PADRÓN – El valle encantado. Por Fernando Castaño*

Acompañarme a Padrón, voy a llevaros, este día de invierno, por el valle encantado… ¿Habíais estado alguna vez en un valle encantado?… Venir sin prisa alguna, puesto que para recorrer mi paraje de calma edénica, tiene que hacerse lenta, muy lentamente…

El romántico jardín botánico de Padrón

        Primero, haremos un paseo por el Xardín Artístico, que presume de ser el más variado de España en árboles y plantas del mundo… Asía, América, Oceanía y Europa, por supuesto, tienen aquí representación vegetal… Esas dos secuoyas de ahí, se dice que tienen cientos de años… Y esa estatua… es la de Macías “O Namorado”, y ese árbol, es el que tuvo a su amparo el “Banco dos Namorados”, (de ambos, ya os hemos hablado)…

        Debe ser esta paz que se respira, esta bendita calma que lo inunda todo… la que ha hecho de esta villa gallega un lugar ideal para el amor… y lo que motivó en nuestra poetisa la profunda devoción, tan romántica como nostálgica… Hay y hubo mucho poeta por esta tierra, mucho artista y escritor, escultores y pintores, que le dieron gloria muchos de ellos…

        Camilo José Cela, de Iria Flavia, a donde iremos al final, fue el más relevante… Si vais leyendo las placas de cada arbolito, iréis viendo la diversidad de sus nacionalidades…Estamos recorriendo mundo en apenas diez minutos…

La Casa de A Matanza, el museo de Rosalía de Castro

         Ahora salimos del Xardín para ir a “A Matanza”, a la casa donde vivió la poetisa Rosalía de Castro. Ella cantó a este nostálgico valle, al que dedicó gran parte de su obra poética…

         Los atardeceres de invierno padroneses, con la luz casi perdida a media tarde, llenan de un profundo misterio el paisaje… Surgen las Negras Sombras y se despiertan en sus poetas sus musas… o sus meigas, como las llamaría Xerardo…

          En esta casa, permanentemente abierta al público, se celebran muchos actos sociales y culturales todo el año. Hay en su ámbito muchos enseres que pertenecieron a esta gran dama de las letras gallegas.

           Iremos por esta carretera, la que lleva a Herbón, donde los afamados pimientos, injustamente llamados “de Padrón”, pues son de este rinconcito del valle a donde los trajeron los Franciscanos que habitaron ese convento de ahí, al fondo de ese carballal…

Los pementos de Herbón

           La carretera sigue hacía Carcacía, de donde era el Trovador de Medievo “O Namorado” y un poco más allá está el “Xirimbao”, por donde pescaba Franco, o le ponían, como se decía por aquí, los salmones en el anzuelo sin que el general se apercibiera de ello…

           Se nos está haciendo tarde… Vamos a Iria-Flavia…

Antigua Catedral de Iria Flavia y el cementerio de Adina

            Esa larga casa de ahí es la Fundación Camilo José Cela… Dicen que por ella las cosas no van bien, por presunta mala gestión del patrimonio… Si Don Camilo levantara la cabeza, más de uno, y de una…

             Esa Iglesia, no lo es tal  es la Catedral más antigua de España y el cementerio de al lado, es el famoso Cementerio de Adina, cantado por Rosalía…

             Se dice que aquí, un tal Teodomiro halló los restos del Apóstol Santiago y llevó a Compostela… Aquí esta enterrado Cela, el pintor Carlos Bóveda y un sin fin de lugareños más con gloria o sin ella, pero que seguro quisieron a esta tierra, como es propio de todo buen padronés…

             Un rápido paseo por el pueblo, el folio apremia… Las calles de Padrón están todas enlosadas de piedra, y hay muchos edificios con historia que serían largos de enumerar. La plaza de Macías con su estatua, plaza con la suya de Baltar… todas ellas rodeadas de típicas galerías acristaladas…

             Vamos a hacer un alto en Rial, recobrando energías con buen pulpo “A feira”…      Ese largo paseo rodeado de plátanos, es el Paseo do Espolón que acoge en sus dos laterales las estatuas de Rosalía y de Cela, y se extiende al lado del emblemático Río Sar…

Río Sar por Padrón

             En este paseo se hacen las fiestas, y antiguamente ponían al mismo tiempo una orquesta en un final y otra en el otro y competían para ver cual de ellas acumulaba más gente…

             Esa Iglesia es la Iglesia de Santiago, que guarda, bajo su altar mayor, el Pedrón donde ató el Apóstol su barca cuando vino a Padrón para marcar el Camino de Santiago…

             Aquella maravilla de allí arriba, es el Convento dos Dominicos, con larga y profunda historia de sus moradores conventuales que le dieron a este valle una gran lección de fe…

             Vamos a cruzar este puente… lo hicieron los romanos. Esa fuente de ahí es la Fonte do Carme, su agua baja del Monte Santiaguíño, por donde se hace la popular Romería en Julio…

 

Peregrinos por Padrón captados por Mon Beiró

             Es una pena… tenemos que dejarlo… Aún nos quedaría mucho interesante por ver, pero el folio no da para más…

             ¿Os ha gustado?… Ir vosotros solos algún día, y terminar lo que nos quedó aquí sin rematar… No os arrepentiréis… 

*FERNANDO CASTAÑO es de Padrón… ¿No se le nota?

(2) Comentarios

  1. Pingback: TIERRA [La geografía vibrante]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *