OURENSE, LA CIUDAD PERDURABLE

 

        La ciudad más antigua es piedra milenaria, cincelada con encallecidas manos de artistas, a veces anónimos, capaces de crear  templos con  torres que crecen sobre el entorno para hacer sonar la música de sus campanas. 

        Dicen que tiene su origen en las hirvientes aguas, pero la vieja Auria es piedra que resiste sobre ella el paso del tiempo y de las gentes,  testigos de su historia…

        Este es el Ourense perdurable, la cultura de un pasado que envuelve el caminar apasionado de todos los días, de todas las horas, de todos los tiempos.

         Porque en todo lo que yo considero casco antiguo, entre la Plaza del Hierro y el viejo instituto del maestro Otero Pedrayo,  la ciudad conserva joyas arquitectónicas del pasado que siempre  despertarán un gran interés entre los amantes del turismo cultural.

        El casco histórico de Ourense ha sido objeto de una intensa rehabilitación  y  es todo él un monumento. Pasearlo es descubrir una riqueza artística poco común, en tan poco espacio.

      La  Plaza Mayor es toda ella una obra de arte con sus edificios en piedra, sus galerías y sus soportales. En ella se ubica la Casa Consistorial y justo al lado,  el  Museo Arqueológico te permite conocer aspectos poco conocidos de la era prerromana.

       En este mismo entorno, asombra la fachada de la Iglesia de Santa María Madre y al lado de ella, la pequeña Plaza y su cruceiro.

       Por viejas rúas accedes a las tres fachadas de su inigualable Catedral, con un cimborrio que destaca sobre el exterior, el Pórtico del Paraíso y el magnífico retablo de la capilla del Cristo.

   

       Un poco más abajo, en plena calle Lamas Carvajal, la iglesia de Santa Eufemia es otra bella muestra de la arquitectura religiosa. Y en la misma rúa, el Palacete que alberga la sede del Liceo sorprende por su arquitectura interior.

       Vayas por donde vayas, el Ourense más antiguo, el que Pepe Conde Corbal llamaba «Ourense Perdurable», te encatanrá…

 

Un Comentario

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *