O SAVIÑAO

Paisajes de vino

Ribeira Sacra del Miño

El agua y el vino. El Miño y los ricos caldos que asombraron a los emperadores de Roma. La Ribeira Sagrada y su perspectiva. Los blancos y sobre todo los tintos.

Los paisajes del vino cobran en O Saviñao especial interés natural y nos muestran como el hombre luchó aquí heroicamente contra la geografía vibrante, que configura uno de los más hermosos enclaves gallegos.

El Miño, abajo, fue testigo de cómo la viña trepó por las laderas, a medida que el hombre construyó pequeños bancales para escalar mejor las inverosímiles pendientes de la Ribeira Sacra.

El nombre le viene dado a estas tierras, por la cantidad de monasterios y cenobios que aquí se levantaron.

En O Saviñao, tres de ellos organizaron la vida, mejorando sus monjes los cultivos y la elaboración de los romanos, pero nunca superarían la actual esencia de los ricos mencías que dan fama internacional a sus bodegas.

Además este grandioso paisaje del vino esconde también la más abundante muestra del románico de todo el estado español.

Por eso O Saviñao es zona preferente del Lugo turístico. Es un territorio para conocer y disfrutar con calma.

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *