Negreira

La revolución social en el paisaje imposible

Cuando el peregrino atraviesa Ponte Maceira en la ruta del Fin de la Tierra, ya está en Negreira.

Negreira forma parte de la cosmovisión gallega y en las paredes de las “escuelas de americanos” están escritas mil historias personales que nos conmueven por la grandeza de sus protagonistas.

Aún viven aquí algunos de los compañeros de aquel viaje a lo incierto; son la crónica viva del éxodo en busca de la resurrección de la aldea, cuando por el Camino de Fisterra solo caminaba el hambre y el desequilibrio social.

A ellos debe Negreira el hecho mas importante de su historia reciente  y tal vez el menos reconocido: la revolución social que puso fin al paisaje imposible.

Aquellos abuelos, que llamábamos americanos, fueron los pilares de la cultura renacida en toda la comarca de A Barcala. Su triunfo fue la piedra de aquellas primeras escuelas, en las que muchos aprendimos a leer y a escribir.

Los americanos de Negreira, aquellos compañeros de viaje que “hicieron las américas”, fueron como la luz que rompe la niebla en la media mañana de la primavera renacida.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *