ARANGA

Las mágicas fuentes


El agua es un milagro en Aranga. Fervenza del río Vexo.

En el trayecto de Aranga veremos fuentes en las que nacen los ríos para provocar el paisaje verde, entre  la media montaña y los valles donde converge la belleza.

El hombre rescató aquí viejas tradiciones que nos asombran y recuperó espacios de ribeira para que se miren en los espejos del agua, los alisos y los carballos, llenos de líquenes de fraga.

Antiguas crónicas nos hablan de ancestrales pobladores galaicos, de castros que estuvieron habitados, y de un castillo que perteneció a la nobleza medieval.

Huele Aranga, sin embargo, a tierra labrada y los prados verdes anchean el actual horizonte de los territorios amados.

La Serra da Loba es atalaya para alcanzar cumbres y llano. Por algo trepa hacia el cielo infinito desde la aldea encantada. Es quien preside todo este paisaje verde…

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *