EL DOLOR DE SER TRANSPARENTE

                                                                                                                                   Por Viridiana Sicart

      A pesar de que la Constitución española dice en el Artículo 47 que todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada no siempre se cumple. Solamente tenemos que pasearnos por las calles y fijarnos para ver cuál es la realidad sobre la exclusión social.

     Cuando vemos este tipo de situaciones es cuando deberíamos preguntarnos qué está fallando en la sociedad. Nos hemos insensibilizado ante los problemas de los demás, como el caso de la mendicidad. A nadie le gustaría encontrarse en una situación así y nadie en su sano juicio pediría o viviría en la calle pasando frío si tuviera dinero suficiente para subsistir.

    Calles llenas de gente y en esquinas vemos a mendigos, unos solos, otros en grupos y también los que mendigan acompañados de su gato o perro siendo su única compañía. Al lado de éstos siempre hay un plato con comida y mantas para que sus mascotas no pasen frío.

    El tiempo pasa volando para la mayoría, pero para otros en estado de exclusión social el tiempo transcurre lentamente, mientras piensan que les esperan muchas horas por delante y viven al día para poder llegar al mañana. La soledad es su mejor aliada y la esperanza algo que muchos han perdido y otros es a lo único que se aferran. Un par de bolsas son todas sus pertenencias, su pasado, su presente y su futuro.

   Todos deberíamos reflexionar y sensibilizarnos más para evitar que sigan sufriendo el dolor de ser transparentes.

.

(8) Comentarios

  1. Mercedes Pablos Figueroa - Responder

    Estoy completamente de acuerdo contigo, Viridiana. De todos modos, los primeros que tuercen la cara para no verlos son los políticos y, en este caso, me refiero a los de Vigo.
    Ya se ha terminado la Campaña de Invierno, con lo cual mucha gente ya tiene que buscarse la vida en la calle para dormir.
    En Vigo en este momento haya varios edificios de propiedad municipal VACÍOS.
    Menos burocracia y papeleo y meter a la gente en alguno de esos edificios de una vez. ¿O es que para eso tampoco tienen presupuesto, pero sí para los cuartetos de cuerda, inauguraciones y mariconadas varias?
    Habría que intentar juntarlos a tod@s y plantárselos delante del Concello a ver si de esa manera, por lo menos, se les cae la cara de vergüenza. Porque desde luego a mí sí que me la da.

  2. Querida personita: se está mucho más cerca de esa situación de lo que imaginas, y si no fuera por las familias -quienes las tienen y se quieren de veras..más de un 80% de los seis millones largos de parados ya estarían así de no ser por el cariño de los suyos- verías cómo se multiplicaba la situación en todos las regiones de España. Ahora mismo -y va a peor- residencias, asilos, refugios son un espectáculo de preguerra, y la indiferencia y la desisia son las pautas de quienes rigen y de quienes trabajan: es algo apabullante, casi mejor estar en la calle. Y de salud mental -en toda la UE considerada una rama más de la Salud, menos en España- ni te hablo: condenados al abandono y al estigma (cuando son las más inocuos)Fíjate países socialmente avanzados como Alemania que «drogan» a muchos miles de ancianos por verse sobrepasados, cómo se va a poner esto….ESTO LO HABLO A DIARIO HACE UN TIEMPO Y, GRACIAS POR TU GRANITO DE ESPERANZA, Y VEO LA SITUACIÓN CAMINO DEL CAOS MUY MUY RÁPIDO

  3. Quien tiene que reflexionar es el gobierno del PP que acabará llevándonos a todos a la miseria con sus planes de empleo consistentes en recortar los salarios y despedir a los que cobran más….

  4. Es una vergüenza que a estas alturas se vean todavía esas escenas en las calles de las ciudades… ¿No hay locales públicos para acoger a esa gentiña?

  5. Una sociedad que permite que sus habitantes convivan con la miseria no se puede llamar así. Se tendría que llamar “suciedad” y sus dirigentes son basura.

  6. ¿Pero como es posible que en España ocurran estas cosas? ¿A dónde hemos llegado y quienes son los verdaderos culpables? Nacionalicemos la banca ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *