ALBA GALOCHA, BELLEZA GALLEGA

La raza mejora y mucho. Lo digo porque yo acabo de descubrir a Alba Galocha.  En un principio tenía genes periodísticos, pero ahora camina, vertiginosa, hacia el mundo de las stars de la moda internacional. Es gallega y triunfa.

En Madrid, donde vive, pasa por ser la más guapa. Trae locos a los fotógrafos de Milán. Sale en las revistas de mayor prestigio de Europa. Y en flyers y en carteles. Y desfila y posa para catálogos de gente tan prestigiosa como Jorge Acuña, también madrigallego, como dice mi amigo Carlos de Blas.

Alba Galocha, sin embargo, tiene tiempo para estudiar moda. Lo suyo es el patronaje y su afición la música. Incluso me contaron que formaba parte de los “Help Pal”, que son jóvenes y llegarán, algún día llegarán.

Lo de ser modelo le gusta, claro, aunque parece un poco la antítesis de lo clásico del sector. Es delgada, “peso hormiga” dijo el columnista, sí;  pero no muy alta, digo yo…

Pero conoce bien la profesión…

—  Para mí, la belleza ideal es la de los años noventa. Las modelos de entonces tenían chicha, culo, tetas, carne. Las modelos de los años noventa estaban buenas. Ahora prima la delgadez extrema y a mí eso no me gusta.

Además, sabe perfectamente donde se ha metido…

—  El mundo de la moda está lleno de hipocresía…

Y no cree que puedan cambiarlo las nuevas generaciones…

—  Hay mucha competencia, pero cuanto más mona seas, cuanto mejor vistas… más caso te harán en este mundillo.

Y cuenta Alba Galocha que son las chicas normalitas, las que no se dedican a esto pero que fijan sus ojitos juveniles en la moda y en las modelos, quienes más influyen en la gente bella, que cómodamente complace a su público…

— Crean una idea de belleza errónea. Una belleza esquelética y en ocasiones deprimente.

Yo creo que este es un debate que se eterniza desde mi juventud, cuando las modelos gallegas salían, no de las escuelas,  sino de aquellos concursos cutres de misses que se celebraban en todas partes.

La verdad es que da gusto encontrarse en la red con gente como esta, como Alba Galocha… Nacida en los 90 para ser  guapa, simpática y modelo…

—  Procurad que vuelvan las curvas del siglo XX…

Uno, sin embargo, cree que la belleza está en, por ejemplo, la revista Telva. En su cara, en su tipo, en su cordialidad…

(9) Comentarios

  1. Bueno, es la fiel representante de la belleza gallega tradicional y seguramente, con su inteligencia, llegará muy lejos en el mundo de la moda.

  2. Es muy linda esta chica y seguro que le espera una carrera muy brillante. Por lo de pronto ya no es fácil ser modelo de Jorge Acuña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *