ALBERTO BARCIELA, PREMIO ANTENA DE ORO 2020

La noticia es para mí de lo más grata: el periodista Alberto Barciela Castro, compañero de web y de otros proyectos de aún mayor interés, ha sido premiado con el “Antena de Oro 2020”, galardón que otorga la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España, sin duda la más importante distinción profesional del mundo audiovisual por venir de quien viene: los propios compañeros que rivalizan en diferentes medios de comunicación del audiovisual español.

La razón por la que este año se le otorga el Antena de Oro a Alberto Barciela se debe, como dice el acta,  a su larga aportación a la información sobre turismo en España y especialmente, en Galicia”.

El compañero y amigo tendría muchos más méritos que añadir a esta razón destacada, porque es de los que poseen largo currículum y también versión corta de esas que se escriben para no aburrir.

QUIEN ES ÉL

Alberto Barciela Castro es un periodista de raza que nació en Chapela, Redondela, en 1962, a pocos metros del Faro de Vigo más mítico. Puede que de ahí le viniese la vocación porque llegó a la cumbre de la información y de las letras, en Galicia y en Madrid y eso solo se consigue cuando eres un vocacional.

En la actualidad no solo es uno de los mejores comunicadores especializados en turismo, como demuestra en “Gente Viajera”, de Onda Cero; es también un escritor de vanguardia que colabora en prácticamente todos los medios de Galicia: “El Progreso”, “Faro de Vigo”, “El Correo Gallego”,  “Atlántico Diario”, “El Ideal Gallego”, “La Región”, “Diario de Arousa”, “Diario de Pontevedra”,  y también en diarios digitales como “Aquí Europa”, “Galicia 24 horas” y “Galicia Única”. Algunos de sus trabajos han sido publicados en “ABC”.

En su día conquistó Madrid donde inició sus actividades profesionales,  en el grupo de Eugenio Suárez, editor de revistas de gran prestigio, como «Sábado Gráfico», «El Caso», «El Cocodrilo», etc… También fue responsable de Comunicación del grupo popular del Senado.

Doy fe de que es uno de esos articulistas meticulosos, siempre bien informado y con sensatez como opinador. Lo digo porque en estos tiempos no es fácil hacer gala de neutralidad, sobre todo cuando se ha pasado uno media vida trabajando al lado de figuras políticas de gran renombre, como el propio Manuel Fraga.

Os contaré un secreto: juntos hemos participado en diversos proyectos de la Consellería de Cultura, en donde mantuvimos enormes discrepancias. Alberto y yo nos llevábamos de aquella manera, porque las ideas de uno y otro eran diferentes y anduvimos a la greña profesional. Un día, cansados de estupideces, nos dimos un  abrazo y desde entonces es una de esas personas a las que estimo tanto que me alegro infinitamente de sus premios y de sus éxitos profesionales, que son muchos. Lo tengo considerado como uno de mis cinco dedos de la mano derecha… los que me recuerdan cada vez que los miro…

—- Te quedan cinco amigos.

Como profesional y como persona, Alberto Barciela es gente única y sin duda de mi personal aprecio.

UN FURAFOLLAS MUY QUERIDO

Títulos y distinciones aparte, de los que destaco su pertenencia al Colegio Profesional de Periodistas de España y el de miembro de número de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión, a mí me gusta llamarle a Barciela “furafollas”, un cariñoso apelativo gallego que dedico a la gente única capaz de dar continuidad a viejas y nuevas aventuras profesionales de las que la mayoría de los mortales –por las dificultades que entrañan- nos hubiéramos dado de baja.

Alberto no. Ahí lo tienes, en plena crisis por una pandemia, sentado a la Mesa del Turismo de España, en la que están representadas las más relevantes asociaciones. También es miembro de la Unión Ibérica de Profesionales del Turismo; y coordina el Congreso de Editores de Medios Europa-América Latina-Caribe.

Pero si me tengo que quedar con una etapa creativa y fructífera de Alberto Barciela miro al período comprendido entre 1994 a 2005 y le veo como director de Comunicación y Relaciones Externas de la Compañía de Radio Televisión de Galicia. Como director que fui de TVG me hubiera gustado tenerle conmigo al frente de ese departamento porque hizo posible que la prensa gallega dejara de criticar a nuestra televisión, creó la web –una de las más visitadas de España- y organizó un servicio de Documentación que hoy contiene al detalle todos los hechos relevantes de Galicia de los últimos 35 años. Es algo que debieran de agradecerle los señores que mandan hoy en la tele y la radio públicas de este país.

Antes, Barciela había sido director del gabinete de comunicación de la Xunta de Galicia y de su presidente, que era Manuel Fraga. Por San Caetano se decía que era el único capaz de calmar sus iras… cuando las cosas no iban como él quería.

Podría seguirte hablando de sus cuatro libros, de sus otros muchos premios y de muchos más méritos que ha contraído a lo largo de sus 58 años. Porque su extensa biografía da para mucho… pero prefiero quedarme aquí, no vayáis a pensar que me paso en adjetivos, que yo sé que no.

Además aún nos queda la esperanza de que, pasado el Covid, hagamos juntos un programa de radio… Sería francamente divertido.

Enhorabuena, Alberto… Me place que sigas cosechando éxitos y recuerda que en plena pandemia tiene mucho más mérito.    

(4) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *