LOS EXORCISTAS DEL SUR

 

             Este es un país de entrañas húmedas cuyos misterios surgen,  entre la niebla que se posa sobre el lomo de la ensenada y el orvallo caído del cielo,  mientras las tormentas alimentan fantasías y creencias; que la fe, ya se sabe, mueve montañas y te hace comprender mejor los milagros.

             Sabarís es parroquia de la real villa de Baiona, donde, en 1493, Martín Alonso Pinzón dijo a los gallegos incrédulos que América existía. Por aquel entonces, era frecuente ver luces de hadas sobre las Cíes y el brillo de las ninfas, cada atardecer, sobre las aguas de la bahía.

            Por Sabarís anduvo estos días el demonio haciendo de las suyas; y no veas cómo se lo tomaron sus vecinos, descendientes de aquellos que escucharon las fantasías de Pinzón por primera vez.

           Surgió de nuevo el gran debate de la vida y la muerte y los “diaños” tomaron humanas figuras…

 
 Ignacio Domínguez

 

          Menos mal que el cura párroco de Santa Cristina de A Ramallosa es don Ignacio Domínguez, que además ejerce de exorcista oficial de la diócesis de Tui-Vigo desde hace 15 años, al igual que el más veterano de los exorcistas de por aquí, don José Luís Portela, el cura de Figueiró, en Tomiño…

          —- Es un tema desagradable.

          Don Ignacio tuvo que hacer, en solo dos días,  tres exorcismos. Y eso, tampoco se da con frecuencia…

          —- No es nada normal que se den tres casos en tan poco tiempo…

          Al cura de Sabarís no le gusta nada el tema y siempre te dice que el que más sabe de estas cosas es el cura tomiñés,  Portela Trigo. Pero reconocen ambos que…

          —- Hemos tratado casos altamente diabólicos…

          Y no los describen porque con “estas cosas del diablo no se juega”.

          —- Pero, ¿Cómo se cura a los endemoniados?

          —- Todo está en los libros sagrados…

          Don Ignacio tiene como tratado de cabecera “Mas fuertes que el mal: reconocerlo, vencerlo y evitarlo”, del padre Grabrielle Amorth, exorcista del Vaticano.

          Los dos exorcistas del sur hablan con los “poseídos”, rezan con ellos y los rocían con agua bendita…

         —-  Pero hay que tratar a las víctimas con mucho cariño…

         —-  No se entiende muy bien como una persona llega a hacer pactos con el diablo y a practicar la brujería.

         Los “endemoniados” son figuras míticas de la Galicia profunda y hay romerías, como la del Corpiño, en Lalín, que perviven desde inmemoriales tiempos y reúnen a miles de personas para seguir una especie de “plan de prevención” consistente en misa, procesión y algún que otro rito de carácter religioso. Pero la cosa termina con un excelente pulpo a feira seguido de churrasco y regados ambos platos con buen ribeiro…

 
José Luís Portela

 

        Los exorcistas del sur no tienen miedo aunque don Ignacio dice…

        —- La primera vez desperté en mitad de la noche con la sensación de que la habitación rebosaba demonios por las cuatro esquinas…

       —-  ¿Y qué hizo?

       —-  Rociarlo todo con agua bendita…

       Algunos psiquiatras poco creyentes, sin embargo, dicen que estas cosas de las posesiones diabólicas son enfermedades mentales que nada tienen que ver con el demonio.

       Don José Luís les da la razón, pero…

       —-  La oración de súplica por la curación es un bien que nos da Dios y a cualquier enfermo le sienta bien una conversación de paz.  

      A los exorcistas del sur les llueven los casos, no solo de su diócesis, sino de toda Galicia y de otros lugares de España.

      Mientras al cura de Sabarís le gustaría dejarlo el de Figueiró lo toma como una obligación propia del sacerdocio; ambos acatan los designios de su obispo.

      —- Es un trabajo que hay que hacer con rigor y mucha prudencia…

      Por Sabarís estos días no se habla de otra cosa que no sean los tres exorcismos llevados a cabo por su párroco…

(30) Comentarios

  1. El diablo existe y los endemoniados también. Y el que niegue su existencia es que no ha visto las cosas horribles que ha hecho con algunas personas, como creo habrán visto los dos sacerdotes exorcistas. Los exorcismos se vienen practicando desde tiempos muy antiguos.

  2. También curan el meigallo… ¡No teneis mas que ir a la romería de A Lanzada el primer domingo de agosto…! ¡Tienen cola de mujeres que quieren quedar embarazadas!

  3. Ocurre que los curas en Galicia siempre quisieron sustituir al psicólogo, sobre todo en las aldeas. Y cuando alguna persona se pone enferma, por ejemplo de esquizofrenia, pues resulta que “está endemoniada”. Ya hacía tiempo que no salían a la luz casos como los tres de Sabarís.

  4. Bueno, a ver si vais a pensar que en Baiona estamos todos locos. Este es un lugar fantástico para pasar unos días, sobre todo en verano. Hay unas playas maravillosas pero el diablo no viene porque “se le apagarían los humos”…

  5. No os tomeis a guasa lo de los endemoniados, porque le puede pasar a cualquiera… ¡Con esas cosas no se juegan! Un saludo para todos desde Verín.

  6. Anda que si ahí exorcistas, imaginaos en Roma. Yo desde pequeña he estado siempre amenazada por el diablo si cometía algún pecado de esos que ya sabeis…

  7. La verdad que yo no creo en esas cosas, pero por aquí, por Bahía se habla mucho de endemoniados. Mas vale tener cerca al exorcista o al gurú.

  8. No hay nadie que en pleno siglo XXI se trague esas historias de que cuando una persona se pone enferma es porque tiene el diablo en el cuerpo. Para mí esta es una manera que tienen los curas de enganchar para la causa a los estúpidos.

  9. En todos los grupos, congregaciones, equipos, comunidades de vecinos… siempre está el «intelectual», el que más sabe o el encargado de llamarle tonto a cualquiera…
    y en este círculo también tenía que aparecer.
    ¡ Saludos a la gente normal !

  10. Hola buenas noches solo hay una forma de saber si esta endemoniada la persona o es una enfermedad mental,es decir si le nombran a Jesucristo y se pone a gritar y agresivo y rompe las imagenes y siente como si le quemara un crucifijo,esta poseido,pero sino es un enfermo mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *