OLAS DE INVIERNO

OLA 1 +

Los dos mares nos trajeron otra vez esas gigantescas olas de invierno capaces de interpretar una cadenciosa sinfonía natural al deshacerse en la arena… o provocar el estruendo de la gran explosión al golpear con fuerza las rocas. Siempre visten de blanco el paisaje marinero y en ocasiones llegan con su albor al mismísimo paseo marítimo.

Es curioso. Ves su cresta en la lejanía y ya estás pensando en cómo jugar con ella pisando las playas vírgenes. Incluso te gustaría alcanzar las islas de nuestras leyendas y sentarte junto al faro a verlas venir.

OLA 2 FARO +

En cualquier caso, las olas de invierno te resultan fascinantes y mágicas. Lo mismo cuando nos muestran su ímpetu contra la dársena del puerto… que en ese instante bello en el que  se someten al vaivén de la marea, de un lado a otro de la playa.

OLAS 3-4 PLYA-ACANTILADO +

En Galicia hay un mar que esculpe estatuas de piedra y otro que se acuesta sobre arena para deshacer la calma. Atlántico y Cantábrico. Ambos nos invitan a contemplar un mágico ritual. Su venir y su partir. Uno y otro provocan las gigantescas olas de invierno que emergen de su lecho submarino.

Si te detienes un instante a contemplar este paisaje no verás nunca un temporal… Imaginarás piratas de pata de palo en la popa del velero que cabalga sobre el agua,  una fantasía de soldados que los persiguen en sus carabelas y demonios que se esconden tras las piedras aguardando, traicioneros,  que se ahoguen todos.

OLAS 5 DEMONIO,SIRENA,PIRATAS +

También escucharás a las bellas nereidas, hijas de Neptuno, con sus cantos de salitre y verás como el sol sale entre nubes para marcar el rumbo a los barcos de la vida de apurado navegar, esos que bailan su danza sobre la cresta de la ola.

OLAS 6 BARCO +

ESPIRAL-FIRMA-

(4) Comentarios

  1. ¡Benvido a bordo da túa nave surta na ría, capitán das fermosas verbas!
    Escoitamos de novo túa voz animosa na, hasta agora, desolada cuberta: – ¡ Levade áncoras! ¡Xa é tempo de continuar a viaxem!-

  2. Me alegra mucho el retorno a la normalidad y supongo que todo ha salido perfecto. Me encanta esta manera de encontrar la parte bella de la fatalidad.

Responder a Xan Principal Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *