CINCO SENTIDOS

Con los cinco sentidos procuro esta vez los signos  y las formas que explican la belleza de esta Tierra Única.  A través de ellos  siempre se respira esa atmósfera que matiza las perspectivas…

Oler esa tierra mojada por la bruma mansa…

Escuchar el canto rumoroso del río cuando atraviesa el bosque encantado…

Tocar el cielo con las manos desde lo alto de la grandiosa montaña…

Ver cómo el país viste una vegetación multicolor en la que el verde te sale al paso, a la espera de las maravillosas degradaciones cromáticas del crepúsculo sobre el océano…

Y saborear,  frente al mar,  el pan de millo y la sardina que te ofrece esa gente humilde que hace posible la grandeza de esta tierra…

Todo es posible por en medio de este paisaje de cumbres suaves y valles profundos, organizado en torno a mil ríos y dos mares que esculpen estatuas de salitre y envían cantos dulces de sirena, bajo el sol que nunca quema, a esa playa hermosa de arena tostada…

Por eso Galicia es la obra perfecta…

OLFATO

Los caminos de la aldea se organizan en torno al curso del río que baja por la ladera. Huelen a tierra labrada, a maíz crecido, a hierba recién cortada y cuando pasan cerca del hogar nativo, a humo de lareira vieja…

OIDO

Suena, como salida de punteiro de gaita,  la natural sinfonía de agua que refleja el paisaje de la fraga, en cuyos matices  encuentra el artista la inspiración que precisa para su arte.

TACTO

Place la armonía perfecta que el agua proporciona a los humanos cuerpos cuando los moldea y acaricia en el espacio termal. En el lugar mágico donde beben  la belleza del entorno.

VISTA

Lucen los paisajes  de media montaña, de souto o de fraga, de carballeira o de devesa,  los veraniegos colores de cielos azul bandera, de valles verdes y de tímido sol entre sombras de niebla que atraviesa las degradaciones cromáticas de los árboles.

SABOR

Sabe el mar a marisco de Ría en el más marinero de los puertos marineros.  Y lo saborean gentes aquí venidas en busca de la playa serena que encara horizontes de oro y plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *