POSTAL DE NAVIDAD

Los últimos días de diciembre nos exoneran del llanto,  que ya es Navidad, esa bella mezcla de la historia y el cuento contado al pié de un árbol de luces, que mantiene vivas las tradiciones y despierta lo mejor del ser humano.

Son días de paz y una página por la que fluye la buena gente que protagoniza los relatos hermosos al pié del belén…

En Galicia la Navidad sabe a marisco y a capón de Vilalba. Tiene sonido de gaita de fiesta y su paisaje verde viste de blanco rocío el amanecer del valle y de nieve blanca los tejados de pizarra.

Es el encanto de las meigas, la puerta abierta del edén, el camino de las estrellas, la gente que cree en milagros,  las campanas de Bastavales, las panxoliñas, la catedral, la luz del faro…  ¡Tambien el yule celta y el tizón de Nadal…!

Y el regreso a casa de los corazones errantes o la inevitable ausencia de los que están lejos, la canción amarga de una noche buena y de un feliz mediodía…

¡Desde Galicia, Bó Nadal!

CELTAS Y CRISTIANOS

La Navidad en Galicia tiene también elementos mágicos que por algo convivieron siempre, en todo el país, los ritos cristianos y las leyendas protagonizadas por los pueblos galaicos y los invasores celtas.

La cristianización trajo aquí las celebraciones religiosas propias de estas fechas, en las que el mundo cristiano celebra el nacimiento de Jesús de Nazaret, el hijo de Dios.

Estos ritos, tienen especial significación en los pueblos y villas en los que la participación popular se nota más, pero son más solemnes en la Compostela universal a cuya catedral siguen llegando peregrinos pese a ser las fiestas más familiares del año.

La Navidad celta, sin embargo, no celebra otra cosa que el solsticio de invierno, al que llamaron Yule. Es el momento del año en el que el sol está más bajo y se dispone a ascender para dar paso a un nuevo ciclo.

La celebración celta tiene lugar en lo alto de la montaña y la fiesta se inicia al amanecer con música de gaita. Se bebe y se come en abundancia durante todo el día y toda la noche hasta una nueva alborada.

En realidad, la fecha del 25 de diciembre como el día de la Natividad la fijó la Iglesia en la Edad media, para que sus fieles prestasen menos atención a las fiestas paganas del Yule.

LA GENTE DEL MAS ALLÁ

Los gallegos de ahora interpretamos que la Navidad es la disculpa para que la familia se reúna, una fiesta hogareña en la que todos respondemos a la llamada del lugar donde nacimos y crecimos, para –igual que en el rito celta- beber, comer y cantar panxoliñas.

Hay una leyenda que cuenta como en la Noiteboa acuden también a la casa familiar los antepasados muertos, que se sitúan en torno al fuego de la lareira antigua.

Una arraigada tradición de la Galicia montañesa, que identificamos como Tizón o Cepo de Nadal, consiste en poner al fuego un madero grueso de carballo que dejaremos arder solo hasta la mitad.

Luego, lo apartamos de la lumbre y guardamos los carbones, que tienen propiedades mágicas, ya que evitan las tormentas y el pedrisco que destruye las cosechas.  

Esta tradición también la encontramos en el Yule de los celtas, que guardaban un tronco días antes del solsticio para adornarlo posteriormente  con piñas de conífera, acebo, hiedra y muérdago.

Este puede ser el origen del árbol de Navidad…

TRADICIÓN CELTA

Tras varios días engalanado y colocado en un lugar de honor del hogar, para que todos los miembros de la familia pudieran tocarlo y dejarse golosinas y regalos, se quemaba el tronco en el mismo momento de ponerse el sol, al llegar la noche del solsticio de invierno.

La madre de la familia era la que prendía el fuego. El tronco se quemaba lentamente y sus cenizas se guardaban con veneración por sus propiedades mágicas, que incluso curaban las enfermedades. Además se guardaba algún resto del tronco hecho carbón para encender el fuego del próximo solsticio.

(20) Comentarios

  1. Xerardo:
    Tú sabes bien que yo no celebro la ¿NAVIDAD DE QUIÉN..? Desde hace más de sesenta años.
    A los catorce comencé a leer ‘LAS RUINAS DE PALMIRA’ de Volney, y un año después, PRINCIPIOS ELEMENTALES DE FILOSOFÍA’ de Politzer.
    Continué varios años después con ‘RELIGION Y CIENCIA’, de Bertrand Russell y editado en México en 1956’; ‘CINCO TESIS FILOSÓFICAS DE MAO, EDITADO EN 1974 en Pekín y conseguido por mí en Paris en el mismo año. ‘EL PENSAMIENTO DE CARLOS MARX’, tomo de 738 páginas, escrito por Jean Yves Calvez, y leo muchos más después, hasta hoy…
    Estas fechas en las que mucha gente fallece de hemorragias cerebrales y de otras enfermedades, por pasarse cantidad con los manjares, otra se muere de hambre, que son una enorme cantidad, incluidos seres inocentes y aún niños.
    Creo que la religión que se distribuye desde el VATICANO, S.A. tiene la culpa de todo eso…¿o no…?
    Para mí estos festejos son muy tristes por muchas cosas más; muchas y por mi ATEISMO.
    Creo que los reyes magos fueron las personas que inventaron las ANDAINAS EN CAMELLOS. ¿No les parece..?
    De todas formas mi deseo es que todo el mundo se sienta feliz en estas fechas y las de fin de año que festejan y, especialmente los niños el día 6 de Enero. Es terrible también la tristeza de esas inocentes criaturas que no se le obsequia con nada, nada, nada, nada, por la pobreza de su familia y por otras causas diversas.
    Afectuosamente:
    CARLOS VELLO o VIEJO.

  2. Disculpen: como soy un gran despistado, el libro de Politzer se titula ‘PRINCIPIOS ELEMENTALES Y FUNDAMENTALES DE FILOSOFÍA’. Yo lo he escrito mal.
    Tengan buen año, Reyes y otras cosas ¡y que reciban muchos regalos!
    Otro saludo:
    CARLOS VELLO o VIEJO

  3. Carlos Vello. Non fai falla ser relixioso e ter fe no que non vimos para ir de festa. Tómate o asunto este do Nadal como se fose una verbena mais desas nosas, nas que non se reza, senón que se come ben e a modo e se beilla (o que pode e sabe). Agarimos desde A Valenzá, meu probe pobo os que os madrileños poñenlle o acento na primera «A».
    Por certo… Si leiches tanto cando eras novo… ¿Tiñan tempo para isas outras cousas que fan os rapaces coas rapazas?

  4. Pásenlo bien de vacaciones y disfruten de la Navidad que de ilusión también se vive. Ya da bastantes coces el día a día. Besos desde el sur de América, Chile.

  5. Gracias por esta bonita postal a la que correspondo con mis mejores deseos desde Mexico D.F. Soy una gallega que lleva muchos años en este país añorando mi tierra.

  6. Deseo que a nadie le falten razones para sonreír, no solo en las fiestas, sino el resto de la vida.
    Si no tuvieran ninguna, yo los abrazaría.
    Y les sonreiría.
    La sonrisa ,además de grata y gratuita, es contagiosa e inexplicable.
    ¿Viste cómo te devuelve, amplificada, la sonrisa un niño que apenas balbucea?
    Él sabe leer y reproducir la emoción de tu rostro.
    Y si llorás, lo harás llorar.

  7. El viento peregrinó también a Santiago. Hay que ver como se menean las torres de la Catedral. En fin, felices fiestas y que este medio ciclón se vaya cuanto antes que me pone muy nerviosa.

  8. Muy bonita la postal de Navidad. Que la felicidad que nos enviáis todo el año os colme también a vosotros y que el año nuevo os traiga salud y trabajo. Un saludo desde Montevideo.

  9. Gracias por esta bonita postal entre lo celta y lo católico. Yo tampoco creo en milagros, señor Vello pero me gustaría que, al menos durante estos días, se produjera alguno y nos entendiéramos todos un poco mejor.

  10. A punto de despedir el año del «sí, do non ou do quen sabe», como escribió el poeta, hagamos votos para que el 2020 aleje de nosotros esa crisis. Feliz Navidad a todos los que nos reconfortáis con la parte buena de la tierra amada. Un saludo desde París de esta luguesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *