PONTECESO

LA TIERRA Y EL MAR DEL BARDO

Sigo pensando en que te falta mucha Galicia por conocer y que este verano de nueva normalidad bien podrías seguirme, en algunas de las excursiones que he preparado para que te cures el estrés y cautericen todas tus heridas.

—- ¿Qué tal si nos subimos al mirador de los pinos rumorosos para ver la tierra verdescente y el mar azul y blanco? ¡Aquí nació nuestro himno!

Corme es el mar. Pondal, el bardo nativo. La ensenada del Anllóns el paisaje que lo distingue. La Punta del Roncudo el  emblema de los mejores percebeiros del mundo. La cruz da Cova da Serpe, la leyenda…

Ponteceso es uno de los municipios de la Costa da Morte con mayor interés turístico, en el que hay que imaginar el paisaje leyendo a Eduardo Pondal,  el poeta de la raza,  y visitarlo siguiendo sus pasos.

Así descubriremos las dunas de Monte Branco, el encuentro del Anllóns con el mar en un paisaje inigualable, en  la Ensenada de A Insua. Las playas y un mar de agujas en la Punta del Roncudo, cuna del mejor percebe. E incluso los verdes pinos que inspiraron el himno gallego.

Dicen que aquí está el paraíso aunque para llegar a él haya que ir a propósito.

De las 14 parroquias de Ponteceso solo tres miran el mar. El resto son de interior y su economía tiene mucho que ver con el rural gallego. Donde antes había trigo, ahora hay hierba para el ganado y algunas zonas hortícolas para el autoconsumo.

Pero el interior es tan hermoso como la franja costera, con rutas de senderismo que nos sorprenderán, como la que va desde el monte da Garga, en la parroquia de Anllóns, hasta el refugio de Verdes, una de las maravillas del municipio vecino de Cabanas.

Ponteceso, la capital municipal y Corme, la capital pesquera, concentran la mayor parte de la actividad económica y en estas villas habita la mayor parte de la población.

El castro de Nemeño es uno de los mas grandes de la comarca. La Pedra da Serpe, en Gundimil, cerca de Corme, es una buena prueba de los ancestrales cultos ofilátricos prerromanos. Y entre Ponteceso y Corme aún quedan restos de la Per Loca Marítima,  la vía romana del comercio que recorría toda la costa desde A Guarda hasta la ciudad de Cruña.

Es decir, esta fue tierra habitada desde muy antiguo por las tribus galaicas y por los celtas saefes, donde los romanos construyeron un puente levadizo sobre el río Ceso, que así llamaban al Anllóns.

Tiene cierto interés monumental la iglesia de A Graña, que es lo que queda del antiguo monasterio de Almerezo; también aquí hallarás románicos templos, los de Anllóns y Cores; y en Cospendo, donde fue bautizado Pondal, fíjate en las interesantes bóvedas de crucería.

El pazo del Bardo sigue en pié y está habitado por un sobrino suyo.      

Yo creo que deberías anotar Ponteceso en tu agenda veraniega y que, una vez allí, tu curiosidad te guíe por los emblemas próximos de la Costa da Morte.

(7) Comentarios

  1. Toda la Costa da Morte es muy linda pero especialmente esta zona del Anllóns es uno de los estuarios mas bonitos que puedes ver en Galicia y en toda España.

  2. Por la diversidad del paisaje y porque puedes comer los mejores percebes del mundo no te puedes perder una visita a Ponteceso, especialmente a Corme, puerto de los mas típicos de Galicia.

  3. No hay nada mas hermoso que Galicia y dentro de ella la Costa da Morte. Lo sé porque me pierdo todos los años entre Fisterra y Malpica. Un saludo desde Londres donde seguimos con el problemón del coronavirus y yo aún no puedo regresar a España por cuestiones de trabajo. Soy celador de un hospital.

  4. Con paisajes tan bellos no entiendo como la gente mayor de Galicia no se va a vivir a esos sitios de paz y calma. Yo porque aún no me jubilé pero cuando llegue la hora esperaré el final en un lugar así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *