EN PONTEDEUME COMO EN FUENTEOVEJUNA

Pontedeume, la villa, mantiene intactas sus principales huellas medievales y utiliza el río como espejo cuando el sol descansa. Así, mar y tierra se fusionan en la superficie del agua, imaginando historias y leyendas nacidas en las fortalezas, pazos y monasterios de estos contornos, hace al menos cinco siglos. La luz del hombre obra el milagro que resalta el rostro de la piedra, y el silencio nocturno nos permite escuchar el eco de  la suprema sonoridad de los cinceles de los viejos maestros. Paso a paso, avanzando por las empedradas calles, la postal urbana recompone la noche.

PONTEDEUME DE NOCHE

UN JUICIO POPULAR

En este mes de Abril, poco antes de conmemorar la pasión de Cristo, Pontedeume recordó uno de los sucesos más horribles que allí ocurrieron desde los tiempos en que Fernán Pérez de Andrade mandó construir el puente de 79 arcos sobre el Eume, al que debe su nombre este lugar de hermosas perspectivas y transcurrir tranquilo.

En la calurosa madrugada del 10 de Julio de 2011, mientras la ciudad medieval dormía, un hecho trágico rompería esa paz habitual… José Agustín Fernández Carpente y su esposa María del Carmen Fonte protagonizaron lo que la acusación particular interpretó como el asesinato de un joven menor de edad, también eumés;  pero no así el jurado popular que juzgó los hechos, que dictaría una sentencia absolutoria.

el matrimonio

José Agustín explicaba en la sala el pasado día 15:

—- Mi mujer me alertó de que alguien había entrado en la vivienda. Dejé las gafas con las prisas y me encontré al joven en el umbral de la habitación. Entonces él se abalanzó sobre mí. Me echó la mano al cuello… Yo solo me defendí.

En ese momento uno de los acusadores recuerda que su mujer le entregó un cuchillo con una hoja de 27 centímetros. José Agustín continúa su relato…

—- Yo intentaba asustarlo dando con el cuchillo al aire para que se separara de mí. No sé donde le alcancé pensé que había clavado el cuchillo en el armario…

La mujer,  por su parte, aclara que…

—-  El chico agarró a mi esposo y lo echó contra los marcos de la puerta, por eso temí por la vida de mi marido… Todo lo sucedido fue una desgracia muy grande.

CRIMEN

Nunca supusieron que el menor abandonase la vivienda herido de muerte y mucho menos que falleciese momentos después.

Aunque el padre del menor, Fernando Sánchez, añade otra teoría…

—- No creo que mi hijo asaltase ninguna casa. Pienso que mi hijo es un niño que estaba en una fiesta y que pudo haberse encontrado a alguien, y ese alguien pudo conducirle a esa casa o a las inmediaciones.

MADRUGADA

Antes del juicio, el día 5 de este mes de Abril, época muy propicia para la reivindicación popular, cientos de eumeses tomaron las calles de la villa para apoyar a José Agustín Fernández Carpente y a María del Carmen Fonte, el presunto homicida de un menor  y la coautora del crimen que se iba a juzgar el viernes día 11.

La noticia dio la vuelta al mundo incluso comparando aquella manifestación con los hechos que relata Lope de Vega en Fuenteovejuna, una de sus obras más significativas.

Fuenteovejuna

ASESINATO O AUTODEFENSA

Días después del apoyo expresado por la villa de Pontedeume a Agustín Fernández Carpente y a María del Carmen Fonte Galán, ambos serían absueltos de los delitos que se les imputaban.

La defensa y la fiscalía calificaron los hechos de homicidio, pero reclamaron la absolución de los acusados por las eximentes de “legítima defensa” y “miedo insuperable”. Según la fiscal la mujer dio a su marido un cuchillo “para su defensa, solo para su defensa”.

El jurado popular interpretó que así habían ocurrido los hechos y absolvieron al matrimonio del delito de asesinato del que les acusaban los abogados privados, que pedían 20 años de prisión para ellos.

Fernando Sánchez, la víctima, contaba con 17 años el día 11 de Julio del 2011, cuando ocurrió esta tragedia. Sus amigos denunciaron públicamente la existencia de un “juicio paralelo apoyado en el entorno de los acusados, en el que trataron de coaccionar al jurado”.

jurado

UN CASO RARO

Los sociólogos, cuando analizan estos hechos desde una perspectiva académica, suelen designarlos como “un caso raro” porque son contrarios a las tendencias de la opinión pública actual…

—– Son contrarios a lo que conocemos como el “populismo punitivo” que predomina en la mayoría ciudadana, propensa a condenar más que a perdonar. Este caso, sin embargo, demuestra un exceso de pena por los homicidas y la agresión se ve como justificada. Por eso es un “caso raro”.

El fenómeno “Fuenteovejuna” suele usarse en los casos en los que hay un jurado popular, si bien es cierto que…

—–  En los casos muy cercanos a la gente le llega más fácilmente la historia de lo ocurrido y rechazan cualquier otro argumento, incluso aquellos que les llegan a través de la prensa.

No es la primera vez que esto ocurre en Galicia. Hay precedentes, al menos dos que yo sepa en la provincia de Lugo

 La tragedia, a pesar del tiempo que hace que se produjo, dejó heridas abiertas, sobre todo en el padre de la víctima, Fernando Sánchez,  que dice…

—– Yo sé que mi hijo no va a volver a la vida, que esas dos personas mataron a un niño que era mi hijo. Yo solo quiero saber la verdad, pero sé que nunca la sabré.

Justicia

 

(39) Comentarios

  1. Nadie quería este desenlace y nadie en Pontedeume está seguro aún de cómo ha podido ocurrir que dos personas pacíficas maten a un joven que entra en su casa, como si esto fuera Arizona.

  2. No estoy segura, pero tengo la impresión de que este matrimonio actuó con cierta frialdad. La mujer le dio el cuchillo al marido, el marido se lo clavó… Bueno, la justicia de los hombres parece que no siempre es justa.

  3. Todos los que conocen a este matrimonio en Pontedeume están de acuerdo en que son incapaces de matar una mosca. Si les absuelven es porque el jurado lo estima así.

  4. Sin duda la culpa es de quien entra en casa ajena sin motivo aparente y mete el miedo en el cuerpo a dos personas mayores. Cualquier persona haría lo mismo que el matrimonio, defenderse. Lo demás fue mala suerte.

  5. En España no estamos acostumbrados a los juicios con jurado popular. Si quien juzga es un profesional seguro que hay condena y no absolución.

  6. Francamente terrible lo que contáis. Yo no creo que tenga que ver que el jurado sea popular o un tribunal de profesionales. Francamente, aquí se fraguó una tragedia casualmente, fruto del miedo de dos personas que se encuentran en su casa a otra a la que no conocen y cuyas intenciones ignoran. Creo que la defensa propia ha de tenerse en cuenta.

  7. Recuerdo el suceso y nadie se explicaba entonces como podía haber ocurrido aquello a dos personas pacíficas que nunca habían tenido problemas con nadie.

  8. En casos como este siempre hay que contar que el pueblo se pone de parte de la gente pacífica, esa que no se come una mosca, pero que es capaz de matar cuando se le amenaza y siente miedo.

  9. Eu faría o mesmo… ¿Por qué entra o rapaz na sua casa? ¿A roubar? E certo que o medo da folgos incribles para facer calquer cousa.

  10. La verdad es que el chico entró en casa ajena arriesgándose a que le pasara lo que finalmente le pasó. Yo creo que la reacción del matrimonio es lógica.

  11. Es una verdadera desgracia. Muy triste para todos los involucrados. El pueblo opina y se pone a favor de lo que juzga independientemente de la veracidad del hecho. Lamentable.

  12. Lo que yo no sé es si fue absuelto por las manifestaciones de apoyo del pueblo o porque realmente la ley lo permitía a pesar de declararse culpables.

  13. Fue una fatal casualidad. Al menos esa es la conclusión a la que llegas después de seguir los hechos. Dejemos las cosas como están.

  14. A mí de lo que no me cabe duda es de que este fue un homicidio y como tal debió de ser considerado. Me pongo en el lugar de los padres del chiquillo…

  15. Tengo una amiga de Pontedeume y me dijo que el pueblo salió a defender al matrimonio porque son unas personas encantadoras que actuaron como actuaron víctimas del miedo.

  16. Paco, pues ponte en el lugar del matrimonio. Entran en tu casa, no sabes quién es, temes por tu vida y te quedas quieto a ver qué pasa… No parece muy lógica esa reacción.

  17. Fue algo horrible porque seguro que no lo olvidan en su vida… Y el chico pues ya veis, lo mandaron para el cementerio. A mí no me parece normal que los absuelvan.

  18. De todas formas este un caso muy raro: creo que es la primera vez que se absuelve al confeso de un crimen, al margen de todas las circunstancias que concurren en él. Ese hombre mató a un chaval.

  19. Creo que existe una ley para estos casos, que distingue muy bien el asesinato del homicidio. Ellos se confesaron autores de los hechos, así que por lo tanto son como mínimo homicidas y como tales debían de haber sido condenados, uno como autor y la mujer como coautora.

  20. Nadie tiene derecho a entrar en casa de dos personas mayores. Lo que pasó es producto del miedo, no tenían intención de hacerle daño, fue un accidente.

  21. José Manuel Salgado - Responder

    Fue una tremenda tragedia, no le demos mas vueltas. Mi pésame a la familia del chaval y también al matrimonio objeto de este debate.

  22. Una terrible tragedia. Eso es lo que pasó. Nadie quería este final para un incidente de los que hay miles en España todos los días.

  23. Hay que preguntarse por qué todo un pueblo sale a la calle para defender la inocencia de esta gente. Seguro que los eumeses tienen un criterio formado de lo que realmente pasó.

  24. Miguel Angel Lorenzo - Responder

    Tan solo se trata de una terrible tragedia, pero no de un homicidio voluntario… Las personas buenas, las normales, no matan, solo se defienden.

  25. Hay que creer en la justicia y pensar que ni un juez ni un jurado dicta una sentencia de absolución sin pensarlo. Creo que estáis un poco confundidos con este trágico asunto.

  26. Es una tragedia como muchas que pasan. Esta semana mismo hubo cinco crímenes en España y uno de ellos, el mas horroroso de todos, el del padre que degolló a su bebé y le clavó un cuchillo en la espalda a su hijo de 5 años… Yo lo lamento y rezo por el joven muerto.

  27. Nadie se confunde, Sergio. Lo cierto, lo único cierto, es que a un joven de 17 años se le privó de la vida por entrar en una casa sin saber con qué intenciones.

  28. Pues sí que es un homicidio confesado y eso tiene una pena en el código de justicia, así que no le demos más vueltas: creo que algo falla.

Responder a Concha Lumiares Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *