Crecente

Paisajes de la frontera

El Miño y Crecente desde el Coto da Cruz.

En Quintela está el monte Cidá, en donde quedan restos de una antigua citania de la época de la romanización. Pertenece al municipio de Crecente, que se extiende desde la calzada romana que seguía la cuenca del Miño,  hasta las estribaciones de la Serra do Faro y el Alto do Carqueixal, montañas en las que habitaban las mas antiguas tribus galaicas.

El Miño fertiliza el municipio a partir del salto de Frieira. Desde aquí crea una natural frontera con Portugal que se prolonga hasta su desembocadura.

Crecente tiene algunos restos medievales de cierto interés, como los de la Torre del Homenaje del Castillo de Fornelos o los del Monasterio de San Pelayo de Albeos, del que solo se conserva la iglesia, románica, del siglo XII.

Desde los miradores del Coto da Cruz, el Alto de Guillade o la Virgen del Camino se alcanza el Miño que también nos sorprende con bellos paisajes, como Mandelos, en Vilar, playa fluvial.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *