EL PEOR VERANO

Tengo un amigo en Madrid que viene a Galicia a mojarse por dentro y por fuera, porque no soporta los agostos de la capital del reino. Con comer bien lo tiene todo solucionado, aunque caigan chuzos de punta y tenga que ponerse, para salir a la calle, uno de esos plásticos-chubasquero a lo peregrino; están otra vez de moda. Porque este es el peor verano de la historia reciente, aunque Marcos Bouso, aspirante a jubilado, diga…

—- Bueno, yo le llamaría un verano irregular.

Haciendo resumen… Pasamos del calor al frío con tan solo una noche de por medio y nuestros cielos pintan azules de mañana para volverse grises al mediodía y ennegrecerse en la hora mágica de nuestro lusco fusco.

El otro día, sin ir más lejos, acompañé a Marcos a la playa de Cabanas, la de Tal

—- ¿Y eso dónde está?

—- En la margen derecha de la Ría de Muros-Noia, entre Esteiro y Abelleira…

Cuando llegamos, a eso de las doce,  nos pusimos el bañador para tomar el sol y en apenas diez minutos entró de todo por la ría… No te sabría decir si niebla o lluvia, porque lo que caía mojaba aunque nunca llegó a la categoría de orvallo.

La verdad es que tiene razón Roxelio, mi sabio del clima, cuando dice que…

—- A culpa é do antisiclón das Asores que anda de paseo. Así temos este tempo cambiante que non hai quen o entenda.

Pero aún con este clima variable a la gente, a los protagonistas de nuestro turismo, les va la marcha. Porque en el peor verano de la historia reciente Galicia está llena. De turistas extranjeros, de españolitos de la capital y su meseta, de peregrinos que llegan a la meta y se quedan, de catalanes independentistas, de chinos que han descubierto que no solo existe el trabajo, de latinos cultos que leyeron a Paulo Coelho, de japoneses, de alemanes, de ingleses…

¡Lleno, petado, a tope, así está el país!

Y luego, entre la masa ingente que ocupa todos los espacios, resulta que ha venido también una sustancial parte de los famosos de España, de esos que salen en la tele porque son políticos, actores, cómicos, presentadores, futbolistas… o como se dice ahora, celebrities e influencers.

—- ¡No será para tanto!

—- ¡Lo es!

Al margen de los políticos de siempre, este año estrenaron verano aquí los abascales que coincidieron con Juanma Moreno y familia. Estuvo el rei demérito antes de operarse y la princesa del pueblo. Yel Conde Lequio. También uno de los Javis con su hermana Macarena, la guapa. Los marqueses del humor, Millán Salcedo y José Mota. Actores como Rodolfo Sancho, Natalia Verbeke, Alex González o Belinda Washington. El director de cine Alex de la Iglesia. El torero Miguel Abellán. Músicos varios. La heredera del aquel dictador de infausto recuerdo, Carmen Martínez Bordíu. Los ex madridistas Sanchís y Hierro, a los que hizo de guía Michel Salgado

En fin, un feixe de rostros habituales en los medios de comunicación, sin contar los que vuelven a casa por el estío, como María Castro o Paula Vázquez, y los que yo no he controlado.  

Todos se deshacen en elogios para esta tierra única. También la gente común, como tú y como yo, que gustan del paisaje, la cultura, las tradiciones, la buena comida, la fiesta, la playa o el río, los balnearios y la grandiosidad de las sierras como, por ejemplo, la del Xurés.

Por eso este que te escribe, por mucho mundo que exista mas allá de A Gudiña o del infinito Atlántico, en vacaciones siempre prefiere disfrutar de los grandes placeres de Galicia. Aquí vienen todos… ainda que chova.   

Un Comentario

Responder a Pepe Xesta Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *