ELLA EN EL TIEMPO, por Fausto Vonbonek*

«Déjame amarte, quisiera decirle…» (Foto de Monique Aparicio Alcázar)

Por la tarde ella extraña las mañanas muertas,
un suspiro la trae de regreso, o quizás un recuerdo,
que lejanas las manos que acercan los siglos,
sus acantiladas manos untadas de sueños.
Un día en su mirada la luz traspasó el horizonte,
su hacinamiento de amor ablandó el corazón de
demonios que un día contemplaron la luna
llegar y quedarse.
Fueron tantos y tantos los barcos como tantas las
almas ancladas en cruces.
No, no voy a hablar de los muertos,
sería una tristeza si el mar se alejara dejando los
peces vacíos de caminos.
Ella posa en sus manos las aves de luz confinadas al tiempo,
la ingravidez de los pájaros muertos conmueve a las rocas
Adentro, en las tumbas hermosas galopa un resuello,
ella ha acariciado el portal de las nubes,
nos sobreviven las flores que se han marchitado,
la olvidada ceniza, el fantasma guardián de los bosques humanos,
nos sobrevive también la hojarasca y las plumas que yacen sin
trinos.
Nos sobreviven las calles, los teléfonos tristes,
la palabra que ya no se dijo y no cesa de ser pronunciada.
¿Qué corazón marca el ritmo del último pecho?
En alguna campiña, en algún colofón del planeta un
relámpago acuña una rosa.
Ella deshoja el azar del perfume, la desnudez de su amor desvanece
la espera, un reloj sonaría lamentable, una campana seria repulsiva,
pero qué más reloj que el oleaje en sus ojos,
qué manecilla más fiel que su propia mirada apuntando a la vida.
qué más perfección que sus labios dispuestos.
El amor es también un nirvana.
«Déjame amarte» quisiera decirle,
y aunque no me dejara,
aunque la eternidad retuviera sus ojos,
seguiría con mi piedra amarrada a mi cuello arrojándome a ella.

* Fausto Vonbonek es  poeta,   de Mexicali, Baja California..

(7) Comentarios

  1. Fausto Vonbonek es un poeta con mayúscula, transita los senderos luminosos de los sentimientos dejando parte de su alma en cada verso, es un enorme placer compartir su poesía a través de tan importante medio.

    Esta bellísima poesía tiene alas eternas que lo elevará al gran poeta mexicano hacia las almas que están en la búsqueda de la sublime poesía que eterniza los sentimientos más sublimes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *