JOHNNY VERGARA – Un soñador que vino de Cuba. Por Fernando Castaño.

De equipaje vino ligero… solamente se trajo su guitarra. Y sueños, muchos sueños. La Isla le quedaba pequeña y resultaba imposible para poder tocar ese cielo que soñó desde muy niño, el de cantar.

No hay duda de que JOHNNY VERGARA nació para esto. Con vocación firme, y entrega encomiables… Pero el camino a recorrer era largo y  se le iba a poner muy cuesta arriba.

Llegó a España en muy mal momento para hacerse cantante. Aún así, y a fuerza de su mucha fuerza, comenzó a entreabrir algunas puertas por donde se fue colando tímidamente, aportando como presentación sus ganas de vivir y una gran simpatía, la que a primera vista abre nuestro abrazo con el suyo, cuando ya le conoces en persona…

A mí me abrió esa emoción por teléfono al decirme que era amigo de mi querido hermano Matías. Previamente habíamos sido presentados en la distancia por María José Lorenzo, natural de la encantadora localidad cesureña de San Xulián. María José es su fiel compañera sentimental, su apoyo constante en esta aventura que le ha traído de Cuba a España.

A veces, sin embargo, lamento ver como el panorama musical español se cierra herméticamente a nuevos valores como JOHNNY VERGARA. Sus actuaciones en TVE y en el programa “Luar” de TVG, le hicieron popular por mi tierra, pero el podio se resiste…

Es injusto que una voz tan divinamente alegre, tan sonora, tan joven, tan de Cuba… y tan profesional como disciplinada, no haya encontrado ya, al menos, un pequeño recodo donde alojarse en ese difícil mundo de los intérpretes consagrados.

Su voluntad de hierro le mantiene perseverante en su vocación innata y su lucha le abrirá algún día las puertas del éxito. Porque JOHNNY VERGARA es un caudal inagotable de simpatía y de buena gente…

En su Cuba dejó parte de su corazón, familia y sobre todo una hija preciosa, casi adolescente, a la que no ve desde hace ocho años… Es el duro precio a pagar, como lo pagan todos los cubanos, los que tomaron la difícil decisión de abandonar la Isla  para soñar libremente como soñamos todos los humanos…

Allá, carecía de lo más importante para realizar su sueño más grande. Por eso se vino a Madrid, a Galicia, a Padrón…  A soñar… A querer y a seguir dejándose querer, entre canción y canción… Entre abrazo y abrazo… Con una sonrisa que siempre contagia…

Este fin de semana Padrón le abre la puerta a ese éxito que busca en dos conciertos con su grupo. Serán los días 24 y 25 de Abril,  en la Plaza de Macías. Así que, si lees esto hoy sábado,  aún estás a tiempo de verle.

Vente a escucharle al centro neurálgico de mi hermosa villa rosaliana,  a las once de la noche… Cuando las estrellas ocupen todo el cielo de Padrón, él estará cantando para toda mi gente…

Está empeñado en que le represente en su vida artística, y no sabe que, ya hace muchos años que no codeamos ese mundillo tan enrevesado…

—- Que los tiempos han cambiado Johnny, y mucho… que nos lo diga Xerardo… ¡Está la cosa, como para que uno vuelva, otra vez,  al mundo artístico!

Pero empujaremos, amigo Johnny, todo lo que nos sea posible este tú loado sueño…

A  vosotros amigos, os pido que oigáis su música… Una música que le ha empujado a cruzar un océano, a dejar a su hija, a su familia y a su tierra, esa Cuba que tanto dio a muchos gallegos de corazón errante, como Johnny.

Estoy seguro de que ese gran éxito europeo llegará y entonces, Johnny, te acompañaré a tu Cuba para conocer a tu gente…

Fernando Castaño.

(6) Comentarios

  1. Pues nada, amigos… Me voy esta noche a bailar el son cubano a Padrón, que a lo mejor anda por allí cupido…
    Y ni lo encuentro me tomo un pulpo en el Rial y todo solucionado.
    ¿Os animais?
    Suerte, Johnny.

  2. Creo que Johnny, como todos los artistas que empiesan, merecen una oportunidad empesando por la TB. A ver si lo vemos en la tele.

  3. Hacia tiempo que no se oía, una voz tan limpia y un son cubano tan cubano. Es lo mejor desde hace mucho tiempo, y además es encantador y buena persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *