ALBORADA GALLEGA

La alborada es mucho más que el espacio de tiempo necesario para que resucite el día. Para nosotros es música y poemas que cobran fuerza en los himnos que hacen crecer nuestro orgullo patrio.  Música y poesía que aún nos desperezan para que escribamos nuestra propia historia y nuestra fantasía.

Por eso, en la semana en que Galicia celebra actos lúdicos y culturales para festejar a nuestro idioma y a nuestras letras yo os regalo una muy especial alborada…

Para Curros Enriquez, la Alborada es la música que “arrullaba el corazón de los celtas”, porque la “alborada vieja” dicen que es música con más de cuatro mil años de tradición.

La “alborada vieja” es la primitiva. Es el canto matinal a la luz roja del amanecer,       -cuando el sol renace-, compuesto con notas de himno para acompañar la oración celta al Astro Rey, en la hora primera en la que se postraban ante el Ara Solis del Fin del Mundo.

Aquella alborada iniciática  pasó a ser con el tiempo la música de las reuniones de los clanes y de las procesiones sagradas. Costumbre que aún se conserva en algunas celebraciones importantes de la romería más ancestral.

Porque hoy en día, la alborada es la música que inicia la fiesta que es pagana, aunque se celebre con la disculpa del honor da Nosa Señora, que sale en procesión, también a ritmo de alborada…

Sirvió pues la alborada de nuestra historia para la religión y para la guerra; para la superstición…y sirve aún para la fiesta.

Es un rezo que llegaba a lo más profundo del corazón de los dioses paganos. El himno de los bravos guerreros galaicos que libraron la gran batalla del Medulio. La música dulce que sosiega el mar y que se posa sobre las cosechas para protegerlas. El ritmo que aún nos despierta acompañado de las doce bombas de rigor que anuncian el gran día de la gran fiesta.

Inspirado en este druídico canto surgió un poema que, ya en el umbral de la modernidad, hizo nacer la luz que iluminó finalmente nuestro resurgir como pueblo:

“Arriba, que aurora comenza a espertar”…


Un poema que despertó a la nación gallega de aquel letargo en el que perdimos un Reino luchando por la vida. Que nos despertó de aquel sueño de sombras y angustia, en el que la gaita sonaba a lamento.

Fue en 1828 cuando el bardo viveirense Nicomedes Pastor Díaz, escribió una nueva “Alborada” incitándonos a la épica:

“…Fillos dos nobres celtas, fortes e peregrinos, luitade polos destinos dos eidos de Breogan…”

Así, la  “Alborada Gallega” inició el Rexurdimento cultural del siglo XIX, y las letras escritas en “la noble e armoniosa fala” comenzaron un tiempo de esplendor, Fue cuando los gallegos tomamos conciencia de País…

Porque había renacido el espíritu de la alborada vieja para devolvernos el orgullo patrio.

Y nacieron poetas… Curros EnríquezEduardo Pondal, el Bardo… Y la romántica Rosalía de Castro, también nacida al renacer el día, es decir, en la alborada:

“…Nacín cando as prantas nacen, no mes das flores nacín. Nunha alborada mainiña, nunha alborada de abril…”

La nueva Alborada tendría, poco después, música propia compuesta por  un mindoniense, Pascual Veiga

.

(30) Comentarios

  1. No hay nada mas hermoso que una alborada en Manzaneda, en la Cabeza Grande… ¡Es fantástico ver como el sol se junta con el lucero del alba,,, Yo creo que ahí se inspiró Pastor Díaz.

  2. La alborada por la ventana, con sonido de gaita de fondo y los foguetes de despertador, algo que solo se puede vivir en nuestra Galicia. Un saludo desde Ginebra..

  3. Haberá que inventar outro Rexurdimento a vista de como andan as cousas da política e da economía… Así que, voltade a cantar “arriba que aurora comeza a espertar…” Moi boa explicación literaria do que é unha alborada no noso país.

  4. Matilde López Camelo - Responder

    Es un regalo valiosísimo, donde los cinco sentidos no alcanzan para apreciar ni pintar con palabras todo aquéllo que el espírito siente, aún desde tan lejos…GRACIAS, XERARDO

  5. Gracias por mostrarme tan bellos amaneceres y al mismo tiempo enseñarme el significado de la alborada que me contaba mi padre, cuando se acordaba de las fiestas de su pueblo. Es un lujo poder leeros. Un abrazo desde Avellaneda, Argentina.

  6. Es muy manejable e interesante tu revista, Xerardo. Gracias por este regalo semanal que me sirve para recorrer Galicia y conocer muchas cosas que aún siendo de Ourense desconocía.

  7. Me encanta esta manera que tienes de escribir, de contar las cosas de nuestra tierra. Un saludo desde Mexico de un gallego de A Lama.

  8. No se como te las arreglas, pero todas las semanas llegas a interesarme de principio a fin… Lo de la alborada y su importancia es algo que solo se le ocurre a un gran periodista y a un gran galleguista.

  9. Interesante estas teorías de la alborada y muy bellas esas fotos de amaneceres. Solo falta el sonido de la gaita que yo suplo poniendo la alborada de Veiga en el propio ordenador. Un abrazo desde la Compostela peregrina.

  10. Creo que habeis conseguido un interesante rincón de Galicia en la Red. Me maravilla vuestra imaginación para mostrarnos las cosas sencillas que son las que palpamos todos los días y nos pasan desapercibidas, como estas alboradas que contais. Un saludo desde Oleiros. Por cierto, fantástico el artículo que le dedicasteis a mi pueblo. Gracias.

  11. Francisco José Borges Seoane - Responder

    Magnífico artículo este dedicado a la alborada gallega que nos trae los recuerdos de la fiesta. Soy de La Cañiza pero llevo en Mexico 30 años.

  12. Desde las tierras de Maeloc felicidades por esta web que nos hace viajar con interés por una tierra que muchos gallegos desconocemos.

  13. Simplemente genial, esta manera de hablar de las cosas que mas nos afectan, como esa parte oscura de nuestra historia a la que pone fin el renacer del día. Un saludo desde Sao Paulo.

  14. Jose Francisco Gutierrez - Responder

    Desde Caracas no puedo menos que felicitaros por esta iniciativa, sencilla pero de lo mas interesante que he encontrado de mi tierra en Internet. Gracias por recordarme cada semana que soy gallego. Porque cada semana siento un poco mas de morriña, los sábados, cuando os leo.

  15. Unha vez vín a alborada desde a serra de Queixa e dixenme que tería que escribir algo sobre aquelo. Xa non fai falla… ¡Moitas grazas!

  16. E unha delicia, sen dúbida, ler tanta beleza, pero o que mais me impresiona e o voso amor a terra. Ata o punto de que demostrades un coñocemento dela pouco habitual nos xornalistas daquí, que ó único que fan e falar de política e dos políticos. Isto sí que é facer política de país.

  17. Cataluña no tiene una página como esta, tan clara y concisa de los conceptos que hacen país. Aquí en la Riviera Maya, en México, se os lee mucho. En verano iré a Galicia.

  18. Despois da noite sempre chega a Alborada. Quer dicir que os males vanse nesta terra fermosa que temos, onde todo parece mais doado. Noraboa pola web.

  19. Vexo que levades xa medio ano coa revista e ando buceando nos seus contido. Decorazón volo digo. Paraceme moi boa, ainda que é unha magoa que non estea escrita en galego.

  20. Una verdadera maravilla, esta forma de vender el país en el exterior y en el propio país. Porque estoy seguro de que muchos gallegos ignoran algunas de las cosas que contais esta semana, por ejemplo, lo de Palacios. Está crónica de las diferentes alboradas son una pasada…

  21. Un saludo desde Panamá para felicitaros por la web y agradeceros que nos enseñéis en ella tantas cosas hermosas de nuestra patria… Muchas gracias, paisanos.

  22. Desde o Río de Janeiro felicidades por la revista, que está muy bien. Tiene unas fotos fantásticas en todas las páginas. Recomiendo a todos que las pinchen para agrandarlas. Si venís por aquí teneis a un gallego dispuesto a recibiros y a invitaros.

  23. Gracias por contarnos historias tan bellas como la de una alborada y sus significados reales… La música de Veiga no podía ser tan bella si no tuviera su justificación como himno de un pueblo como el nuestro. Saludos desde Mexico.

  24. Leyendo Galicia Unica aprendo mas cada día… Las alboradas en Galicia tienen un gran significado, por lo que veo. Un saludo de esta catalana desde Barcelona.

  25. En las venas celtas late la poesía del sonido, la música de la Vida que despierta alrededor del círculo de piedra, aquel al que los antepasados escuchaban y meditaban en sus argots de silencio. Alborada de Eternia, eternamente inminente, eternamente impronta de sangre y fuego hechos logos para renacer el Tiempo

  26. Me he leído anoche este texto y hoy me levanté para disfrutar de una alborada… Soy de A Rua, donde estoy de vacaciones unos días, porque vivo en Madrid. Enhorabuena por la web.

  27. constantino gallego souto - Responder

    Cuanto me enseñas de mi tierra, la próxima alborada que toque con mis amigos gaiteiros en el furancho me acordaré de tí. Gracias Xerardo. Unha forte aperta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *