ESCENARIOS DE PELÍCULA

Esta Galicia Única, es de película. Y lo es, no en sentido figurativo, sino en la realidad. Porque desde los montes que marcan los límites con la ancha Castilla hasta el Atlántico, en el que se pierde nuestro horizonte; y desde la magia del Cabo Ortegal hasta el paisaje final que dibuja el Miño, hay cientos de platós, a cada cual más bello, para contar miles de historias.

Hasta ahora, haciendo memoria, hemos cumplido solo un siglo de rodajes propios y ajenos, que estos escenarios de película lo mismo sirven para la ficción aquí imaginada, que para la que nos llega de fuera y es siempre bienvenida.

De este plató Galicia se habla ya en Hollywood, en París o en Madrid, gracias al desfile de directores y actores que lo han utilizado.

Por un lado,  los más internacionales. Como Cary Grant, Alec Guines, Sigourney Weawer, Charton Heston, Antonhy Queen, Roger Moore, Ben Kingsley o Román Polanski, entre otros. Todos vinieron a trabajar y todos se asombraron con este país de cine, protagonizando anécdotas inolvidables.

También utilizaron nuestros escenarios de película los grandes de España. Los de antes, como Elías Querejeta o Sainz de Heredia. Y los de ahora, como Almodóvar, Amenábar, Bardem, Gutiérrez Aragón, Fernando León de Aranoa… Incluso alguno, José Luís Cuerda, se quedó a vivir media vida de la vida que le queda, en las tierras de O Ribeiro. A Cuerda debe Ourense el rodaje de “Los Girasoles Ciegos”, un film que a punto estuvo de competir por un oscar.

Pero si Galicia es un gran escenario su industria audiovisual es un milagro de producción propia. Porque… 

Se produce mucho y bien. Para la televisión y para la gran pantalla.

Desde que en 1988 se grabara “Un mundo de Historias”, la serie pionera, basada en cuentos de Cunqueiro, se han rodado para la televisión y en gallego alrededor de doscientas series de ficción,  que compiten desde la pequeña y modesta pantalla gallega con las grandes producciones estatales.

Del cine gallego nos gusta mucho presumir. Del hecho en Galicia por directores gallegos. Un cine digno y también de premio, aunque más modesto por presupuestos.

Hay una escuela gallega de cine y una importante factoría de creación. Con argumento propio. Para rodar en el más grande y bello plató imaginado.

El audiovisual y el cine, son los principales focos creativos de esta Galicia del nuevo milenio. Comenzamos a rodar en 1916 y ya llevamos unas 350 películas en estos escenarios que resultan mágicos…

Porque resultan ser un paraíso habitado por legendarios personajes capaces de convertir el invierno en la eterna primavera.

Aquí está  el bosque animado que habitan los duendes. La colina desde donde nos hablan las hadas. El castillo donde vive Merlín, el mago. La alta montaña de los druidas. Y el viejo molino donde cada medianoche se reúnen las meigas.

Y, claro que sí, hay muchos escenarios de película: El círculo del castro celta,  la luz del dios sol sobre la cima del monte del Finisterrae,  el Camino de las estrellas y los alquimistas,  el souto  que nos alimenta, los ríos, los mares, las carballeiras de la negra sombra, o los senderos con pétreos cristos crucificados…

Un Comentario

  1. Los que no vienen a rodar aquí es porque tienen miedo a la lluvia y no saben que en Pontevedra hay más días de sol año que en Jaén. ¡Ellos se lo pierden!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *