HACE 250 MIL AÑOS…

DEL VERDE AL AZUL

La montaña es verde. Y el valle y la tierra que rodea la aldea, son también verdes. A medida que nuestros ojos penetran en el territorio, es todo verde sobre el otro verde.

Sin embargo, los dos mares son azules.  Así de azules se nos aparecen el Cantábrico y el Atlántico inmenso,  desde los balcones a los que hoy trepamos por las laderas el árbol sagrado.

Sin embargo Galicia no siempre fue así…

El hombre llegó aquí siguiendo a los animales salvajes. Perseguía manadas de elefantes, rinocerontes, uros y venados que desaparecieron de esta tierra con los diversos cambios climáticos.

Las primeras tribus galaicas y nuestros ancestros se asentaron en este territorio hace 250 mil años.

Vivieron entre las sierras de Ancares y O Xistral,  en la depresión de Lemos,  en la cuenca del Sil y en el Baixo Miño, en las riberas del gran río gallego.

Eran cazadores en una Galicia selvática; pero el territorio sufrió cuatro o cinco glaciaciones que interrumpieron épocas muy cálidas, algunas incluso áridas.

En otras etapas, la geografía gallega estaba recubierta de tundras, con forraje bajo, matorrales y algún bosque de coníferas en zonas de mayor abrigo. Era un país muy parecido a Islandia.

Las carballeiras y el famoso bosque atlántico no llegaron hasta finales del pleistoceno, hace unos doce mil años.

Fueron tantos los cambios que se produjeron en tan largo período, que las especies que aquí habitaron mutaron tanto como el paisaje…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *