Cenlle

Las cepas que ahogó el Miño

Las aguas del Miño sepultaron las mejores cepas del Ribeiro, en Cenlle.

Cenlle es tierra legendaria posiblemente habitada por fantásticos seres que emergen como habitantes de aquel pueblo que el río sepultó bajo sus aguas…

Hay fantasmas que aún surgen de la sequía del Miño, entre las cepas que se ahogaron tras la construcción del salto de Castrelo, cuando la revolución popular dio origen al cantar de cego, de mi querido maestro Albino Nuñez. Aquel himno a la libertad que cantaron el pueblo y la voz ceibe de Miro Casavella.

Bajo estas aguas habitan los recuerdos  de los viñedos más fértiles del Ribeiro del año 1969, cuando todos los poetas y cantaautores pusieron voz a la tragedia.

Para Bernardino Graña por aquí “andaba, entonces, o demo facendo presas”, mientras, según Lois Dieguez, “os labregos de Cenlle berraban pola sua terra, loitando, pero solo se escoitaba o silencio” y el eco de los fusiles de la Guardia Civil del franquismo.

Hoy, de aquella Ribeira de Cenlle nada queda y del viejo Castrelo do Miño solo la iglesia que preside el paisaje por encima de los inviernos de niebla.

Sin embargo, cuando el gran río pasa por Laias, sirve de espejo a un nuevo espacio de resurrección creado por el hombre para su disfrute.

La antigua Aqua Lai, que cautivó a Flavio Dextro, poeta del Imperio, es en la modernidad la Villa Termal mas apreciada, en la que el agua viaja por todos los cuerpos para destruir sus males…

Laias, un espacio de resurrección para destruir los males del cuerpo.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *