“RESTREPO” VIVE SU PROPIA LIBERTAD

Restrepo. Asturias.

Restrepo. Asturias.

La experiencia de los soldados americanos en Afganistán mereció un documental de premio llamado “Restrepo”, dirigido por Tim Hetherintong y Sebastián Junger. Si uno de los dos hubiese conocido a nuestro Restrepo seguro que hubiera encontrado motivos para escribir un guión.

Sin embargo, a nuestro hombre le conocen por Restrepo porque es de este hermoso pueblo asturiano, perteneciente al ayuntamiento de Vegadeo. Está camino de Oscus, cuando dejas atrás los hórreos típicos de la zona y el valle del Suarón. Es un pueblo fundado por don Alonso López de Restrepo en el año 1647. Don Alonso es el antecesor de lo que en Colombia llaman “la restrepiada”, que se refiere a las muchas personas que llevan como apellido el nombre de ese lugar de la patria querida. Imaginaos si los Restrepo han recorrido mundo.

Ría de Ribadeo

Ría de Ribadeo

Todo lo contrario que José Ángel Cancio que es de Restrepo pero no un “restrepiado”, aunque la gente le conozca por ese sobrenombre. Él solo cruzó la ría y se asentó en Ribadeo.

Pero ahora decidió vivir al pie de la carretera. Con cuatro láminas de metacrilato construyó su hogar de dos metros cuadrados, suficientes para él y para sus gatos.  Le llamaron loco porque llegó a acumular dos camiones repletos de basura en los alrededores del lugar, ahora limpios gracias al ayuntamiento. Pero el psiquiatra dijo que…

—- Vive así ejerciendo su propia libertad.

José Ángel está cuerdo, aunque sufre el “síndrome de Diógenes”, pero eso no es motivo suficiente, según la Fiscalía, para declararlo “inútil” y así poder recibir apoyos del Estado.

—- Él es feliz así…

Lo dice el mismo psiquiatra.

Ribadeo

Ribadeo

Y así debe de ser porque él mismo rechazó una ayuda social. Ahora tiene sesenta años pero detrás de ellos esconde un pasado lleno de normalidad.

Cuando llegó a Ribadeo montó un bazar en una de las zonas más comerciales de la villa. También creó una emisora de FM, la pionera del municipio…

—- Pero siempre fue un excéntrico.

La gente de Ribadeo así lo catalogó a partir del momento en que tuvo la ocurrencia de montar un zoo en su casa. Como quiera que se produjeran varias denuncias por este hecho, el ayuntamiento se hizo cargo de los animales.

En el 2013, solo, sin familia, arruinado, fue desahuciado de la casa en la que vivió durante una década. Desde entonces decidió ocupar una finca privada y vivir a su aire.

La gente de Ribadeo, ahora que su historia vio la luz, dice sentir una mezcla de simpatía y lástima por Restrepo, pero lo cierto es que el alcalde, Fernando Suárez, comenzó a ocuparse de él cuando alguien le contó que “era un peligro para la salud pública”.

Los del ayuntamiento le dejaron “su hogar” en pié, pero solo durante unos días. A cambio, José Ángel prometió que iría a comer a un piso tutelado. Lo prometió a cambio de que lo llevasen a visitar a sus animales…

Lo que sucederá en los próximos días es una incógnita.

Diógenes de Sínope

Diógenes de Sínope

En este tiempo de reencuentros, de sonrisas y emociones, esta historia me conmovió especialmente. Y más aún al saber que se cuentan por miles las personas que sufren este trastorno, propio de gente mayor y que se caracteriza por el abandono personal y el aislamiento voluntario para rodearse de grandes cantidades de basura y desperdicios.

Por cierto, le echan la culpa de esta enfermedad al filósofo griego Diógenes de Sínope, cosa que no tiene ningún sentido, ya que él se proclamó enemigo de las necesidades materiales y no partidario de su acumulación.

Si os topáis con un caso semejante, prestadle ayuda pero permitidle que “viva su propia libertad”. Como Restrepo.

LIBERTAD +

(9) Comentarios

  1. Sí, es algo incomprensible. Al pobre Diógenes le culpan de esta enfermedad cuando él nunca quiso tener nada, ni siquiera basura. Las historias de esta gente son tremendas y pocas veces tienen arreglo sus males.

  2. Un pequeño aporte histórico. Don Alonso López de Restrepo (primera persona conocida con ese toponímico), casado con doña María Fernandez, ya habitaba el sitio en el siglo XVI.
    Don Alonso López de Restrepo y Méndez de Sotomayor (bisnieto) y su primo Marcos López de Restrepo (Sanlúcar de Barrameda) viajaron al Nuevo Mundo en 1640, como parte de los tercios embarcados de Felipe IV y después de varias batallas en el Caribe contra los piratas, de luchar contra los franceses en Europa y de muchas otras aventuras en el mar, finalmente llegan a Cartagena de Indias en 1646 para establecerse en Nueva Granada. Viajan tierra adentro de lo que hoy es Colombia y llegan Antioquia, región de montañas y valles verdes muy parecida a la suya donde posteriormente fundan (con otros) en 1675 la que hoy es conocida como Medellín.
    Don Alonso, ya siendo alférez, contrae matrimonio en 1652 con doña Josefa de la Guerra Peláez (Jerez). Su primo Marcos se casa con la hermana de doña Josefa, María Magdalena. Estos dos nobles señores son los fundadores de la gran estirpe asturiana en Colombia que lleva su apellido, estimada hoy en más de 300.000 personas repartidas por todo el mundo. (El apellido Lopez original fue dejado de usar un par de generaciones después siendo reemplazado por el toponímico Restrepo).

  3. La fundación de la Villa de la Candelaria Medellín fue dada por Real Cédula solicitada a la Corona y ejecutada por el gobernador Miguel de Aruiñaga, pero quienes gestionaron la fundación fueron los López de Restrepo quienes ya estaba asentados en el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *