LAS PLANTAS LO CURAN TODO

Hay otra forma de contemplar los espacios naturales de esta Galicia Única: admirando la estética del paisaje y al mismo tiempo encontrando en el entorno plantas y árboles con propiedades prodigiosas para el organismo. A eso nos dedicaremos en este cuarto día de otoño, en el que nos atrevemos a penetrar en el bosque encantado siguiendo a ese sol tímido que se asoma por entre los árboles mojados de orvallo.  

Si las ancestrales tradiciones nos hicieron conocer los milagros de las romerías sanadoras de males imposibles, de esas piedras que atraen a la gente que busca fecundidad,  pues también desde muy antiguo la Naturaleza puso a nuestro alcance remedios únicos para convertirla en nuestra gran botica, que nos ofrece plantas para calmar dolores tan diferentes como los menstruales, los del parto, los de muelas o los de garganta.

Te invito a conocer los poderes del medio natural. Venga, entra conmigo en la mayor farmacia que se conoce por aquí.  

CARBALLEIRA

Los bosques de carballos centenarios son  fuente de taninos y flavonoides, que le proporcionan a su corteza propiedades astringentes, antisépticas, antiinflamatorias y hemostáticas. Es decir que podemos utilizarlo como alivio de faringitis, anginas, llagas en la boca, hemorragias nasales o grietas en la piel.

Del eucalipto conocemos que es un remedio eficaz para la cura de catarros, gripe, asma y problemas respiratorios. Pero también sirve para rebajar el nivel de azúcar de la sangre, para desinfectar heridas de la piel y para los dolores de articulaciones y músculos.

El castaño nos ayuda a detener las diarreas, a calmar la tos y como champú natural para los cabellos rubios.

SOUTO

Las riberas de los ríos gallegos son  como un gran herbolario.

Encontramos hierba de San Juan, que se usa para las quemaduras y todo tipo de heridas. También como diurético e incluso su aceite es cicatrizante y astringente.

El brezo, nuestra queiruga, que tiñe el monte de color púrpura, se puede emplear como antidiarreico y antiséptico de las vías urinarias.

El hinojo  o fiuncho, con un cierto olor anís y hojas como hilos,  sirve asimismo para casi todo: tos, asma, inflamaciones, malas digestiones, flatulencias

La ortiga, incómoda por los picores que provoca, tiene la propiedad de detener las hemorragias y estimular el aparato digestivo, porque posee más hierro que cualquier otro vegetal.

Otra de nuestras joyas es el romero que tanto usamos en las comidas. Es desde siempre una hierba muy apreciada en Galicia por sus propiedades contra el reuma y los golpes, aunque también se usa en la noche de San Juan para ahuyentar a los malos espíritus.

TOXEIRA

Las flores del toxo son casi milagrosas para el hígado y actualmente los científicos estudian algunas de sus propiedades porque podrían suponer un remedio contra el cáncer.

De la xesta se aprovecha casi todo, aunque no conviene a los animales porque para ellos es tóxica. Las flores como diurético, las ramas son buenas para evitar las arritmias  y además puedes hacer con ella tus escobas de barrer.

Si te fijas bien te darás cuenta de que hay más de mil hierbas medicinales en los bosques del país… especialmente en la devesa.  

DEVESA

En estos días primeros del otoño, ya no quedan flores que cubran la devesa, pero reverdecen los pequeños prados de la media ladera y todo su entorno magnífico. El musgo se posa ya sobre la granítica roca y hemos de pisar con cuidado para no destruir la casa del gnomo, que eso parecen los cientos de setas que aparecen a uno y otro lado del sendero. 

Cuando descubras este mundo te parecerá que el tiempo no existe. La naturaleza encierra aquí un universo de fauna y flora único. Algunas de estas plantas lo curan todo.

(20) Comentarios

  1. A ver, la mayoría de los fármacos actuales contienen una parte química pero también alguna vegetal, así que esos remedios que encontramos en los bosques no son nada descabellados para ciertos males.

  2. Lo que sí me parece a mí es que son tan baratas esas plantas medicinales que están al alcance de todo el mundo y las medicinas de farmacia están cada vez más caras.

  3. Yo lo que os deseo a todos es que no necesitéis ninguna medicina, ni de la farmacia ni natural. Eso sí, disfrutad de las carballeiras, de los soutos y las devesas, que son nuestro paisaje, el que hace tan especial a Galicia.

  4. Disfruten mucho del bosque sin ponerse malos y si les ocurre algo procuren ir al hospital. Lo de las hierbas está bien para recordar un pasado que yo considero no fue nada glorioso.

  5. Aunque nuestros árboles y nuestros arbustos sagrados no nos proporcionen el remedio esperado contra alguno de los males que nos acechan son lo suficientemente bellos para incitarnos a sortear el paisaje de nuestros montes, atalayas magníficas de esta tierra única. ¡Ei carballeira!

  6. No os comáis el coco. En mi aldea aún hoy hay alguna gente que utiliza los remedios caseros con las indispensables hierbas medicinales. Y les funcionan. Ocurre que de eso sabe ya muy poca gente y se llevarán el secreto a la tumba.

  7. Hoy está un día precioso para ir a por setas que esas sí que alimentan… Para mí lo más cómodo es meterme una pastilla o darme una pomada. Eso sí, no hay lugares mas hermosos que los de nuestros bosques autóctonos.

  8. ¿Y cuando no había pastillas? Pues nuestros ancestros sobrevivían con lo que le daban los menciñeiros y menciñeiras, que no eran otra cosa que hierbas medicinales y pócimas hechas con ellas. Así que a lo mejor resulta que son mas efectivas que las pastillas y mucho menos dañinas para nuestra salud.

  9. Acabo de despertar de una siesta épica así que me parece que dejaré el bosque y sus plantas medicinales para otro día. El que dijo que la siesta no era sana estaba muy equivocado.

  10. Ese bosque no se si tiene plantas curativas pero es de una gran belleza y debería servir de reclamo para que nos ocupásemos todos de cuidar el medio natural porque cada vez nos queda menos. Un saludo desde Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *