LA EXTRAORDINARIA LUCÍA DE O INCIO

Te digo. La edad me ha colocado en mi sitio y a pesar de mis pasiones noctámbulas y festeiras de antes, ahora mismo he dejado de ser verbenero. Antes, recién llegado al periodismo, me sentaba en la Alameda de Pontevedra a escuchar aquellas orquestas como la “Florida”, con su acordeonista Diosiño y su animador Abel, que fueron los verdaderos introductores del sonido tropical en sana competencia gallega con “Los Satélites” de Sito Sedes, aún de moda, tanto la orquesta como el crooner.

Ahora mismo solo soy uno más de los que se sientan a ver unos minutos de tele pensando en que los músicos nos devolverán aquellas sonrisas de juventud, lo que,  con esta veraniega programación, casi resulta un imposible.

El otro día estaba viendo “A Liga dos cantantes extraordinarios” en nuestra TVG y me preguntaba a mi mismo que diría Diosiño de tan fastuoso montaje televisivo; él, que solo logró que su orquesta actuase en la radio porque en su época aún no había televisión en Galicia.

Imagínate a aquellos músicos de antes en estos tiempos en los que las formaciones no tocan para que el público baile, sino para que se asombre con sus grandes montajes y tan divertidos shows como el de la “Panorama”, sin duda la orquesta número uno de este verano, con casi doscientas fiestas contratadas en media Iberia y una facturación que supera los tres millones de euros.

En “A Liga”, programa que sigo con fidelidad de fans y me ayuda a pasar la noche, he visto de nuevo a Lucía Pérez, a la que conocí cuando aún era una niña recién crecida.  Una niña que cantaba ya con vocación de gran artista. Entonces nos hizo gracia a todo el equipo del DGPM porque se le veían maneras.

Luego la seguí durante esa larga travesía de niña a mujer, con la incertidumbre propia de una carrera desbocada hacia el éxito, en cuyo trayecto hay siempre caídas. Aunque… aquella artista adolescente, que ya se pintaba los labios de un rojo suave, supo levantarse siempre con la osadía de quien persigue el triunfo. La veías en un “bolo” de fiesta patronal o en el “Luar” con desparpajo, luchando por ser una buena cantante que repetía con orgullo…

— Hola, boas noites. Chámome Lucía e “son do Incio”.

Esta semana en la tele la encontré guapa, espléndida, en su papel de mujer bandera del jurado de “A Liga” y me hice la reflexión de siempre: que poco valoramos lo nuestro.

Porque escasos artistas tan jóvenes son capaces de conseguir éxitos a nivel internacional como los que logró Lucía y sin embargo nadie en este país le colgó aún la merecida medalla.

Fíjate. Hasta yo me había olvidado de aquel Festival de la OTI en el que Lucía Pérez, se alzó con el segundo puesto. Ahí se ganó a los latinogalaicos sobre todo, pero su triunfo no pasó desapercibido en toda la América de habla hispana, por donde hizo más de una gira.

Recuerdo aquel clip con canción xacobea, escrita por mi amigo Chema Purón, que dio la vuelta al mundo. En ese trabajo ya se le notaban modos de artista capaz de comerse el mundo.

La recuerdo aquella noche en TVE, tras arrollar a cientos de rivales en la difícil carrera hacia el Festival de Eurovisión…

—- Soy de un pueblecito pequeño que se llama O Incio, de la provincia de Lugo… Ya sabéis que por toda Europa hay muchos gallegos viviendo en diferentes países y seguro que ellos me votan porque, como yo, han tenido una vida difícil…

Pasará a la historia por ser la primera gallega que representó a España en Eurovisión, un festival que no ganó pero que sin embargo la catapultó a la fama en toda Europa.

Y ahí está. Abriéndose paso entre la legión artística central a la que siempre favorecen las superpotencias mediáticas. Porque ella quiere vivir en su Galicia. Le pasa como al Dr. Frame… (Ahora que lo pienso, harían buena pareja).

Lucía contribuyó con su permanente sonrisa a que “A Liga” se convirtiese en el programa número uno de este verano en el país, por encima de las superproducciones de las grandes cadenas. Me alegro mucho porque todos estuvieron extraordinarios, sobre todo Paco Lodeiro, hoy por hoy el mejor showman de TVG. 

(2) Comentarios

  1. Extraordinaria cantante a la que faltan apoyos mediáticos para triunfar definitivamente. Solo le falta un empujoncito, pero para conseguirlo tendrá que vivir en la capital y no en O Inicio. Esto funciona así de mal.

  2. Lucía é guapa e boa cantante que xa ten moita sona fora do país. Do programa direi que asemella una gran verbena popular, a realidade do país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *