MÁS QUE UNA CANCIÓN DE AMOR

Suso Vaamonde nos había dicho…

—- É o poema mais fermoso que leín na miña vida.

Y aquel día, cuando hablamos de las canciones que íbamos a incluir en su primer disco elepé, “Sin rosmar un laído”, me descubrió a Bernardino Graña, poeta del que desde entonces soy lector fiel.

La música que le puso Suso es deliciosa y aquel día en Moaña la cantó con un sentimiento que nos contagió a todos, incluidos a los que hicieron los coros, nada menos que Fuxan os Ventos y Pilocha.

Escuché la canción más de un millón de veces y aún sigue siendo mi favorita entre las muchas favoritas que tengo. Refleja la historia de muchos emigrantes de los sesenta, alguno de ellos de Cudeiro…

Este era el himno de Suso Vaamonde…  

(2) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *