LA MAGIA

La magia está en la Tierra y en el cuadro arcoiris, policromático, generador del paisaje que provoca la más sublime admiración. Se habla de la magia de Galicia, de sus meigas y meigallos, de sus druidas y merlines, pero si Galicia es mágica lo es sobre todo por su naturaleza. Porque es en el entorno natural en donde suceden todos los milagros y donde se cumplen los sueños. Y es en este ambiente en donde habitan las meigas, las hadas, los duendes o los pequeños gnomos.

Si te gustan los misterios acompáñanos para hacer turismo cultural y descubrir el por qué de lo mágico.

Procuremos, entonces,  los mágicos círculos donde los pueblos galaicos desarrollaron su vida.

Subamos a los montes sagrados donde quedan restos del templo en el que los romanos hallaron el Ara Solis.

Acompañemos al peregrino por la senda xacobea, de románico en románico.

Descansemos el Camino en el viejo monasterio donde aún cantan viejos monjes sabios.

Subamos a la atalaya magnífica de la fortaleza fantástica, que alza su torre del homenaje por encima de la cumbre y de la villa.

Son maravillosas rutas, estas que te propongo, para descubrir la magia de Galicia que, recuerda, siempre está en su entorno más natural.

Desde el castro y desde el monte sagrado se contemplan nuestros dos mares, que nos trajeron varios Cristos crucificados, alguna virgen y el cuerpo del Apóstol.

Por el Camino nos salen al paso soutos con frutos de castaños, para que las meigas preparen sus brebajes.

El monasterio se mira en el espejo del gran río, aunque hay otros cenobios que emergen desde el bosque encantado, donde está la casa del gnomo.

Detrás de cada uno de nuestros monumentos, como telón de fondo, hallaremos un paisaje diferente. Por eso bien se dice que Galicia es mágica… y natural.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *