Arteourense

Los artistiñas ilustraron mis atardeceres del Tucho…

Con Quessada compartí mis primeros reportajes…

La vieja Auria sigue creciendo hacia el Miño y es del río de donde emergen las modernas aguas hirvientes de la modernidad termal, para recomponer el relato legendario…

El que nos habla de la proximidad del averno y del Cristo salvador de corazón caliente, gracias al agua que también hierve bajo piedras trimilenarias sobre las que se edificó la Catedral.

Menos mal que en Ourense siempre es posible encontrar figuras transgresoras que crecen para derrotar la historia y la leyenda.

Como aquellos artistiñas de mi memoria, que ilustraron con su arte mis atardeceres del Tucho, donde el frío se curaba con una taza de Ribeiro a granel. Algunos han viajado ya al espacio y otros viven combatiendo los recuerdos imborrables de aquellas paredes donde resonaba la voz del poeta.

Quessada fue su vanguardia y espera homenaje brillando en el cielo mas que el lucero del alba. Ilustró algunos de mis reportajes en el Diario de Pontevedra y me honró siempre con su amistad.

Hoy el arte tiene nuevos espacios ourensanos, y mas jóvenes artistiñas para envolver de creatividad esta vieja Auria, donde las fuentes siguen manando el agua que calienta la niebla.

Un Comentario

  1. Pingback: CRÓNICAS [Las cosas sencillas]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *