Larissa Riquelme

Cuando el móvil quemó las pantallas

Tiene apellido de futbolista famoso y muchos atributos, como saltan a la vista. Larissa Riquelme era, hasta el Campeonato Mundial de Futbol 2010, una guapa y desconocida muchacha que aspiraba a ser actriz. Pero…

— Estaba segura de que si animaba a Paraguay luciendo cuerpo me iban a dar un pantallazo…

Aquel pantallazo, en todas las televisiones del mundo,  elevó a esta joven paraguaya a la categoría de diosa,  en ese olimpo de la fama a la que llegan las que están dispuestas a desnudarse si su equipo gana la competición,  para que revistas como Interviu o Play Boy le paguen lo suficiente.

— Pero nunca supuse lo del contrato con Nokia, eso fue producto de la casualidad…

Larissa metió aquel móvil donde le cupo, en modo vibrador, y la firma finlandesa también se benefició de aquel pantallazo…

— La presentación del Nokia C3 en México fue toda una experiencia, el principio de una carrera publicitaria que espero me ayude a ser actriz.

Tiene en Facebook más de medio millón de amigos que le dicen cosas como esta…

— Quiero ser un pajarito con patitas de algodón para posarme en tu pecho y robar tu corazón. (Jorge Galán).

Es lo menos que se le puede decir a Larissa porque ella sí, efectivamente, ganó el Mundial…

—   Espero que todo esto me sirva para desarrollar mi carrera de modelo.

Si no es nietísima de algún gallego, es por lo menos una chica… ¡Única!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *