HOY COMIENZA LA CAMPAÑA Y EL AVE NO LLEGA

Así pues, esta noche, cuando las meigas salgan de fiesta y vosotros, la gente de buena ley, comencéis a celebrar en serio el Samain, los políticos de los principales partidos levantarán la bandera que marca la salida oficial de la campaña electoral, esta que prometieron acortar pero que en realidad, al final, durará casi seis meses, desde aquel 28 de abril cuando triunfó el PSOE para quedarse en funciones de gobierno, incapaces todos de llegar a un acuerdo.

Es todo esto tan aburrido que solo los periodistas hablamos de ello en nuestros medios respectivos, pero también sin concederle ese primer plano de otras veces. Ni siquiera la militancia, esos fans que llevan toda su vida detrás de un puestecito oficial, conversan ya sobre la política que viene. Lo único que les preocupa es…

—- ¿Tú crees en las encuestas?

—- A veces.

—- ¿En la del CIS?

—- Cuando era ponderada.

—- ¿Y en la de Sondaxe?

—- Mucho más creíble.

Sondaxe es la empresa demoscópica del Grupo Voz, líder de comunicación de Galicia, por la gracia de su editor y de alguna ayudita oficial. Suele equivocarse poco en este tipo de pronósticos y en el de esta semana –refiriéndose de manera concreta a este país- concedía un empate técnico a PSOE y PP, equilibrio que resultaría histórico y debería alertar a o noso presidente pese a ser el líder político más valorado aquí y en Madrid.

También nos contaba esta encuesta que Carolina Bescansa se quedaba sin escaño, que ni Ciudadanos ni Vox rascarán bola entre nosotros, mientras el BNG recupera parte del terreno perdido, muy a pesar de que los representantes de Iglesias arañan uno o dos diputados.

El lunes 4 dejarán de publicarse los sondeos y ya los pronósticos pasan al terreno de programa familiar, ese que dominan los “cuñaos”, grandes expertos de los expresos europeos.

Así, las peticiones de esta sociedad que ya ha demostrado que aguanta todo, van de mayor a menor, según los que se sienten a la mesa.

Para el abuelo su pensión es una mierda, para madre no hay manera de llegar a fin de mes, para padre –que entró este año en el club del Sintron- hay que mejorar la Sanidad, para el vástago mayor el mercado de trabajo es pura explotación, para la hermana mayor -la que tiene aún el retrato del Che colgado en la pared- hay que darle la independencia a Cataluña, y para la hija pequeña sus profesores están desorientados porque el método de enseñanza está obsoleto.

¡Ah! Los nietos no hablan, solo “guasapean” con el móvil.

—- ¿Y el cuñao que dice?

—- El cuñao es un internacionalista de tomo y lomo y no está de acuerdo con nada salvo con la globalización del planeta, realizada según las instrucciones de las grandes fortunas.

Pero las mentiras y el cinismo absoluto volveremos a verlo y a escucharlo el lunes que viene, por la noche, cuando suban al estrado de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión –pomposo nombre para tanta ignorancia- los cinco líderes de las formaciones que están cortando el bacalao en la mesa electoral.

Los candidatos de aquí, utilizando el trampolín de fama autonómico, también debatirán sobre sus asuntos hasta que desemboquen en los que verdaderamente importan, que son los comunes: educación, trabajo, salud y pensiones.

—- Te olvidas de infraestructuras…

—- ¡Ah! El AVE con mayúsculas.

Resulta que Alberto Núñez Feijóo abrió el debate para decirnos que el gobierno “provisorio” de Sánchez no cumpliría los plazos de la puesta en servicio del tren que vuela…

—- Non hay plazos marcados e moito me temo que non chegará a tempo para o Xacobeo 2021.

Pero si preguntas al ADIF, el organismo Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, te encuentras con la siguiente respuesta:

—-  Trabajamos a ritmo «frenético» en el tramo Pedralba-Ourense para cumplir el plazo de las obras, pero después llegará una fase de pruebas en la que «no se fijan plazos» y que debe realizarse «con absoluto rigor y libre de cualquier tipo de prisas».

Es decir, ADIF no asegura nada pero recuerda que está en construcción el último tramo y que el dinero de las obras que faltan está en su caja porque así lo señaló el gobierno de Mariano Rajoy, con “cuyos presupuestos, prorrogados, está trabajando este gobierno en funciones”.

A mí me da que a los gallegos nos interesa poco ese AVE con mayúsculas, el muy esperado tren veloz en el que viajará la modernidad a ritmo de vértigo y que ya nos dejó en Compostela, por las prisas, nada menos que 80 muertos y 140 heridos en la víspera del Día de Galicia 2013.

Personalmente prefiero el tren que me permite contemplar el paisaje de la Tierra Única, pero deben de ser cosas de la edad porque hay mucha gente que anda loca con el tema de la alta velocidad.

A mí me gusta mucho más el ave que vuela y construye pirámides de luz a la sombra del monte sagrado y en los espejos del río. Por eso ejerzo mi pachorra de buen gallego, siempre que puedo.

(7) Comentarios

  1. Mellor nos iría se nos fixeran metros e trens de cercanías. O AVE ese sexa benvido pero o problema de transporte público en Galicia está na falla de comunicacions dentro do país no que hai que ter coche ou non te moves de onde vives.

  2. ¡Que se metan el AVE donde les quepa y que solucionen los verdaderos problemas de esta tierra nuestra, que son muchos y muy variados los que afectan directamente a la calidad de vida de las personas, por ejemplo el trabajo de calidad ya que es una vergüenza lo que estamos sufriendo los jóvenes.

  3. Que tengan mucha suerte ustedes, los españoles que para desastre ya llega esta Argentina mía de la que, como hicieron los gallegos, tendremos que emigrar. Aunque muchos ni siquiera tienen dinero para el boleto del viaje.

  4. Con respecto al AVE tenéis mucha razón. Mejor ese dinero invertido en vertebrar Galicia con trenes de cercanías que cubran bien todo el territorio y no solo las ciudades. Hay carencias tremendas en las cuatro provincias.

  5. Isabel González Zemana - Responder

    Cuidado con el pasotismo que suele conducir a uno peor. Vayamos todos a votar y luego ya veréis como, por vergüenza, se ponen de acuerdo. Pero quedarse en casa no vale de nada y hay mucha campaña en las redes sociales para que, sobre todo los de izquierdas, nos quedemos en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *