ORDES

EL SERENO PAISAJE DE UNA TIERRA DE PASO

 

        Es verdad. Lo que está más a mano… a veces resulta lo más desconocido. Yo había ido a Ordes –en castellano Órdenes; te lo cuento para que te acuerdes tú que estás fuera- hace como diez años; y no había vuelto hasta esta semana pasada…

        Me encontré con muchas novedades.

        La más importante es que ahora ya puedes ir en el AVE. El tramo entre Ordes y Oroso fue el primero que se construyó del Ferrocarril de Alta Velocidad, que ya te lleva de A Coruña a Santiago y de aquí a Ourense. La Variante Ferroviaria de Ordes cuenta con una nueva estación que es “puesto de adelantamiento y estacionamiento de trenes”.

        Pero lo que realmente sigue llevando gente a Ordes es “la movida” de los fines de semana. Los jóvenes siguen utilizando o la vieja carretera de A Coruña o la Autopista del Atlántico… y la fiesta es la más sonada del área de influencia de Compostela. Te puedo garantizar que,  en esto, la crisis no se nota.

        Sin embargo, la gente del rural me dijo que aquello del “desarrollo sostenido” que tantos beneficios iba a suponer… fue un rollo mas de los políticos y que la agricultura y la ganadería está pendiente de un hilo, como todo lo que depende de la Unión Europea…

        —- Se de mín dependese botaríame fora da UE.

        Tampoco el tejido industrial anda muy boyante que digamos, aunque en el sector de la moda hay más optimismo:

        —- Bueno, vamos compensando en el extranjero las ventas que hemos bajado en España.

        Y eso sí,  en esta zona los ríos siguen dibujando un paisaje sereno mientras en la villa, que es cabecera de comarca y del partido judicial, la gente está deseando que se vaya la crisis para asumir nuevos retos…

        —- A ver si la economía nos permite crecer un poco, que esto está muy parado…  

        En esto que vas caminando y ves el edificio de los juzgados y alguien te comenta que en ellos tiene su sede la “Asociación Gallega de Médicos Forenses” Te pones a mirar a diestro y siniestro a ver si ves a esas chicas y chicos tan guapos que salen en esa serie,  “Bones”, que refleja la vida real de la escritora y experta en medicina legal Kathy Reichs. Pero no; a lo sumo logras ver por allí a alguno de los ilustres miembros de ese departamento de la Universidad de Compostela que, dicho sea de paso, es de los más prestigiosos del mundo.

        Si te paras a conversar con la gente te darás cuenta enseguida de que…

        —- Esta Tierra es muy bonita y tiene mucho interés, de verdad.

           La Villa de Ordes está a medio camino entre las ciudades de Santiago y A Coruña; y esto ha marcado su presente. Casi cinco mil personas residen en el centro urbano más pujante de esta comarca, que desde 1970 mantiene un buen ritmo de crecimiento poblacional.

           Su situación geográfica,  que le permite una buena accesibilidad,  le consolidó como el auténtico centro de servicios de la comarca, a la que da su nombre y sobre la que ejerce una intensa influencia.

          —-  Aquí está el comercio más importante de la zona

          Algunas empresas de comercio al por mayor mantienen su proyección internacional y tal vez el sector textil resulta ser el más interesante…

          —-  Es que la moda ocupa al treinta por ciento de la población femenina…

           En realidad, el sector industrial de Ordes sigue siendo muy activo e innovador a pesar de los tiempos que corren. En su Parque Empresarial, que ocupa una extensión de trescientos mil metros cuadrados, se instalaron empresas de todo tipo…

           —-  Aquí lo mismo se fabrica maquinaria forestal y de jardinería que jerseys de lana…

           Y eso que cuando atraviesas el municipio te da la impresión de que, como los ayuntamientos vecinos, esta es tierra de grandes praderías, ideal para una gran cabaña ganadera.

            Efectivamente, el  municipio de Ordes tiene organizado su territorio en trece entidades parroquiales que, salvo la que da nombre al ayuntamiento,  son pura expresión rural.

            Las características climáticas y del terreno, hacen de estas tierras un lugar óptimo para los prados y pastizales, en los que pasta una numerosa cabaña ganadera, en la que predominan las frisonas, vacas para la producción de leche.

            —- El sector lácteo no atraviesa por muy buenos momentos, como se sabe…

            En cuanto a los cultivos se mantienen algunos de los tradicionales, como la patata o el grelo, la verdura que más aprecio tiene en esta comarca, pero tuvieron cierto éxito algunas  experiencias de cultivos intensivos en invernaderos, como por ejemplo el de flores…

             —- Una de las fuentes de riqueza más importantes de estos pequeños pueblos ordenses es sin duda la madera.

             Los espacios forestales ocupan una buena parte de su paisaje, repoblado principalmente con eucaliptos, en medio de bosques autóctonos de gran interés. Es la vieja lucha ecológica entre el árbol de importación que  te da más rápidos beneficio porque los viejos carballos y los castiñeiros son de crecimiento más lento.

      De cualquier manera resulta todo un placer conocer estos lugares del rural de Ordes, por su belleza, pintoresquismo y también por el interés de sus muchos elementos etnográficos y arquitectónicos.

      Dos ríos  y dos embalses son sus espejos naturales y sus espacios de ocio…

      —- El Tambre es el más famoso, pero que nadie desprecie las truchas del río Lengüelle porque son sabrosísimas.

      Los embalses son los de Vilagudín –convertido en un coto permanente de pesca- y el de San Cosmade en donde la vieja idea del Club Náutico comienza a tomar cuerpo.

        Si te subes a algunos de sus altos también en Ordes obtendrás la imagen de antiguos castros galaicos, aunque tal vez resulte más interesante la etapa medieval de su historia…

          —-  Porque Ordes formó parte, originariamente,  del territorio de Trastámara. Luego quedó dividido en tres: la jurisdicción de Folgoso, que pertenecía al Conde de Altamira; y en las de Gorgullos y Montaos, dependientes ambas de la Mitra compostelana.

          Lo que marcó su devenir histórico, fue  al igual que en la era moderna,  su privilegiada situación… Tierra de paso en el Camino de Santiago acogió por una noche al rey Felipe II, que durmió en una casa de la pequeña aldea de Calle, en la parroquia de Poulo

           —- Aquí fue apresado el general Porlier y se libraron varias batallas, tanto en la guerra civil de 1833 como las protagonizadas por el General Solís en 1846, comandante del Ejército Libertador de Galicia.

            Y si te animas a dar una vuelta por aquí visita dos iglesias y dos pazos. Las iglesias de Buscás y San Xoan de Poulo, ambas románicas y los pazos de Vidueiro y Leira.

            Son lugares con entornos hermosos que nos permiten viajar a nuestro pasado a través de la historia…

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *