailadores y las mascaritas toman posesión de la calle principal acompañados de las tradicionales charangas. Es la fiesta popular, algo loca.

El Entroido urbano llena las rúas de colorido con el vistoso desfile organizado por el Ayuntamiento. Con premios para carrozas y disfraces originales.

Pontevedra, A Coruña, Vigo y Santiago, se llevan la palma en esto de organizar comitivas de mascaritas y bailadores. Les acompañan charangas populares con fundamento en las bandas de música tradicional.

También suenan los metales como en América y los ritmos tropicales como en el Caribe. Todo mientras vamos por las calles del desfile, que esto está muy bien organizado.

Hay lugar para la retranca, que es como los gallegos satirizamos a los que nos “martirizan” y es la sátira la que nos hace reír mientras salimos al paso de la comitiva.

Hoy martes, cuando se acabe el desfile, comienza el final de este tiempo de Entroido, que nos trajo todo un mundo de placeres. Y comenzarán los entierros de loros y sardinas para que todo el mundo llore el final de la fiesta.

Ya se sabe que cuando la acacia florece… los gallegos nos volvemos libertarios.

—- Pero si está chovendo a mares…

No os preocupéis, que allá por la tarde, cuando sea la hora de tomar las calles, la borrasca ya pasó por encima de los montes de A Gudiña para llevarse la lluvia a otra parte. Además, andamos por aquí a 14 grados a primera hora de la mañana y esa es la temperatura ideal para gozar de la fiesta.

—- E por si un acaso chovera, pois nos mollamos por fora e por dentro.

—- ¡Ben dito!

—- ¿Cómo dís?

—- ¡Ben dito…! ¡No bendito!

Las bendiciones las ha repartido a diestro y siniestro el obispo de Beauvais (Francia). Ha reconocido como un milagro la curación de una monja francesa, Bernadette Moriau. Sufría una severa discapacidad a sus 69 años, peregrinó a Lourdes en 2008 y se produjo el prodigio número setenta de la Virgen. El obispo, Jacques Benoît-Gonnin, lo reconoció de esta forma:

—- Atreverse a decir que Dios intervino en una existencia mediante un milagro es algo formidable, soy muy consciente de que actúo como obispo de Beauvais y que al mismo tiempo esto resuena en la Iglesia en Francia y en el mundo.

¡No lo sabe bien aún el obispo! ¡Me han llenado el buzón del mail con opiniones desde todas partes y ni una sola se cree tal milagro!

Es más, alguno que se confiesa católico como Juanjo Espada, dice que la Iglesia “no debería hacer películas y dedicarse a escribir la historia real de lo que está pasando en este mundo”. 

Desde Uruguay, Pepe Rodríguez, opina…

—-  Si la monjita de marras hubiera hecho algún ejercicio en su vida, en lugar de estar horas arrodillada perdiendo el tiempo, tal vez su ciática hubiese desaparecido hace décadas o no la hubiera tenido nunca. El ejercicio adecuado es un tratamiento habitual para combatir el dolor de ciática. Así es que el paseo de la monjita por la montaña francesa pudo hacer el “milagro”.

Y se pregunta…

—-  ¿Para cuándo el milagro de que un obispo demuestre tener cerebro?

A lo que le responde mi amigo J.J. García Pena, el Galiguayo:

—- Cerebro tienen y les da buenos dividendos, a la vista está: su negocio de ultraterrestres sigue próspero luego de veinte siglos sin haber cambiado de rubro. Solo sacuden el polvo de  la vitrina cada muerte de papa. La clave está en su mercancía imperecedera multitalla que, a diferencia de Versace, Saint Laurent o los chinos, satisface  a todos bolsillos sin más trabajo que convencer al cliente de cuán bien le sientan las alas.

Y así hasta 67 mails comentando este nuevo milagro que seguramente aumentará el tráfico primaveral a Lourdes…

Si se te da por ir, cuidado con el GPS.

Esta mañana quedó “liberado” en el municipio de Laza, en la carretera que une Cerdedelo y Toro, un tráiler polaco cuyo conductor fue vilmente engañado por su GPS que lo condujo a una verdadera trampa.

El hombre había descargado materiales de construcción en una de las empresas que realizan trabajos en las obras del AVE. Al iniciar su viaje de retorno activó el GPS para tratar de llegar a la localidad de Lasa y desde allí dirigirse a Verín donde pretendía tomar la autovía A-52. Pero el GPS lo condujo por una carretera conocida como “A Pista de Marroquí”, en Laza.

Por eso a mí me gusta preguntar, que preguntando, ya sabes, se llega a Roma…

Y si necesitas un profesor de Latín pregunta en la Facultad, no te fíes de esa guía de anuncios que se suele poner en un tablón a la entrada de las aulas, que suele haber mucho bromista y algún gato encerrado.

—– ¿O será un inmortal el que colgó este aviso?

Pasó en la mismísima Complutense de Madrid…

Pongamos que ayer en Madrid, en el almuerzo de Rajoy y su equipo con los barones territoriales del Partido Popular, hubo acuerdo total en los puntos clave de la política del estado, que serán la base del programa a reformar por el PP próximamente, que ya se sabe que la derecha de reformas sabe mucho.

Pero… ¿A estas alturas de la película alguien se cree a Montoro?

Por lo visto, el ministro de Hacienda “garantizó” a los presidentes autonómicos y a los regionales que “no habrá quita de deuda autonómica”, que era lo que realmente preocupaba a quienes, como o noso presidente, tienen responsabilidades de gobierno.

Lo que me cuentan esta mañana es que Feijóo se fía lo justo de Montoro y que esta no sería la primera promesa incumplida por el ministro.

La que no estaba para bromas era la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tras la declaración de Francisco Granados. Ya sabes, la culpó de ser una de las responsables de la trama Púnica.

La presidenta del PP de Madrid estaba indignadísima y tachó de “falsedades y de grave atentado contra su honor y su imagen” lo dicho por Granados. Por eso anunció que presentará una querella “de inmediato” contra el ex consejero madrileño, con quien compartió mando en el Partido Popular de Boadilla.

Pero entremos en la cárcel de Estremera, también en Madrid, que tengo que contarte una historia de Oriol Junqueras. 100 días sin libertad dan para mucho porque lo que sobra entre rejas es tiempo. Así que el presidente de Esquerra Republicana de Cataluña ha decidido aprovecharlo conviviendo con quienes están en su misma situación y al parecer… le adoran.

Le ha contado a su amigo Jordi Basté, periodista, que encontró en el fútbol una manera de matar el tiempo y que “había lesionado a un atracador de bancos, que estuvo una semana de baja”. También le dijo que en Estremera había más culés que merengues.  

No me lo imagino yo a Junqueras practicando deporte y menos lesionando a sus colegas, pero sí dicen que sus charlas interesan mucho a los demás presos. Les habla de todo: de las estrellas, de la fundación de Venecia… primordialmente de historia, su especialidad.

Si soy sincero, cada vez entiendo menos que a este hombre, tan sumamente “peligroso”,  se le haya mandando a prisión antes de juzgarle…

—- Ayer fui al ayuntamiento de mi pueblo, Sant Climent del Llobregat, a firmar el libro de honor…La verdad es que como climentona no me pudo hacer más ilusión!

Este es un twit de la más jovencita de los finalistas de OT, como puedes ver, de lo más inocente y tranquilo… Por llevar esa prenda amarilla la han tachado de independentista y la pusieron a parir.

Pues yo me he cambiado el chándal esta mañana. Me he puesto uno completamente amarillo y a pesar de no tener nada que ver con Cataluña, declaro solemnemente que no me gusta que en las cárceles españolas haya presos políticos y menos sin haber sido juzgados previamente, mientras todos los chorizos reconocidos se pasean por la Gran Vía, las Ramblas o el Parque de María Luisa.  


Pero volvamos al tiempo, que dos borrascas seguidas ya deberían haber llenado algunos de los embalses, con los cuarenta litros por metro cuadrado que cayeron en algunas poblaciones de Galicia. Desde luego, no es momento para hablar de prealertas por sequía, que siguen cayendo chuzos de punta.

También seguían esta mañana las dificultades en la circulación por nieve. Concretamente y según la DGT hay circulación irregular, nivel amarillo, en la A-6 a la altura del kilómetro 485 en O Corgo y en el kilómetro 461 en Baralla donde hay embolsamiento de camiones debido a la meteorología adversa. A la altura del kilómetro 435 en Pedrafita do Cebreiro está prohibido el paso de camiones y articulados en estos puntos de la Autovía del Noroeste al igual que en la LU-740, en la LU-530 y en la LU-751 en A Fonsagrada

También hay circulación condicionada en la A-52 en A Gudiña, en la provincia de Ourense. Está transitable pero con precaución debido a la nieve.

En cuanto al viento sopló de madrugada con muchísima fuerza en toda la franja costera comprendida entre Carnota y Ribadeo. Llegó a los 138 kilómetros por hora en Viveiro y en Cedeira.

Vamos que esta borrasca de hoy nos trajo de todo.

Pero, insisto: para nada os preocupéis porque a las cinco de la tarde va a cambiar el panorama. Cesarán la lluvia y el viento y podremos asistir a los desfiles del Entroido que están programados.

Así que… ¡Échale humor a la vida! 

Sopla el viento, nieva, llueve… pero si no fuera así jamás encontraríamos esa perspectiva que buscamos en las sierras nacidas de la cordillera cantábrica.  

Siempre hay una cumbre desde donde el paisaje nos muestra la primigenia Galicia de la montaña, que es aquella en la que la gran mancha verde deja paso  a los picos escarpados.

Cada cima tiene nombre propio y en su entorno jamás crece la hierba mas allá de donde se lo permiten los rebaños de ciervos, corzos y gamos.

La montaña gallega pinta su mayor encanto natural en estas crestas de pastos, que se alzan hacia el cielo por encima del bosque y nos permiten ver todo cuanto existe en el territorio.

Abajo, los valles profundos sobre rocas enquistadas por la erosión de los ríos. Próximos a los penachos, los saltos del agua en libertad que buscan su destino final desde el precipicio. Y en lo más alto, los restos de antiguos glaciares rodeados de nieve.

Hoy me quedo junto al río, el Navia, que nace en Ancares.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *