LA POLÉMICA VUELTA DE LUÍS ENRIQUE

A ver cómo te lo cuento. Me refiero a lo de Luís Enrique y su vuelta al frente de la Selección Española de Fútbol.

Es verdad que al asturiano lo apartó del cargo la cruel enfermedad que acabó con su hija y todos lamentamos la tremenda tragedia personal que sufrió, respetando siempre su intimidad. Los periodistas interpretamos que aquello no era un cese sino un paréntesis.

Pero también es verdad que durante su ausencia, un entrenador joven, hasta entonces el segundo de su staff, llevó a la gloria a un equipo nacional que poco tenía que ver con Luis Enrique. Robert Moreno revolucionó la alineación incorporando a gente nueva que nos hizo recordar a la España campeona del mundo. Y tenía contrato firmado por REF como seleccionador hasta el 30 de junio de 2020.

Por eso creo que es muy justo que el catalán ambicionara seguir al frente del seleccionado español hasta, al menos, el final de la Eurocopa para la que se clasificó y para cuya celebración tan solo faltan unos meses. Incluso me atrevo a decir que es lógico que manifestara este su deseo al presidente de la Federación Española de Fútbol Luís Rubiales y al propio Luís Enrique porque su contrato estaba vigente.

El otra vez seleccionador nacional lo vio de esta manera:

El desencuentro con Moreno viene el 12 de septiembre. Es el único día que tengo contacto con él. Me llama, tengo una reunión en mi casa y percibo que quiere hacer la Eurocopa  y que después, si yo quiero, volverá a ser mi segundo. Lo veía venir por la falta de acontecimientos de las últimas semanas. Voy a ponerme en el otro punto de vista. Entiendo que le haga ilusión, que es la oportunidad de su vida, ha trabajado mucho y es ambicioso, que es una cualidad a valorar, pero para mí es desleal, yo no lo haría y no quiero a nadie con esas características en mi staff. La ambición desmedida no es una virtud, sino un gran defecto”.

Luís Enrique lo interpreta así, pero después de una tan larga ausencia y a la vista de los resultados obtenidos… creo que Robert Moreno bien se merecía esa oportunidad. La conversación que mantuvieron ambos entrenadores parece más bien producto del respeto que de la ambición y la deslealtad.

Así se lo hizo saber a todo el mundo el ahora ex seleccionador, en una rueda de prensa en la que dejó claro estos aspectos:   

Tras la renuncia irrevocable de Luis Enrique, Rubiales nos reunió a mí y a mi staff para decirnos que yo iba a ser el seleccionador. Que ese era mi proyecto”.

“En la reunión que tenemos el 12 de septiembre, Luis Enrique me dice que no cuenta conmigo pero con el resto del staff sí, ahí me quedé en shock. A día de hoy aún no sé por qué Luis Enrique no quiere que esté en su staff”.

“En este puzzle faltan mis piezas. Luís Enrique me etiquetó de dos cosas que son muy feas y que no merezco.

“Ahora continuaré con mi carrera como primer entrenador, tengo ganas e ilusión de trabajar, de entrenar, de dar charlas y ruedas de prensa, gracias y hasta siempre”.

Robert Moreno y Luís Enrique terminan aquí una relación profesional y una amistad que iniciaron en el 2008, cuando ambos eran primero y segundo entrenador del Barsa B. Sin embargo en esta historia hay dos personajes que salen indemnes y tuvieron mucho que ver con este desencuentro: Luis Rubiales, el presidente de la FEF y Molina, su director deportivo.

¡Que ambos tengan suerte!

(6) Comentarios

  1. Luís Enrique es un sinvergüenza. Antes del 6 de septiembre le llamó a Robert para preguntarle si dejaría la selección para irse a entrenar con él a Inglaterra, a lo que Moreno le dijo que no. Después sintió el capricho de volver cuando realmente debía de dejar a su amigo hasta la Eurocopa como haríamos cualquiera si se nos presenta el caso.

  2. Ya hay bastantes líos en España como para que vengan estos ahora a comernos el tarro con sus líos. Tendrían que dimitir todos, el primero el presidente de la Federación.

  3. Ya veremos como sale la jugada de la Eurocopa con el cambio de seleccionador. Los logros de Luís Enrique como entrenador se concretan en el Barcelona y a ese equipo lo entrena cualquiera. Con tan buenos jugadores es muy fácil tener títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *