EL PROYECTO BESCANSA PARA GALICIA

La vi una tarde por la Porta Faxeira y esa fue la única vez que la tuve enfrente; así que, lo reconozco, no soy precisamente un especialista en Carolina Bescansa. Pero la seguí desde el 15M por aquello de que era la única compostelana que se tomaba en serio aquella revolución madrileña de la que nacería Podemos, la formación política de la que es cofundadora.

Pablo Iglesias la llamaba antes “comandante con todos los galones” pero ahora, desde aquel día en que quiso moverle la silla a medias con Errejón, no le habla, la desprecia y le hace la guerra. Por eso el aparato oficialista podemita se le ha puesto en contra y no quiere que se convierta en la líder de la formación política españoleira que se posiciona más a la izquierda en Galicia.

El tema Bescansa me recuerda a una conversación que mantuve con José Manuel Romay Beccaría hace ahora 30 años, en coche, camino de Betanzos…

—- ¿Pero tú crees que Fraga quiere venir a Galicia?

—- Que sí, hombre, que ya lo tiene decidido. Quiere aspirar a la presidencia de la Xunta.

Faltaban dos años para las elecciones y por la seriedad política de mi interlocutor me lo creí… aunque no acerté en el pronóstico: Fraga obtuvo en mi país lo que España le negó en democracia, el gobierno.

Carolina Bescansa ha de hacerse con el mando en Podemos Galicia para desbancar a Feijóo de la presidencia… aunque esa se me antoja tarea difícil; pero también puedo equivocarme, como con Fraga. Supongo que al menos conseguirá sentarse en el Parlamento, espero que sin niño, para elevar el discurso político de una Cámara que en las últimas legislaturas notó demasiadas ausencias.

El caso es que Carolina Bescansa, esta misma semana, ha dado el primer paso: presentar su candidatura a la Secretaria General de Podemos en Galicia. Con ello, la formación que quiere comandar se ha dividido aún más de lo que estaba; ahora se mide en tercios y a la candidatura de la compostelana se oponen los nombres del diputado Antón Gómez-Reino –que cuenta con el apoyo de Pablo Iglesias- y el del lucense José Manuel Pérez Afonso, otro de los proscritos de la ejecutiva estatal.

Sin embargo, Carolina Bescansa no solo está ganando adeptos en Podemos sino entre una buena parte de una capa social dividida bajo la etiqueta de En Marea, un partido instrumental creado por Anova, Esquerda Unida y otras formaciones que nacieron como candidaturas para las últimas municipales. Bescansa puede suponer la opción principal de liderazgo para quienes quieren la caída del PP y no se conforman con ser la segunda fuerza de la oposición. Además, según Carmen Santos, la actual Secretaria General –que la apoya incondicionalmente- la aspirante a ocupar su puesto…

—- Nunca ha dejado de tener contacto con las bases gallegas.

Y añade…

—- Puedo asegurar que el 80% del partido apoya a Carolina, que siempre se ha sentido la protectora de nuestro proyecto y siempre se ha preocupado por él. Al contrario que Tone -Gómez-Reino-, que sobre todo se ha rodeado de la gente de las Mareas, pero no de las de Podemos.

Pablo Iglesias, por el contrario, le dejó claro a Ana Pastor, en “El Objetivo”, su posicionamiento cuando utilizó esta pillería:

—- Me extraña que Carolina se muestre interesada en Galicia después de veinte años viviendo en Madrid…

A lo que Bescansa contestó en Twitter:

—- Los gallegos no dejamos de serlo cuando emigramos.

El proyecto Bescansa para Podemos tiene nombre, “FuturoparaGalicia”, y también una candidatura cuyos diez primeros puestos los ocupan mujeres y en la que hemos de llegar al número once para encontrar el primer nombre masculino, el de Raimundo Viejo. Carmen Santos,  figura en la lista de forma testimonial, en el último puesto,  para ratificar su apoyo a Carolina.

Personalmente pienso que es una mujer audaz, inteligente, con muchas capacidades y ambiciones, que sonríe bien y razona mejor. Vamos, de las que no andamos sobrados en la política gallega.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *