Cee

El recuerdo del indiano

Fernando Blanco Lema


Hay aún una Galicia universal mas allá del horizonte Atlántico de Cee, que nos recuerda la historia de gentes con dos patrias, protagonistas del éxodo a las dos Américas.

Eran tiempos, aquellos, nunca olvidados, en los que el territorio sufría el desequilibrio social y por él caminaban solo las bocas del hambre.

Hasta que los abuelos emprendieron el viaje de vuelta y lograron la resurrección de la aldea…

Aquella aldea se convirtió en villa de progreso, cuando los poetas contagiaron de morriña a los que llamábamos indianos; y estos levantaron las escuelas y los centros de formación, los pilares de este presente cultural que disfrutamos.

Cee tuvo su benefactor en la figura de Fernando Blanco de Lema, creador del colegio-instituto de Santa María y de la escuela de Niñas, centros que desarrollaron una experiencia pedagógica, entre el humanismo y la ciencia, que contribuyeron de forma excepcional al desarrollo económico de toda la comarca.

Cee es hoy un paraíso recuperado, entre el mar y la tierra; la estatua de Fernando Blanco preside su espacio mas emblemático y nos recuerda que los avances de Galicia se deben, en buena parte, al legado de muchos de aquellos corazones errantes…

A los que llamábamos indianos…

La ría de Lires posee rincones perfectos, junto a la famosa playa de Nemiña.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *