FIN DE SEMANA – Edición 491

Me he puesto de fondo una vieja canción de Serrat para sentir la lluvia que choca contra los cristales. Llueve en la City para que se laven las calles y se ahogue el maldito virus. Todos las hemos dejado desiertas. Tanto que el halcón peregrino ha puesto sus ojos en los tejados y hace vuelos circundantes como si en este desierto de asfalto y hormigón tuviese algo que llevarse al pico.

El halcón ha conseguido esta mañana que yo flote en mis recuerdos de Carreira cuando Peggy, la coneja guapa, jugaba conmigo por el jardín y el ave se nos ponía encima en actitud cazadora. Sobrevolaba nuestro espacio todas las mañanas, a primera hora, y por las tardes cuando al sol le entraba la prisa por acostarse en el mar, aún mas allá de Trasdomonte.

Peggy solo vivió cuatro años, como los que llegan a mayor de su especie, pero el halcón me parece el mismo de siempre así que debe de ser ya un anciano de quince años por lo menos. Su vuelo es precioso, me gusta observarlo. Quizá porque no soy ni un conejo ni un ratón, su comida favorita…

Y me pregunto yo que hacemos hoy si no nos dejan salir de los límites de este ayuntamiento y sigue lloviendo para desanimarnos…

—- Mejor será que lo dejes para mañana cuando vuelva el sol. Hoy cuéntanos algo que no sepamos.

—- A ver, aver…

Ayer tarde, sin embargo, me acordé de mi amigo Xosé Luís Méndez Ferrín al que aún sigo como devoto lector y al que considero merecedor del Nobel de Literatura, ese que pedimos todos los años y nunca le dan. Por los setenta frecuentaba su café y sus paseos y recuerdo una vez que despertó mi curiosidad sobre la Porta do Alén.

La Puerta del más Allá es lo más espectacular de un entorno al que se conoce como Montaña Mágica por la multitud de elementos pétreos que conforman uno de los mayores santuarios del megalitismo europeo.

Se te aparece entre Covelo, Cerdedo y Cotobade como la gran muestra de la Galicia geórgica, concretamente en el Monte do Seixo. A simple vista parece un universo megalítico por donde vagan los mitos y las creencias de todos los pueblos que habitaron este país a lo largo de nuestra historia, pero esconde el gran secreto nunca encontrado por quienes creen ver a través de una bola de cristal las formas espectrales del Otro Mundo.

Para llegar al lugar, siniestro pero hermoso, yo seguí hace ya tiempo una ruta desde Cerdedo, en la que te salen al paso el río Almofrey, molinos, cruceiros, capillas y hasta el cruel Foxo do Lobo, la trampa mortal para el hermano del hombre que habita la media montaña.

Ya a lo lejos esa gran fisura que parece tallada, si conoces las tradiciones, te produce escalofríos. Es que sorprende que haya sido la Naturaleza, bella pero caprichosa, quien ha querido ser también la barrera que separa el mundo de los vivos del de los muertos. Y pocos se atreven a asomarse, siquiera,  ya no te digo a traspasarla. Yo no lo hice aquella primera vez.

Hace un par de años volví con intención de ascender hasta la mismísima puerta del Mas Allá. Fui  caminando entre la maleza silvestre, sin importarme lo que me iba a encontrar. Eso sí, con más miedo que vergüenza, porque a medida que me iba acercando recordaba  los ritos que verdaderamente importaban a la gente, a esos mis paisanos que rinden culto a la Muerte. Verás.

Algunos aún siguen empeñados en preguntar a sus ancestros que hay detrás de esa Porta do Alén… Y siguen un ritual: en el umbral de la puerta que forman las tres enormes piedras depositan un trozo de pan, un poco de vino y una vela encendida. Tras esto, formulan una sola pregunta a uno de sus familiares fallecidos, solo a uno…

La respuesta se la ofrece con claridad el viento murmurando entre las rocas.

Una vez satisfecha su curiosidad el vivo retrocede inmediatamente… porque a poco que dé un paso al frente por la Porta do Alén se quedará para siempre vagando por el mundo de los muertos.

Sinceramente, no se nadie que haya conseguido interpretar los murmullos del viento y un venerable anciano de Caroi me contó que solo la señora Benedicta, que tenía fama de bruja en toda la comarca, desapareció tras la Puerta del Mas Allá.

Pero esto, según dicen, ocurrió a mediados del siglo XIX.

De cualquier modo, yo he dispuesto que una parte de mis cenizas sean lanzadas al viento tras la Porta do Alén; y si se me permite escribir en el Espacio, os contaré cuánto hay de magia y cuánto de leyenda en este relato de hoy.

EL “DÍA” PUEDE SER SEMANA O MES DE DIFUNTOS

Ya sabes que este es el fin de semana de Difuntos, que decimos por aquí, pero la celebración perdió brillo con las restricciones por el coronavirus y pocos serán los que acudan a los cementerios hoy y mañana para limpiar y adornar los panteones, nichos y tumbas de sus deudos en solo treinta minutos.

Las autoridades, para evitar las concentraciones, dictaron unas normas que se consideran demasiado estrictas por parte de alguna gente; como, por ejemplo, los y las que venden flores. La gente ha anulado sus encargos en un porcentaje muy elevado y en los establecimientos estaban a tope de mercancía. Las flores se marchitan y las pérdidas de las floristerías gallegas serán millonarias a no ser que pongamos remedio a esto.

—- ¿Cómo?

Muy sencillo. Convirtamos el “Día” en la Semana o en el Mes de los Fieles Difuntos y a partir del martes visitemos a nuestros deudos en los cementerios y hagámosle la ofrenda floral prevista. Seguro que a los muertos no les importa el calendario y agradecerán igual ese recuerdo.

Venga, animaros, que no creo que al señor cura le importe mucho un cambio de fecha.

CORONAVIRUS: SEGUIMOS BATIENDO RECORDS

No os toméis a la ligera lo que está pasando, que esta maldita pandemia protagonizada por el Covid-19 se ha llevado a la tumba, en las últimas horas de hoy, a ocho de nuestros abuelos y van 910 muertes con las que nadie contaba por el momento. Además, desde las seis de la tarde de ayer hasta las diez de la mañana, hemos batido un nuevo record en Galicia al detectar 755 nuevos casos activos que elevan la cifra a 8.762, lo que supone 399 más que ayer, pese a que han recibido el alta 356 enfermos. Por áreas sanitarias, así están las cosas:

Vigo, 1.924 (+166).

A Coruña, 1.437 (+41).

Ourense, 1.397 (+3).

Santiago, 1.394 (+27).

Pontevedra, 918 (+19).

Lugo, 894 (+93).

Ferrol, 807 (+50).

Tened mucho cuidado por ahí fuera que ya veis como están las cosas.

EL REY INVIOLABLE

Manda truco que a este Borbón le consideren inviolable. Habría que saber las leyes que él violó en su vida golfa, tanto de titular como de suplente, porque son mucho más graves que sus comisiones cobradas por la construcción del AVE a La Meca, corruptela que a cualquier otro ciudadano conduciría a la cárcel, una vez denunciada.

A las personas decentes de Galicia no sé que nos repugna más si el hecho de que la Fiscalía del Supremo archive la investigación sobre sus negocietes o que se anuncie su vuelta a Sanxenxo, especialmente invitado por su amigo Pedro Campos.

La Fiscalía argumenta que cuando cometió unos delitos –reconoce que los cometió- era inviolable y el delito fiscal… ha prescrito. Con esas “disculpas” jurídicas el fiscal Juan Ignacio Campos cierra el caso y no se querellará contra Juan Carlos de Borbón.

—– ¿Cómo te quedas?

—– Con aquella imagen del demérito en televisión diciéndonos: “La Justicia es igual para todos.     

El mar de otoño es una gozada…

Lo mismo acaricia la gran playa que bate contra las rocas que emergen del lecho submarino, enviándonos esas olas que nos traen leyendas de piratas, tesoros, ejércitos fantásticos, demonios y bellas nereidas hijas de Neptuno.

Es otoño y en el horizonte inalcanzable, la caricia de las raioliñas hace temblar los barcos que danzan sobre la lejanía, ebrios de sal,  navegando hacia el puerto de la vida.

Por la arena de la playa un sol tímido persigue la sombra de las nubes mientras las meigas dejan sus huellas mojadas.

Bajo el agua,  bailan invisibles el pulpo y la nécora, y miles de peces corren enloquecidos por el espacio.

Las olas pronuncian su sinfonía contra la roca…

Es una pena, pero estoy perimetralmente confinado y no puedo llegar a este mi mar, en la mañana de un domingo para el que teníamos planes el Dr. Frame y yo.

LOS NIÑATOS QUE ROMPEN, ROBAN Y QUEMAN

Sí puedo ser testigo mudo de lo que pasa a mí alrededor que es lo mismo que nada. Hoy calma se apoderó de la City un domingo más y solo los gatos vagabundos se han asomado al balcón de la casa encantada.

Recuerdo que anoche me fui a la cama con unas imágenes de revolución juvenil que no debemos minimizar. En Logroño, la ciudad más pacífica que conozco, empezaron los enfrentamientos de jóvenes con la policía. Eran las hordas ultras de siempre, los doscientos violentos que lo mismo llevan la destrucción a las calles que siembran el pánico en un campo de fútbol que saquean las tiendas de humildes comerciantes. Por lo visto les siguieron en Madrid, en Barcelona, en Malaga, en…

Hay un peligro inminente que contener y es la furia de quienes piden libertad porque entienden que preservar la salud de los demás no va con ellos. Estos muchachos, entre los que se cuelan viejos guerrilleros urbanos bien conocidos por la Policía, son peligrosos porque carecen de sensatez y no tienen otro ideal que no sea arrasar todo lo que encuentran a su paso. Destruir es su manera de protestar.

—- ¿Por qué?

Por lo que sea, que no precisan motivo sino disculpa para sembrar el caos. Mucho me temo que ayer hicieron lo que hicieron porque no tenían a donde ir de fiesta.

La situación puede agravarse si a estos libertarios se le unen los cabreados, más numerosos que cuando lo del 15M. Si dejamos que eso ocurra tendremos lío para rato, todos los días, a la hora del toque de queda, como aconteció anoche. Porque hay quien sitúa a los revoltosos en la galaxia de los fachitas de Vox.  

Así que no seré yo quien critique esta vez a los antidisturbios por repartir abundante leña y evitar que estos niñatos –suelen ser además hijos de buenas familias- rompan, roben y quemen lo que les da la gana.

LA PANDEMIA VA A MÁS

No debería amargarte el domingo pero esto va para peor. Me refiero a la pandemia. Los enfermos aumentan en Galicia y vamos de record en record: en las últimas 24 horas Sanidade registró 785 contagios y esto supone que hemos sobrepasado la cifra de los 9.000 casos activos. De seguir así las cosas, dice el conselleiro que no nos va a quedar otro remedio que confinarnos en nuestras casas al menos durante dos semanas.

Han fallecido en las últimas horas 4 personas más lo que supone un total de 914 muertes por coronavirus. 482 personas están hospitalizadas y 74 de ellas están en grave estado.

Estos son los números que te interesan:

GALICIA:

Casos activos: 9.032.

Total contagios: 35.801.

Fallecidos: 914.

ESPAÑA:

Total contagios: 1.185.678

Fallecidos: 35.873.

MUNDO:

Total contagios: 45.683.708.

Fallecidos: 1.183.213.

EL AVE INTERESA PERO MENOS

—- ¿A ti te interesa el AVE?

—- ¡Ni lo más mínimo! Se lo cambio por autopistas libres de peaje que unan Galicia.

Es la opinión de un experto, un joven cámara que tiene que recorrer por su trabajo toda la comunidad. Tarda más en llegar en coche a Malpica desde Santiago que el nuevo tren Alvia en el trayecto Compostela-Madrid. Se inauguró el tramo entre Pedralba y Zamora y esto supone que por carretera tardas una hora más en llegar a la capital del reino.

Por otra parte, el gobierno portugués, según su ministro de Transportes, Nuno dos Santos, anuncia…

—- Para nosotros es prioritario que en el 2030 sea una realidad el AVE Lisboa-Oporto-Vigo.

Largo me lo fiáis, ministro. No sé cuantos de mi generación podrán estrenarlo por una simple cuestión de edad.

ADIOS, Mr. PRESIDENT

Todo el mundo está haciendo quinielas sobre las elecciones americanas. No solo afectan a los Estados Unidos sino a medio planeta al que inquietan directamente las decisiones de su presidente. Me he leído y releído artículos y vaticinios pero solo me vale uno. Para mí, el más sensato es hoy el juicio de John Carlin en “La Vanguardia”. Es lo que yo creo…

No puede ser que gane Donald Trump. Porque si ganara, sería que medio Estados Unidos ha enloquecido, ha sido poseído por lo que en la edad media hubieran llamado un demonio.

Trump es todo, Joseph Biden es apenas una anécdota, en estas elecciones. No “es la economía, estúpido”, es “Trump, estúpido”. Las elecciones presidenciales del martes son un referéndum sobre Trump. La gente va a votar por él o contra él. 

La cuestión, la única cuestión, es si una mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos volverá a sucumbir al disparate de decidir que un Calígula con traje y corbata es la persona indicada para ocupar el puesto más poderoso del mundo. Con perdón, quizá, del emperador romano. La historia lo ha retratado como el epítome del tirano demente. Pero no sabemos si las fuentes son de fiar. Con Trump las pruebas de locura e indecencia son manifiestas, abundantes e irrefutables”.

John Carlin

UN LIBRO QUE SE LEE FÁCIL

En este mundo en el que sobresalen las noticias de una pandemia, de varias guerras y con gente que aún pasa hambre, quizá estaría bien que nos fuéramos a negro, como lo pinta el escritor neoyorkino Don DeLillo que esta semana nos obsequia con “El Silencio”, una novela de solo 112 páginas, nacida en un avión cuando el autor miraba la pantallita de su asiento en la que aparecen los datos más generales del vuelo.

Un apartamento en Manhattan en el que se encuentran los cinco personajes principales: la profesora de física jubilada Diane Lucas; su marido Max Stenner, apostador e inspector de edificios; y un ex alumno de ella, Martin Dekker, especialista en la teoría de la relatividad. En la estancia un televisor en blanco y frente a él los tres esperan que lleguen desde París Jim y Tessa.

Como quiera que DeLillo es un auténtico especialista en crear sensaciones paranoicas y conspiradoras pero mezclando muy bien los lazos afectivos y la comunicación entre personas, el relato es una posibilidad cercana, puesto que la acción transcurre en el año 2022 y se basa en el gran apagón digital. ¿Será posible? El escritor cree que…

—- Puede suceder perfectamente. Es una posibilidad, aunque no he pretendido hacer ninguna predicción. Tenemos ya problemas locales serios en las comunicaciones y suministros, a veces hay apagones en muchos lugares, en estados casi completos, ignoro si sería posible a escala de todo el país. ¿Por qué no?

Es muy recomendable la lectura de “El Silencio” porque quizá nos anticipe el próximo ataque tecnológico.

La tristeza nos persigue en el Día de Difuntos. También llueve y he de encender la luz para ver las letras del teclado e hilvanar esas historias que os dedico a diario, a vosotros, los que me motiváis para seguir en el oficio a pesar de que la sociedad anónima dice que ya no está uno para esto.

Una vez más aquí me tenéis procurando motivaciones, nunca suficientes, que pongan a punto la escasa creatividad reservada para el tramo final… cuando ya está dicho casi todo.

Hoy además, los recuerdos son todos tristes… porque la mayoría de mis difuntos se fueron al Espacio de forma prematura. Esta fecha solo me recuerda muertes injustas y me niego a participar en el juego de una celebración mercantilista.

Por eso a mí no me arrastran al cementerio tal día como hoy ni compro flores para mis seres queridos, que lo fueron y lo siguen siendo aún sin olfato y sin vista para ver lo adornadas que dejaron las tumbas mis adorables vecinas.

A mis deudos les rindo homenaje repasando, página por página, los diecisiete álbumes de fotos familiares que conservo. Son el espejo de más de cinco mil instantes felices pasados juntos, en nuestros escenarios favoritos, con el fondo musical de cada uno, en los días de fiesta o en la normalidad familiar.

Hablo con todos y con todas y les agradezco la felicidad que me dieron. También su ejemplo. Ambas cosas y algunos libros hicieron posible mi Camino.

Tengo tan buenos recuerdos de mi abuela, de mis padres, de mi hermana, de mis suegros, de mis tíos, de mis cuñados, de mis primos y de ese feixe de amigos que se me fueron… que jamás los olvido y todos los días, ellos y ellas, me corresponden con un recuerdo de  los buenos momentos pasados, día a día, durante toda una vida. Jamás hablamos de las muertes sufridas… ni de las que aún están por llegar.

Por cierto, el fantasma de ayer en el Malicia Noticias era mi Bettyña, que además es una excelente actriz. Pero, ya sabes, estamos en tiempo de pandemia y aunque la cultura no contagia los teatros están cerrados.

MALOS DATOS

La tristeza flota en el ambiente y la culpa no es solo de la pandemia sino de las actitudes de algunas personas restando importancia al Covid que, de seguir esta progresión, va a terminar llenando nuestros hospitales. Me refiero a esa gente que pasa de todo e intenta burlar las normas porque cree, con crueldad, que “este bicho solo contagia a los viejos”.

Ese es solo un titular al hilo de las muertes que se contabilizan, pero que no olvide nadie que el coronavirus puede afectar a los enfermos crónicos muy directamente y dejarles con secuelas para el resto de sus vidas.

A día de hoy Galicia ofrece el dato global de 9.292 infectados de Covid-19. En dos semanas los casos activos se han duplicado. En los tres últimos días Sanidade informó de 770 nuevos contagios el sábado, 791 el domingo y 604 hoy lunes.

En los hospitales gallegos están ingresados 523 enfermos de coronavirus, de los que 77 se encuentran en la UCI, lo que indica su gravedad.

En las últimas horas han fallecido 9 personas por lo que Galicia suma 923 muertes. Cinco de las últimas muertes corresponden a usuarios de residencias de mayores.

Son los últimos datos facilitados por las autoridades sanitarias a poco menos de 24 horas de la reunión del comité clínico que tendrá que decir si prosiguen los cierres que se aplicaron a 50 ayuntamientos para el puente de Todos los Santos y que medidas van a mantener para evitar más contagios.

LA TONTERÍA POR LA QUE PIDEN LA DIMISIÓN DE SIMÓN

No me gusta defender aquí a Fernando Simón, porque él solito se basta con su obra pasada, su buen hacer, sus actos y su inteligencia para parar los continuos ataques de la derecha que intentan distraerle de su trabajo porque, aunque parezca increíble, hay gente que utiliza la pandemia como arma política. Seguramente ignoran que eso tiene el efecto boomerang, siempre se vuelve contra ti.

Ahora resulta que por responder a una pregunta estúpida de dos escaladores en You Tube hay que mandarlo a los infiernos. Juzga tu mismo…

PREGUNTA:

—- ¿Te gustan las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas?

RESPUESTA:

—- No les preguntaba si eran infecciosas o no. Eso se veía unos días después…

Algunas enfermeras se han cabreado por la declaración de Simón, dicha con humor y no con mala leche. La han tachado de “sexista” y los de siempre, aprovechando la coyuntura, le piden al ministro que lo cese.

Es obvio que Simón pasa de todas estas memeces pero a mí me parece que debiera de tener cuidado con los periódicos que para disimular se autodefinen como “liberales”, porque hay que ver los titulares de esta tontería.

LA NUEVA LEY DE LA VIVIENDA

La ultima parida con respecto a los alquileres de pisos y locales la leí por ahí en no sé dónde: una noticia decía que “regular el alquiler va a reducir la oferta y eso elevará los precios”. Es falso, lo mismo que cuentan algunos interesados expertos cuando se refieren a que “las rentas ya están bajando…”

El capital –no el modesto propietario- se ha puesto en pie de guerra contra la regulación de los alquileres que, por iniciativa de Unidas Podemos, contemplará la nueva Ley de Vivienda y se aplicará según el Índice de Precios del Alquiler diseñado por el Ministerio de Transportes. Serán los ayuntamientos y las comunidades autónomas quienes, con ese instrumento, determinarán la extralimitación de precios y por lo tanto obligarán a sus propietarios a equilibrarlos.

La regulación de los alquileres es algo que está pidiendo a gritos el mercado inmobiliario, con más de 100.000 viviendas y pisos vacíos, en manos de bancos y de multinacionales que quieren utilizarlos como alojamientos turísticos. Los rentistas modestos son los que mantienen una política de precios nada abusiva de ahí que no teman a que les bajen los alquileres.

En tres meses será aprobada por el Congreso y ratificada por el Senado la nueva ley.   

EL NAUFRAGIO DEL CELTA

A estas horas, en Casa Celta se barajan dos nombres para sustituir a Oscar Junyet como entrenador: Marcelino García Toral, que anda un poco caro para la política austera del multimillonario presidente, y el asturiano Abelardo Fernández. Son los dos mejor colocados. Como resulta que hay que negociar sustituto de momento  Oscar parece que dirigirá al equipo el viernes próximo contra el Elche.

También es verdad que el año pasado el Celta habló con Solari, Jordi Cruyff, Rubi, Pacheta y Javi Calleja.

Desde luego el equipo no está para hacer experimentos con gaseosa tras el naufragio de ayer en Balaídos frente a la Real Sociedad (1-4).

—- ¿Y qué dice Aspas?

—- Estamos en una situación difícil, pero queda mucha temporada por delante, treinta jornadas aún. La campaña pasada quedaba muy poco tiempo, casi no había margen, pero ahora tenemos mucho margen y está en nuestras manos.

Menos mal que el Lugo ganó 1-0 al Rayo en el Anxo Carro y el Depor se trajo los tres puntos de Salamanca.   

(3) Comentarios

  1. Al que había que echar es al presidente del Celta. Yo lo cambiaría aunque fuera por un chino o un jeque rico porque este es mas agarrado que la virgen del puño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *