CRÓNICA DE UNA VERGÜENZA FERROVIARIA

Por Eugenio Eiroa

La salida sur de Vigo es fundamental, porque la conexión transfronteriza con Portugal es clave para Europa. Hay una oportunidad para agilizar todo esto», aseguró la presidenta da Adif, Isabel Pardo de Vera en Vigo al ser preguntada por periodistas al concluir el acto de firma de la adenda para los nuevos accesos a la estación de tren y de autobuses. (In Atlántico Diario)

Durante diez años no movieron un dedo… ni la Pastor, ni Ábalos, ni el lucero del alba. Y ahora les entra, cuando el país está en los huesos, la preocupación…

Peligro. Los políticos, no todos, es cierto, aquí y allá hablan alegremente, en medio de un país con la economía por los subsuelos, con una alegría tremenda sobre los fondos que han de llegar de Europa. 

En un acto de firma de convenio referido al entorno de la estación inter-modal-ferroviaria-centro comercial Vialia, de Vigo, alguien soltó que los fondos europeos esos podrían ser una «oportunidad magnífica» para, con cargo a los mismos, hacer la «salida sur» ferroviaria de Vigo.

Es decir, cuando estos años atrás la economía española más o menos andaba, nadie se preocupó por avanzar con la«salida sur» ferroviaria. Ni siquiera para construir una alternativa bien barata que serviría para salir del paso y de la que luego hablaremos. Y ahora, justo ahora, cuando hoy en día non hai un can… se invocan los fondos europeos para resolver el problema.

Decía el alcalde de Braga días atrás que los fondos europeos serán una oportunidad importante si se aplican bien, si se distribuyen bien, si se piensa bien hasta el último céntimo antes de gastarlo, que no se pierda un céntimo en alegría improcedente en el momento actual, vino a decir, como consejo a los Gobiernos de Portugal, también de España en la misma medida.

Y al margen de tener razón, mucha razón Ricardo Río, tenemos sin embargo el contraste ya en la alegría que traslucen a la más mínima algunos políticos que, parece, pretenderían aplicar el razonamiento de tengo un problema, ya no hay un problema, cojo dinero del maná europeo y… ¡qué gran oportunidad para resolver el problema!.

Pues no, señor mío: primero habrá que estudiar si la situación se puede remediar con un parche eficaz, válido para unos años, hasta que la economía se recupere. Y luego, cuando se haya recuperado la economía, será el momento de meterse en honduras.

UNA DÉCADA PERDIDA: VIGO NO SE MERECE ESTO

Viene ello a cuento del asunto de la «salida sur» ferroviaria de Vigo. ¿Es necesaria?. Sí, claro que sí. Pero… ¿nos podemos permitir enterrar ahí, para eso tan solo, los cientos millones que cuesta, tal y como está la economía española?. Tal vez no, sinceramente tal vez no.

Entonces… ¿vamos a tener que estar condenados a que los trenes de Ourense y valle del Miño, Portugal… sigan perdiendo tiempo dando la vuelta por Redondela?. ¿No podemos mejorar el tiempo de viaje de estos trenes, recortándoles casi un cuarto de hora al tiempo actual, lo que haría más atractivo para el viajero el trayecto Vigo-Porto, por ejemplo?. La respuesta es que no necesariamente hemos de seguir condenados en el caso de los trenes de viajeros de la línea de Ourense y línea de Portugal.

No construir ahora la salida sur de Vigo sería aplazar solamente en parte (las mercancías, importante sin duda pero no prioritario) la resolución de un problema. Permitiría dedicar esos cientos de millones a otras cosas más inaplazables en la Galicia Sur. Y habría una solución parche que ya se debió de construir hace años, cuando se puso en servicio esa estación ferroviaria actual de Urzáiz -que, por cierto, con su escasa playa de vías, ya veremos si no va a dar problemas si un día allí llegan más líneas de tren que la única actual del Vigo-A Coruña. ¡Ojo a esto que decimos!

¿Cuál es la solución-parche que urge construir?  Sin duda una especie de muy pequeña línea (un trozo de muy escasos kilómetros, 2,5 a lo sumo) que empalme la actual vieja línea ferroviaria que viene de Ourense y Portugal con la línea nueva que viene de A Coruña, justo a la entrada del túnel de As Maceiras, que atraviesa la montaña y coloca actualmente a los trenes que vienen de A Coruña en la estación de Urzáiz y pasaría así a colocar allí también los trenes que vienen de Madrid, Ourense y Portugal… 

Ese empalme entre la línea de Portugal y Ourense, con la línea que viene de A Coruña, a la boca de entrada/salida del túnel de As Maceiras, permitiría meter también en la estación nueva de Urzaiz a los trenes de Porto y de Ourense, ahorrando a estos que den la vuelta actual por Redondela lo que supondría ahorros de tiempo entre 12/15 minutos, que no es poco…

Esta solución no impide que siga la conexión actual de la vía de Portugal/Ourense con Vigo-Guixar, a través de Redondela -aunque preferentemente no se utilizase- para tener esa alternativa disponible siempre, para llevar trenes a los talleres de Redondela, o desviarlos en almacenamiento a Guixar si menester fuere.

En el mapa que incluímos se refleja lo antes expresado.

En la parte superior del mapa, en color rosa se señala el trozo de 2,5 kms de vía que habría que construir para empalmar la línea que viene a Vigo desde Portugal y Ourense con la nueva vía que procede de A Coruña, a la entrada del túnel de As Maceiras. Una flecha en negro señala aproximadamente la zona donde habrá que construir algo tan sencillo…

¿Por qué se lleva despreciando desde hace una década la alternativa temporal a la «salida Sur»? ¿Hay gato encerrado en ello?

De esta historia llevamos años por nuestra parte reclamando. La colección de lo publicado antaño en Morrazo Tribuna y Rías Baixas Tribuna, refleja nuestra inquietud al respecto. Como cabía esperar, nadie nos hizo (entre los que mandan) ni puñetero caso. 

A Caballero, por ejemplo, por lo que se observa, algunos ciudadanos podrían entender que lo que más le preocupa es que se vendan calzoncillos y helados en el centro comercial de Vialia que surgirá en breve en la nueva estación de Urzáiz. No parece habérsele visto preocupación por el pensamiento de… si un día se meten todos los trenes que van a Guixar junto con los Vigo-Coruña en la playita de vías de la estación nueva de Urzáiz… ¿qué va a pasar?  Y tampoco creemos haberle oído, mientras no llegase la «salida sur», reclamando esta solución poco costosa pero para la actualidad eficaz del byp-pass o empalme de vías a la entrada del túnel de Maceiras.

Se habla de la «salida Sur» con alegría, con ligereza, como si fuese algo sencillo y barato… Y no es así, sino lo contrario por la millonada que cuesta, más ahora con el país hundido económicamente.

El by-pass o trozo de 2,5 kms dichoso debería haberse construído ya años atrás, cuando la nueva vía de A Coruña entraba en el túnel de As Maceiras. No se hizo. Pero tampoco -creo recordar- hubo políticos que lo reclamasen. Aquellos polvos trajeron estos lodos. Ni siquiera -en el colmo de la despreocupación- se dieron cuenta de que los trenes de Ourense y de Portugal estaban condenados a perder un cuarto de hora dando la vuelta por Redondela, cuando tras pasar por la zona de Os Valos podían entrar directamente atravesando la montaña hasta la nueva estación de Urzáiz. Ni a Caballero le ha preocuopado tal cosa, ni a la Adif de la señora Pardo se le ocurrió la idea de facilitar y hacer esta alternativa tan barata, que ahora permitiría -dada la crisis gravísima de la economía- aplazar la «salida Sur».

Ante el peligro de que seamos descalificados por algún vehemente político al uso, convendría recordar que ya ¡en 2012!, el afamado experto en temas ferroviarios de la UGT-Galicia (Transportes), Cándido Rodríguez, se mostró claramente partidario de mejorar la vía férrea de Ourense y Portugal en el acceso a Vigo. También hay un documentado estudio en 2015, patrocinado por el Eixo Atlántico, donde se aboga por lo mismo… lo que humildemente nosotros venimos defendiendo desde hace una década.

Y hablaba Cándido Rodríguez, precisamente, de construir un enlace de poco más de poco más de dos kilómetros de longitud para poder enlazar el túnel de As Maceiras con el subterráneo de Os Valos y unir así el trazado del eje Atlántico (Vigo-A Coruña) con la vieja línea del Miño/Portugal. 

UGT tenía incluso un estudio a fondo y concluía que se trata de una obra sencilla y relativamente barata, en torno a 15 millones de euros costaría en el 2012 como máximo si se hubiese hecho, lo que permitiría reducir el viaje de Vigo a Ourense por el río Miño de los 90 minutos actuales a unos 70/75 como máximo; igualmente recortaría entre 12/15 minutos el tiempo del trayecto Vigo-Porto. 

Este ramal del que siempre hemos hablado desde hace años tanto la UGT como este humilde periodista, no solo acorta el trazado desde y hacia Vigo en varios kilómetros, sino que permitiría ganar velocidad en la salida desde Vigo-Urzáiz por el túnel existente de ocho kilómetros hasta Redondela. “Se puede hacer, resulta barato y se debe de hacer, ya enviamos el proyecto al Ministerio de Fomento, pero sin respuesta”, confesaba en el 2012 Cándido Rodríguez a ese buen periodista que es José Teo Andrés. 

Este mini-tramo que sugería UGT contempla un falso túnel de un kilómetro y un viaducto de apenas 600 metros en los 2,5 kilómetros de longitud desde Maceiras hasta Os Valos.

Incapacidad, ceguera en el Ministerio de Fomento durante una década para al menos resolver con el by-pass (por llamarle de alguna manera) el problema que nos ocupa. Pero también políticos de brazos cruzados o mirando para otro lado, en Vigo y Galicia, para exigir desde hace mucho tiempo, cuando menos una solución tan barata, tan fácil y tan oportuna mientras no llegase la definitiva «salida sur» ferroviaria de Vigo. Ni una cosa, ni la otra tenemos… 

Monumento a la inoperancia y a la incapacidad podrían también proponer algunos, que se construyese con esos fondos europeos que, ahora, de la noche a la mañana, algunos nos quieren hacer creer que nos van a solucionar todo. Incluso lo que durante años, ni hemos sabido, ni hemos querido hacer. 

¡Firmábamos ya ahora mismo, porque antes de fin de año se iniciasen las obras de ese tan necesario empalme entre la vía de Ourense/Portugal y el acceso al túnel de As Maceiras!.

En fin… hagan lo que quieran, malgasten el dinero, tírenlo por la ventana, den palos de ciego. Sinceramente: ya estamos cansados de clamar en el desierto. Sinceramente, ya estamos cansados de machacar en hierro frío. 

Es como lo del ingeniero José Carlos Fernández, que demostró durante años con todo tipo de datos, que era muchísimo mejor una línea directa de AVE entre Ourense y Vigo vía Mondariz, más rápido, más directo, costando menos… y la tropa que nos ha tocado en suerte, erre que erre, quiero Ave directo Ourense-Vigo por Cerdedo. Ni Dios hizo caso a José Carlos Fernández, lamentablemente.

Y es que somos el país de Jauja. Parece que no tenemos arreglo…

(2) Comentarios

  1. Realmente vergonzoso y algo más: indica lo poco que pinta Galicia en el contexto estatal, gobierne quien gobierne, incluso cuando teníamos a un gallego de presidente.

  2. Los que entendemos algo de ferrocarril, nos gusta y queremos realmente que funcione, pensamos siempre en gastos racionales como bien pones en el artículo que suscribo al 100 %, pero el problema es que los políticos buscan grandes obras megalomanas para poder vender al pueblo que de esta manera tienen aborregado.

    El populismo ha hecho mucho daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *