DIFERENCIAS ENTRE LAS CIUDADES GALLEGAS

Lo cuenta la presidenta de la Asociación de Vecinos de Vigo:

—-Nosotros hemos pasado de ser dos personas en casa a estar cinco. Vivíamos dos con un sueldo y ahora gastamos una cantidad muy superior. Hay mucha gente que, como yo, invita a comer a sus hijas los fines de semana o paga los colegios, porque no llegan a fin de mes…

No cabe duda, nos han puesto la vida muy cara. ¿Pero da lo mismo vivir en una que en otra provincia? ¿En qué ciudad gallega se soportan mejor los gastos familiares?

Un estudio realizado en las siete grandes ciudades de Galicia, donde reside casi un 60% de los casi tres millones de gallegos, pone de manifiesto la existencia de un núcleo caro constituido por Vigo, Santiago y A Coruña. Vivir en alguna de estas tres ciudades implica pagar entre un 22% y un 72% por encima de la media autonómica para hacer frente a gastos tan inevitables como el arrendamiento, el transporte, los artículos alimenticios o el ocio.

En el lado opuesto están Ferrol y Lugo, los municipios más baratos entre los siete grandes núcleos. A los ferrolanos las actividades diarias les salen un 45% más baratas que a la media de los ciudadanos gallegos, y a los lucenses, un 31,5%. Las diferencias abruman. Entre la ciudad más cara de Galicia, Vigo, y la más económica, Ferrol, como poco se triplican. El principal factor distorsionante, aunque no el único, está en el mercado inmobiliario.

¿Por cuánto podemos alquilar un piso de 90 metros cuadrados en cada una de las ciudades? ¿Cuánto nos cuesta llenar la cesta de la compra para una semana? ¿Cuánto nos gastamos en transporte? ¿En dónde encontramos la ropa más asequible?

En materia de precios hay muchas diferencias entre la costa y el interior, entre las grandes ciudades y las más pequeñas…

Un Comentario

  1. Hay cientos de lugares en Galicia, cerca de esas ciudades tan caras, en los que la vida está mucho mas barata, empezando por la vivienda y siguiendo por la alimentación, con productos frescos increíbles. Lo que pasa es que todo el mundo quiere vivir en el centro y resulta imposible. A esto, hay que añadir una especulación terrible. Probad a reconquistar el campo próximo y veréis que bien os va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *