DÍAS DE VINO

Viñedos de Otoño en Petín

Cuando la Tierra Única dice, definitivamente,  adiós al verano llegan los  “Días de Vino” con su estética de vendimia en los viñedos,  que trepan por las laderas para procurar el sol de la vida.

Los paisajes son aquellos donde el vino nace natural contemplando las “ribeiras” de los ríos, cuya expresividad cromática nos anuncia ya un hermoso otoño de hojas de cepas teñidas de colores.

Pero el vino en Galicia es una sucesión de ritos enraízados en el alma del rural y su cultura nace en las formas de cosecharlo, en la serenidad que adquiere en la bodega nueva,  donde reposa a la espera del momento tabernario,   que es típico, tradicional, dicharachero y hasta simpático, cuando los humanos le ponemos voz.

Los cinco vinos famosos de Galicia escucharon al nacer la música del agua, pero es en el momento en el que los bebemos,  cuando cantan las ausencias.

Por eso se convirtieron en viajeros incansables y ahí los tienes, haciendo patria por el mapamundi, como embajadores del país, promoviendo amistades e imitando la  aventura de nuestra gente.

Bebamos pues y brindemos para construir pirámides de luz en la vieja taberna de la aldea renacida…

Mujeres de la familia Sánchez Gallego en o Ribeiro (1945)

Y entonemos los cantos de vendimia, que son cantos cantados ya desde tiempo muy antiguo. Hay ritos tan ancestrales en algunas zonas vitivinícolas que cuentan con dos mil años de historia. Porque…

El vino lo trajeron a Galicia los romanos; y los monjes, ya en el medioevo, fueron quienes perfeccionaron su elaboración. El Amandi, de la Ribeira Sacra se disputa antigüedad con el Ribeiro, sin duda el más popular junto al joven Albariño; pero los adolescentes vinos de Valdeorras y Montarrei conocen también los mercados internacionales.

La vendimia es el primero de los ritos que se siguen para elaboración de un buen vino. Pero cada paso que se da es muy importante para obtener el mejor resultado final.

El proceso tiene un calendario:

Brotan las cepas entre la luz de niebla primaveral para ofrecernos su mejor fruto una vez pasados los calores de agosto. Y cuando las hojas tiñen el paisaje multicolor de cada otoño, es tiempo de vendimia.

Duerme el vino su letargo invernal para fermentar y es a partir de mayo cuando comenzamos a disfrutar el mejor sabor del vino nuevo.

El vino nace para regalarnos su cultura. Hay que descubrirla en las pequeñas villas o en las calles de las ciudades, deleitándose en el recorrido que nos lleva de tasca en tasca, rito que aún se sigue en los atardeceres ourensanos o lucenses, con más intensidad que en la costa.

Viñedos en la Ribeira Sacra de Chantada

Luego está el paisaje, que nos conmueve y enamora, porque nos recuerda el esfuerzo colectivo en inverosímiles terrazas que crecen o decrecen en las laderas más bellas.

Los vinos nacen en Galicia buscando las ribeiras de los ríos principales, que proporcionan a la uva el grado de humedad precisa para su desarrollo.

El Miño, el Sil, el Umia, el Támega y el Avia, son las venas fluviales de las cinco denominaciones de origen distribuidas en toda la geografía gallega.

El Miño es el río de la Ribeira Sacra, juntamente con el Sil. Pero fertilizará también parte de las tierras de la Denominación Ribeiro; y las subzonas del Condado y de O Rosal, en donde se cultivan los albariños Rías Baixas.

A su vez, el Sil, regará antes de la Ribeira Sacra las tierras de la denominación Valdeorras, que se extiende entre O Barco y Quiroga.

El Umia es también río del albariño, cuyas cepas crecen en sus márgenes entre Ribadumia y Cambados, principalmente.

El Támega reverdece el Valle de Monterrei, y el vino de esta denominación crece entre Verín y Chaves, ya en Portugal.

Finalmente el Avia embellece y humedece aquellos parajes del Ribeiro a los que cede apellido, es decir, los de Cenlle y Leiro además de Ribadavia. Por eso se le llama a esa zona el Ribeiro do Avia.

Vendimia, vendimiadora

Del Ribeiro ya hemos dicho que el mejor es el blanco,  de mayor  transparencia que los otros vinos gallegos; el Ribeiro es vino fresco, aromático, suave, y muy ligero.

El Ribeira Sacra procede de la uva mencía. Es un tinto fastuoso que, al ser “la sangre de la tierra”, tiene cierta espesura, de ahí su gracia… Destaca sobre todos el que llamamos de Amandi, que dicen conserva la esencia de la técnica de elaboración de los monjes de San Estebo de Ribas de Miño.

Se le parece, aunque resulta más ligero al paladar, el tinto Valdeorras, también elaborado principalmente con la uva mencía. Y es muy similar a ambos el tinto que se está haciendo con denominación de origen Monterrei, aunque en este valle los blancos son más apreciados por resultar más suaves e ideales para acompañar pescados y mariscos.

Aunque si buscamos maridaje con los frutos del mar, lo encontraremos en cualquiera de las zonas de la denominación de origen Rías Baixas: para esto el albariño es el vino ideal; es blanco, afrutado, suave y excelente compañero de los frutos del mar gallego.

Valdeorras, Monterrey, Ribeira Sacra,  Rías Baixas, o Ribeiro. Cualquiera de estos vinos tiene reconocido su origen y una gran calidad,  fruto de los mimos que le brindan los cosecheros y los bodegueros de Galicia.

El vino de los romanos

.

(34) Comentarios

  1. BIENVENIDOS AL MUNDO DE LOS VINOS DE GALICIA.
    SI QUIERES VER LAS FOTOS EN GRANDE PINCHA EL RATÓN SOBRE ELLA, POR LA PARTE IZQUIERDA.
    GRACIAS POR LEERNOS Y POR PARTICIPAR CON TUS COMENTARIOS.

  2. Excelentes fotos, tan buenas como los buenos blancos de la tierra… Aunque deberíais probar los tintos de Valdeorras, tan buenos como el mencía de la Ribeira Sacra.

  3. ¡La vendimia! Mucho me acuerdo aquí, en Londres, de aquellos días de vendimia en mi Leiro natal. ¡Que bien lo pasábamos! Gracias por recordarnos que en torno al vino y a su cosecha hay muchos ritos de nuestras tradiciones.

  4. Xerardo, me saco el sombrero ante este artículo sobre nuestros vinos, el amandi que se cría a las orillas del Sil es un caldo tinto de una calidad exquisita, mañana, como sabes, estamos en Vigo con las jornadas del marisco en el Berbes, me tomaré un buen albariño y me acordaré de ti. Gracias por el artículo y las fotos. Un fuerte abrazo.

  5. ¡Que bellos aquellos tiempos infantiles de vendimia cuando pisábamos las uvas! ¡Y que vinazos cosechaban nuestros abuelos! Desde Barcelona siento nostalgia de aquellos tiempos.

  6. Brindo por Galicia y los gallegos desde Madrid. Lo hago con mencía de Valdeorras y a poder ser de Joaquín Rebolledo, uno de los mejores vinos del mundo. Muy buenas las fotos de las cepas y muy guapa la vendimiadora.

  7. Gracias desde Montevideo por traerme os recordos da miña infancia con iste fermoso retrato da vendimia… Nacín no Ribeiro, en Ribadavia, e levo trinta anos neste país que tamén considero a miña patria.

  8. I will read this afternoon, dias the brumas, vino y orujo are coming. Le mande Tagged la foto a mi hija, espero no le moleste, Galicia es unica, como usted dice.

  9. Xerardo tienes una forma de describir a tu tierra, sus costumbres y demás que cautiva, brindo por ti ,por tu Tierra y por sus vinos..a tu salud ¡Chin, chin!.Lou

  10. En Galicia hay vinos estupendos como muy bien describís pero yo me quedo con el Amandi, porque ese sí es único, es el mas antiguo y tradicional, incluso mas que el Ribeiro.

  11. El vino de Galicia es complemento de la excelente gastronomía de esa tierra en la que tuve la dicha de estar este verano para conocer el pueblo de mi madre que es Viveiro. Saludo a todos los que me hicieron tan agradables las vacaciones, especialmente a mis primos Paco y Maruja. Desde Mexico, felicidades por Galicia Unica.

  12. Soy de El Viso, cerca de Cudeiro, donde se da el mejor vino blanco de Galicia y donde las cepas ya se tiñeron de amarillo. ¡Llegó el otoño! ¡Muy bonita esta revista!

  13. BRINDO POR LOS GALLEGOS, POR EL VINO DE GALICIA Y POR TI, QUERIDO XERARDO. Y NOS QUEDA PENDIENTE EL ALBARIÑO Y OTRO DEL PENEDES, AQUÍ, EN MI BALCON DEL MEDITERRANEO. O EN GALICIA, ALGUNDIA.

  14. Gracias por el cuadro general que nos ofreces de los vinos de Galicia que, despues de mucho esfuerzo, estan ocupando ya su puesto en los mercados internacionales, incluso el chino.

  15. Soy de Serra de Outes pero vivo en Mexico. Descubrí esta web por mediación de un primo mío que os sigue desde el principio y os prometo que yo haré lo mismo, ya que me estais descubriendo Galicia a la que no olvidamos los emigrantes.

  16. A propósito del vino, un poema de Roberto Gil…
    Tiende tu mano al vecino
    porque sí, por elegancia.
    Que no todo sea ganancia
    a lo largo del camino,
    cambia de sabor el vino
    sin tener con quien brindar.
    Qué ganas con atesorar
    y ser opulento en bienes,
    si entre tus bienes no tienes
    el bien preciado de dar.

  17. Meus parabéns polo xeito de promocionar os viños galegos que son tan bós como calquera i un elemento básico na economía do rural de Galicia. Grazas.

  18. Nose yo si la calidad de los vinos gallegos merecen el esfuerzo que tu haces., Xerardo. Desde Madrid me suena toda esta portada a que estás enamorado de O Rosal…

  19. Esta es una gran idea. Los vinos gallegos, sobre todo los blancos, son extraordinarios y nada tienen que ver con aquellos de antes que se vendían a granel. Merecen un artículo así. Soy de Cenlle y siempre me educaron en la cultura del vino. Mi abuelo decía que al vino había que mimarlo como a un niño. Gracias por esta revista que no tiene desperdicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *