LOS OTROS TEMPLOS DE COMPOSTELA

Muchos de los que aquí llegan traen concebida la idea de una visita rápida, concentrada en la Catedral magnífica, en su plaza del Obradoiro y en las calles pétreas que señala el plano de su casco histórico. Pero Santiago de Compostela es ciudad universal no solo por el incalculable valor de estos monumentos, sino porque cuenta con el más amplio patrimonio religioso-cultural de España: Iglesias, capillas, templos parroquiales, conventuales, con claros signos y advocación xacobea o sin ella; todos suponen arte y templanza para este gran centro de la Cristiandad mundial.

Aunque no comulgues con esta Religión y la visita robe tiempo a tu ocio turístico en la Galicia Única, mi consejo es que procures admirar toda la arquitectura religiosa que puedas porque esta capital política y espiritual lo es también artística.

Te podré un ejemplo. Antes de entrar en el Obradoiro por la Rúa do Franco, como lo hacen todos los turistas, fíjate en la fuente y la que se conoce como Capilla del Apóstol: Se dice que aquí bebieron los bueyes que trajeron el cuerpo de Santiago y se detuvieron para indicar su definitivo lugar de enterramiento. Es también el lugar señalado “por las sacras luces que avistó el ermitaño Pelayo”. Por eso algunos historiadores consideran esta pequeña iglesia el primer templo compostelano, anterior incluso a la propia catedral.

Sigue caminando hasta la iglesia de Santa María do Camiño. Es barroca con tendencia rococó, y la primera de intramuros. Hasta aquí llegan los últimos metros del Camino en dirección a la puerta de Azabachería.

Un poco antes,  si imitas al peregrino a Compostela contemplarás y rezarás en  la Capilla de las Ánimas, levantada para salvar a las almas en pena.

La Iglesia de San Fructuoso es otro de los grandes templos que interesan al peregrino. De factura barroca, dominan en su frontis las virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.

La masificación de las medievales rutas de peregrinación a Compostela trajo la lepra a Galicia. Es difícil de señalar en que época pero si se sabe que, donde hoy se levanta esta iglesia de San Lázaro es el mismo lugar donde se aislaba a los que padecían esta enfermedad. Es el templo de San Roque de Montpellier. Perteneció al antiguo Hospital que se instituyó también para reanimar a los apestados.

Otro de los templos más antiguos de Compostela es la iglesia de San Miguel dos Agros, aunque fue reconstruida en el siglo XII. Y al arzobispo Gelmírez se debe la capilla de Santa Susana, aunque el templo actual data del  siglo XVII en adelante. Es barroca con portada románica.

Una de las grandes joyas del arte religioso compostelano es la  Colegiata del Sar, también impulsada por el arzobispo Gelmírez. Es conocida entre los peregrinos y turistas por su asentamiento en un terreno húmedo y pantanoso, en las cercanías del río Sar. Esta circunstancia motivó la construcción posterior, en el siglo XVIII, de los grandes arbotantes que aún en la actualidad sustentan sus muros y columnas.

En el año 1129 se levantó la iglesia de Santa María de Conxo. La fachada ha sido considerada una de las más significativas del barroco inicial, de corte clasicista.  Una de sus singularidades es la capilla del Cristo, con un curioso barroco de placas.

Aún hay más: la Capilla de la Universidad conserva un laborioso retablo del siglo XVII. En la actualidad está cerrada al culto pero se aprovecha para exposiciones de todo tipo, en su nave principal.  

No hay que caminar mucho para admirar también la iglesia del Colegio de las Huérfanas, del siglo XVIII, con fachada de Fernando de Casas y un retablo barroco con esculturas de Gambino.

Otra joya monumental es la iglesia del primer convento femenino de los dominicos asentado en suelo gallego. Se construye en el siglo XVI pero en el XVIII se tira y se levanta una nueva de estilo barroco más acorde con la estética propugnada por el cabildo compostelano. Destaca una capilla  contigua al templo, la de la Virgen del Portal. Dice la leyenda que se erigió porque aquí se apareció la Virgen con el Niño.

Hablando de conventos, el de Santa Clara es la obra más peculiar y definitiva del barroco gallego de placas. Fundado en la Edad Media guarda también muchas leyendas. Como la de la sacrílega ladrona que intentó robar los pendientes de la Virgen quedando prendida por sus manos hasta que unas niñas intercedieron a su favor y se pudo marchar arrepentida de sus actos. 

Pocas ciudades del mundo ofrecen tanta riqueza monumental como Compostela. Porque,  como te decía,  es uno de los tres grandes centros mundiales de la Cristiandad, juntamente con Jerusalén y Roma

(2) Comentarios

  1. Fátima Marcela Rodrigues Ferreira - Responder

    Llegar a Santiago…La Av. Xoan XXIII, el buzón de Correos y el mojón del «Camino», a la derecha el sol del invierno ilumina los techos rojizos…una postal.
    Pero retrocedo y entro por a Rua da Pastoriza, veo a Capela, las flechas amarillas me guían… el Convento do Carmo, y el de Santa Clara, barroco, bellisimo…
    Cruzo a Rua das Rodas y un cartel «O camiño empeza agora»…
    La vieira de bronce en el piso de piedra…y la magia de Compostela…
    Convento San Martiño Pinario, a praza da Inmaculada, el tunel con la música del gaitero completa la magia…Obradoiro y la Catedral.
    Emociones encontradas…Si Galicia en mágica, Santiago de Compostela lo es más aún…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *