RODRIGO RATO

Ha vuelto a la palestra esta semana. Le han absuelto en uno de los dos juicios que tenía pendientes y resulta que además salió de la cárcel con el tercer grado. En tiempos de guerra la Lotería solo metió su número en el bombo. Con la sentencia absolutoria los jueces aumentaron el número de indignados y lo de que salió con una pulserita de control es un chiste sin gracia. El caso es que ahí está. Ya puede pasear su culo feo por la zona de Alcalá y la que se le antoje, en un Madrid confinado del que no sale ni Dios.

EX HIJO ADOPTIVO DE VIVEIRO

Rodrigo Rato, uno de los políticos más vilipendiados por la opinión pública, tanto por su nefasta gestión al frente de Bankia como por las cantidades que se embolsó como presidente de ese banco, era de los asiduos del verano en Viveiro.

La capital de A Mariña lucense presumió durante un tiempo de tener tan ilustre huésped allí, de vacaciones. Cuando fue ministro, vino cada estío de forma ininterrumpida e incluso participó en los actos religiosos de alguna Semana Santa, que si bien no tiene la fama de otros lugares, sí goza de merecido prestigio turístico.

Rato era en Viveiro todo un personaje ilustre y había quien cuchicheaba a su paso:

—- Se nota que veranea aquí el ministro porque vienen más los de Madrid. Su mera presencia arrastra a otra gente de dinero…

Es posible que tuvieran razón porque por aquel entonces no era un ministro cualquiera, era el vicepresidente económico del gobierno de Aznar, el amigo de Bush.

Y luego, no veas lo que presumieron por Viveiro cuando alcanzó el gran honor de ser presidente del Fondo Monetario Internacional

Porque ya digo, Rato era “el personaje” de uno de los lugares más hermosos que se pueden ver en esta Galicia Única, habitado por gente de una gran afabilidad. Siempre que estuve allí y fueron muchas veces, sentí ganas de quedarme.

Así que no es de extrañar que en aquel momento Rodrigo Rato recibiera el más grande de los honores que te puede otorgar un ayuntamiento: lo nombraron Hijo Adoptivo de Viveiro.

Sin embargo, el jueves 25 de Abril del 2013, mientras en Portugal celebraban el aniversario de la Revolución de los Claveles, en Viveiro se reunía el pleno municipal para, entre otras cosas, “retirar el título de Hijo Adoptivo de Viveiro a Rodrigo Rato”. Y así ocurrió…

Lo justificó el concejal nacionalista Bernardo Fraga con una intervención de esas que la prensa calificaría de  brillante, en otra época en la que los cronistas eran más amigos de los adjetivos.

Contó Fraga al pueblo de Viveiro y a cuantos sentimos curiosidad por su discurso…

El transcurrir vital de Rodrigo Rato está totalmente apartado de Viveiro, no tiene nada que ver con la ciudad. Esta crisis económica en la que estamos inmersos tiene responsables políticos y sociales que fueron los que llevaron al Estado Español a la situación en que se encuentra.

Para nosotros Rodrigo Rato, al frente del FMI y de Bankia, es uno de los rostros de la crisis y del engaño que se produjo a miles de personas con las participaciones preferentes y con políticas dedicadas a los grandes capitales transnacionales…

Es una de las caras de la crisis y no queremos que sea hijo de nuestra ciudad».

Supongo que al presidiario en tercer grado Rodrigo Rato no le importó mucho ya entonces aquel acuerdo plenario votado a favor por BNG y PSOE, en contra por el PP y con las abstenciones de dos ediles independientes. Quien no conoció la honra poco se preocupa por la deshonra.  

Aquella medida fue bien acogida por la mayoría de los ciudadanos de Viveiro… Aunque todos añaden que les hubiera gustado aún más que la moción añadiese una petición “a quien corresponda” para que le obligasen a devolver la exorbitada cantidad de dinero que cobró por su gestión en Bankia, de gran influencia en el triste final que tuvieron todas las cajas de ahorros. 

(3) Comentarios

  1. En este país hay muy poca vergüenza. Que este señor esté en la calle y Junqueras en la cárcel bien dice de quien maneja el Poder Judicial, ese que no dan renovado. Hay mucho facha con toga.

  2. ¿Y los estafados que hacemos ahora? ¿Nos cruzamos de brazos? ¿A qué justicia acudimos? ¿A Europa como Torra?
    Me pregunto quien sería el juez que tuvo la cara dura de ponerlo en libertad porque a los que le absolvieron por haber estafado millones ya les vi el rostro en la tele. Si no podemos confiar ni en la justicia que hacemos ¿Los dejamos solos y nos vamos a otro país todos? Mejor que se vayan ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *