LA VIDA SIGUE EN LA RAIA

VIEJA RUTA DE CONTRABANDO

La frontera entre Galicia y Portugal creó, durante los peores años de nuestra historia, una sinergia comercial que mantuvo vivas a dos ciudades y a muchos pueblos de extensas comarcas que conocemos como “La Raia”.

Durante la mayor parte del siglo XX, Portugal y Galicia, se intercambiaron café y toallas por  bacalao y aceite, por citar dos ejemplos de productos gallegos mejor valorados por los portugueses y viceversa.

Tras la guerra civil española, el contrabando era una aventura diaria nacida de la necesidad de subsistir, tanto en la “Raia Seca”, enmarcada entre el Valle de Monterrei y la Serra do Leboreiro; como en la “Raia Húmeda”, que seguía el curso del Miño.

LA RAIA HUMEDA

Verín  y Tui fueron y son las dos principales puertas entre Galicia y Portugal. Frente a ellos, al otro lado de la hoy imaginaria “raia”, Chaves, y Valença.

Entrimo, Bande y Lobios son los tres municipios gallegos que se enfrentan en la Raia Seca al portugués de Melgaço, al que se sienten unidos por las “portelas” que fueron en su día pequeños pasos fronterizos.

Ahora todos somos europeos y una vez desaparecidas las fronteras, las que tenían aduana y las imaginarias barreras económicas de la modernidad, las relaciones comerciales han cambiado y el contrabando dejó de ser aquel mal necesario.

CIUDADES RAIA

Pero no todos los centros urbanos y pueblos fronterizos corrieron la misma suerte. Chaves se ha convertido en la gran ciudad industrial del nordeste portugués, mientras Verín se ha quedado en una villa con grandes condiciones para su desarrollo, pero que mira con nostalgia a su pasado termal y balneario, cuando el tranvía unía el centro de la villa con Cabreiroá.

El Chaves del siglo XXI abre nuevos espacios para la industria y Verín se mira en su espejo para recuperar el pulso económico tras la debacle de la construcción. Ambas, por su posicionamiento estratégico,  pueden formar una gran eurociudad, muy  poderosa a nivel económico.

EL XURES

La ecología y el turismo unen a los pueblos y villas de  la   Raia Seca del Xurés o del Gerés. El municipio de Melgaço lleva tiempo liderando en la comarca el turismo de naturaleza, mientras los de Entrimo, Bande y Lobios  buscan nuevos proyectos que hagan compatible el turismo con el desarrollo sostenido del sector agropecuario.

El Parque del Xurés –reserva de la biosfera- es el principal valor, pero el sector turistico rural aporta aquí excelentes servicios, incluso un balneario y un hotel de cuatro estrellas. Conviene recordar que además del entorno natural, esta amplia comarca europea de la Raia Seca conserva monumentos históricos, que ahora se ponen en valor.

EL XURES FINAL

Finalmente Tui y Valença do Minho, juntas, han modernizado el concepto comercial que hizo entender a propios y extraños que ambas son el mismo mercado. El “outlet” es la nueva revolución comercial tudense, un nuevo concepto europeo que ya tiene un gran poder de convocatoria a ambos lados de la Raia Humeda.

Tui y Valença se miran frente a frente y es el miño quien une ambas ciudades. Si los intereses comerciales son comunes lo mismo hay que decir del turismo, ya que ambas ciudades son, en si mismas, un extraordinario monumento histórico artístico.

En este ejemplo se miran muchas otras ciudades fronterizas. Viene de viejo. De cuando había aduanas tras el puente de hierro atribuido a Eiffel, en las que hacían la vista gorda a las alfombras y a las tollas portuguesas, y al bacalao y al aceite gallego.

La vida sigue en la Raia…

EL PUENTE QUE NOS UNIÓ

(4) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *